Narcos se aprovechan de extrema pobreza en comunidades para proteger trasiego

Petén es donde más se localizan aeronaves con cargamentos de droga. La mayoría de jets y avionetas provienen de Venezuela.

Las autoridades han confiscado jets y avionetas que trasladaban cargamentos de drogas. (Foto; Hemeroteca PL)
Las autoridades han confiscado jets y avionetas que trasladaban cargamentos de drogas. (Foto; Hemeroteca PL)

El pasado domingo, las autoridades reportaron que dos aeronaves ingresaron al país de forma ilegal, las cuales fueron detectadas por los radares de la Fuerza Aérea Guatemalteca y aterrizaron en Petén.

Cuando las autoridades llegaron al lugar donde aterrizó la segunda aeronave, cinco kilómetros al sur de la aldea Rosa Jamaica, en Sayaxché, Petén, los pobladores les impidieron el paso. Rubén Téllez, portavoz del Ejército, informó que de enero a la fecha han encontrado cinco aeronaves, todas en Petén.

La primera, el 10 de enero, en La Libertad; la segunda, el 31 de enero, en Petén; la tercera y cuarta, el 18 y 21 de febrero, respectivamente, en San Andrés, y la última, también el 21 de febrero, en Sayaxché, añadió Téllez.

El portavoz dijo que en el caso de Rosa Jamaica, los pobladores impidieron el paso durante algunas horas, y cuando lograron entrar, solo hallaron los restos del fuselaje de la aeronave enterrados, por lo que sospechan que el bloqueo permitió desmantelar la aeronave y enterrarla. Esa hipótesis deberá ser confirmada e investigada por el MP, añadió Téllez.

En el 2020, fueron encontradas 39 aeronaves, de las cuales 20 aterrizaron en Petén, nueve en Retalhuleu, tres en Quiché, tres en Alta Verapaz, las demás en Santa Rosa, San Marcos y Suchitepéquez. Además, 21 fueron avionetas y 18 supersónicos, los cuales pueden cargar más droga.

Un informe del índice de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) señala que en Alta Verapaz, el 53.4% vive en extrema pobreza, es el departamento más pobre del país; en Petén, el 20.2%.

Según el Ejército, en el 2019, fueron halladas 24 de 54 aeronaves, en Petén, es decir, el 44% aterrizó en ese departamento. En Quiché, Alta Verapaz, Izabal y Retalhuleu fueron los otros lugares donde se localizaron más aeronaves.

Bloqueos

En algunas aldeas, los pobladores se han opuesto a que las autoridades ingresen a efectuar diligencias antinarcóticas.

En el 2019, comunitarios de la aldea Nueva Cajolá, Champerico, Retalhuleu, impidieron por más de 24 horas a fiscales, policías y soldados que ingresaran a una finca en donde aterrizó una aeronave que transportaba droga. En imágenes que compartió el Ejército, se observó que, después de que descendió la avioneta, varios vehículos se acercaron para descargar la droga y la trasladaron hacia otro lugar.

En el 2020, durante un operativo antinarcótico en El Chico, Champerico, ocurrió lo mismo con los pobladores. Un investigador que prefirió omitir su nombre dijo que en esa ocasión un grupo de comunitarios rodeó la casa donde harían el allanamiento e intentaron atacar a los agentes.

El año pasado, policías antinarcóticos utilizaron gases lacrimógenos para dispersar la protesta de quienes se opusieron a que inhabilitaran una pista clandestina en Playa Grande, Ixcán, Quiché.

Y en lo que va del año, el MP informó que al finalizar un operativo para erradicar arbustos de coca y desmantelar un laboratorio en la Sierra de las Minas, entre San Antonio 1 y San Francisco, en Santa Catalina La Tinta, Alta Verapaz, comunitarios trataron de evitar que terminaran sus labores.

El 6 de febrero, el Ministerio de Gobernación informó que en la aldea El Sompopero, San Luis, Petén, fueron retenidas 22 personas, incluidos agentes antinarcóticos y miembros del Ejército cuando efectuaban recorridos de reconocimiento en el lugar. Otro investigador que prefirió omitir su nombre dijo que cuando se dan situaciones de conflictividad, han observado que las personas que se identifican como pobladores están organizadas, porque no nombran ningún líder, pero cuando intentan dialogar con alguno, todos se reúnen y deben de entablar el diálogos con todos los comunitarios.