Jueza bloquea partes polémicas de ley de inmigración de Arizona

Cuando faltaba un día para que entre en vigencia la ley de Arizona, una juez bloqueó el miércoles las partes más polémicas de esta, otorgándole una importante victoria legal a los opositores de la medida; aunque siempre se criminaliza la inmigración ilegal.

Publicado el

PHOENIX – En la orden de la jueza Bolton se indica que “hay una probabilidad sustancial de que los agentes detendrán erróneamente a inmigrantes legales bajo la nueva ley”.

“Al aplicar esta medida, Arizona impondría una carga extraordinaria, inusual y característica a los inmigrantes ilegales que sólo el Gobierno Federal tiene autoridad para imponer”, añade jueza.

Boltón dejó fuera la potestad que la norma daba a las autoridades de investigar el estatus migratorio de una persona detenida en caso de que existan dudas sobre si ese individuo está en el país de forma legal.

También se cambió la sección donde se establecía que los inmigrantes deben llevar consigo los documentos de identificación todo el tiempo. De esta manera era ilegal que lostrabajadores pidan trabajo en sitios públicos.

Bolton, una antigua juez de condado elevada al distrito federal por elpresidente Bill Clinton, paraliza también otro artículopolémicos, como el que acelera los proceso de deportación, y deja vigentes únicamenteaquellos que no son motivo de controversia, como el que castiga a laspersonas que recojan inmigrantes ilegales en las calles para llevarlosa trabajar o el que crea los mecanismos de reclamación en el que casode que alguien se sienta víctima de discriminación racial.

El fallo se produjo justo cuando la Policía estaba haciendo preparativos de último minuto para comenzar a aplicar la ley y mientras activistas estaban planeando grandes manifestaciones contra la medida.

La ley de inmigración de Arizona, conocida como SB1070, quedó promulgada por la gobernadora Jay Brewer el pasado abril. Sus críticos alegan que puede conducir a la discriminación racial, en especial contra la población hispana.

Para evitar su vigencia un grupo de activistas pensaba despojarse de sus documentos de identificación antes de bloquear el acceso a las  oficinas federales, en un abierto desafío a la Policía para que les pida susrecto de la raza de un individuo o grupo étnico por la Policía como un factor para decidir si aplica la ley, como en el caso de pedirle a una persona que e detenga por una infracción de tránsito.

En Phoenix, el alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio pensaba realizar su 17 batida contra la delincuencia y la inmigración ilegal, sin consideración al fallo de la juez Bolton.

Arpaio, famoso por su dureza con la delincuencia y la inmigración ilegal, enviará unos 200 agentes y voluntarios vigilar las infracciones de tránsito, localización de delincuentes prófugos y otros delitos. En sus redadas han caído también indocumentados buscados por la justicia.

“No esperamos. Nos limitamos a actuar” , dijo Arpaio. “Si existe una nueva ley, la haremos cumplir” .

Se calcula que en Arizona hay cerca de 460.000 inmigrantes ilegales, la mayor parte de ellos hispanos. En todo EE.UU. se considera que residen doce millones de indocumentados.

Las encuestas apuntan a que la mayor parte de los estadounidenses respaldan la SB1070.

Unsondeo del Instituto Gallup difundido el martes pasado cifraba en el 60por ciento el porcentaje de votantes que está de acuerdo con esa ley.

como la normativa que requiere que la policía determine el estatusmigratorio de una persona detenida en caso de que existan dudas sobresi ese individuo está en el país de forma legal.

Otra resolución de la jueza que fue cambiada es la sección donde seestablecía que los inmigrantes deben llevar consigo los documentos deidentificación todo el tiempo. De esta manera era ilegal que lostrabajadores pidan trabajo en sitios públicos.