Justicia

El 70% de jóvenes se rehabilita

De los jóvenes que son remitidos a los juzgados, el 70 por ciento se rehabilita por medio  de terapias y talleres impartidos en los centros, informó el Juzgado de Control de Ejecución de Medida para Menores en Conflicto con la Ley Penal.

Por Glenda Sánchez

Los juicios son abreviados cuando hay acuerdos entre las partes procesales y los jóvenes aceptan su culpa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los juicios son abreviados cuando hay acuerdos entre las partes procesales y los jóvenes aceptan su culpa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El juzgado indicó que el 90 por ciento de los adolescentes que no pertenecen a una pandilla se regenera, a diferencia de los pandilleros que solo lo hace el 40 por ciento.

“A los jóvenes que pertenecen a pandillas les cuesta más restaurarse que los denominados paisas —no son pandilleros, aunque se dedican a alguna actividad delictiva—, por el hecho que los miembros los amenazan si abandonan la célula, pues al momento de ingresar —a la mara— pactan y asumen beneficios como ayuda económica para sus familias”.

Señaló que una de las dificultades es la poca participación de empresas para brindar oportunidades laborales a los jóvenes rehabilitados para que ingresen a una actividad productiva al cumplir con sus sentencias.

Sin expectativas

La esperanza de vida de un adolescente de 16 años procesado, no pasa de los 20. Esa fue la respuesta de un joven consultado en corredores del juzgado, pues considera que por las actividades que tiene en la célula, en cualquier momento podría perder la vida.

El adolescente entrevistado vive con sus padres y hermanos en San Pedro Ayampuc, en condiciones precarias, indicó. Ha sido remitido a los juzgados varias veces por delitos menores y sus sanciones han sido leves.

Su expediente forma parte de los seis mil 317 que registra el Ministerio Público (MP) de 2013 a 2015 en la fiscalía de Adolescencia y Niñez.

De esa cantidad, el 18 por ciento —equivalente a mil 152 procesos— han llegado a sentencia. De ese total el 85 por ciento —mil 318— han sido condenados.

Juicios son cortos

Verónica Galicia, del Juzgado de Control de Ejecución de la Medida de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal, explicó que la mayoría de las condenas se deben a que los jóvenes aceptan haber cometido los hechos que le imputa el MP y se efectúa un juicio abreviado.

“La ventaja para la defensa y el adolescente es el pacto con el Ministerio Público para una sanción más corta si enfrentara un debate normal, donde se jugaría hasta seis años de su libertad”, explicó.

La jueza agregó que en las primeras audiencias los adolescentes se resisten y niegan los hechos, aunque a medida que avanza el proceso se responsabilizan de sus actos. “Incluso narran otros hechos que han pasado desapercibidos para el sistema de justicia”, aseveró Galicia.

Investigadores de la fiscalía de Adolescentes y la psicóloga Nelly Zunum coinciden con la jueza. “La culpa no la reconocen de inmediato, durante el tiempo que se desarrollan las audiencias, se les orienta a través de terapias de las consecuencias que tendrán para ellos y los demás. Ellos reflexionan y muchos asumen su culpabilidad”, confirmó Zunum.

Galicia refirió que pese a que los hombres han sido históricamente los más señalados, el año pasado se muestra una mayor participación de las mujeres. Aseguró que los factores podrían ser el nuevo rol que tienen dentro de las pandillas y la vulnerabilidad que existe para persuadirlas.

“A eso se suma que las jovencitas pasan más desapercibidas que los hombres. Se considera que las autoridades perciben más a un hombre cuando comete un delitos que a una mujer”, indicó.

Zunum agregó que además del empoderamiento, la edad es otro factor. “Entre más jóvenes, son más fáciles de manipular”.

Para el pedagogo Alfredo Figueroa el amor entre los miembros de las pandillas es otra característica. Señaló que la diferencia está en los crímenes contra mujeres que son con más saña, para intimidar.

“Los asesinatos contra mujeres en la mara son más brutales. A ellas las desmembran y violan”, afirmó.