Embajador de Estados Unidos afirma que continuarán las deportaciones de guatemaltecos, habla de cifras récord de migración irregular y también del TPS

La Cancillería guatemalteca y autoridades de EE. UU. dieron a conocer acuerdos alcanzados para el retorno seguro de migrantes.

 Raúl Berríos, secretario ejecutivo de Conamigua; embajador de EE. UU., William Popp; canciller guatemalteco, Pedro Brolo y Estuardo Rodríguez, director del IGM durante la conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: Minex)
Raúl Berríos, secretario ejecutivo de Conamigua; embajador de EE. UU., William Popp; canciller guatemalteco, Pedro Brolo y Estuardo Rodríguez, director del IGM durante la conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: Minex)

El Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, y el de Estados Unidos, por medio de la Embajada acreditada en el país, participaron este lunes 13 de septiembre en una conferencia de prensa en la que informaron sobre acuerdos alcanzados por ambos países para el retorno de personas migrantes. Además se habló sobre deportaciones, proceso seguros de migración y también sobre cómo va el avance de la Petición de TPS para los guatemaltecos en el país del norte.

En la conferencia participó el Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pedro Brolo, y el embajador de Estados Unidos en el país, William Popp, además, Estuardo Rodríguez, director del Instituto Guatemalteco de Migración y Raúl Berríos, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua).

El embajador de Estados Unidos, William W. Popp, agradeció al Gobierno de Guatemala y todas las agencias e instituciones representadas en la conferencia y los catalogó como socios en un esfuerzo conjunto para apoyar el retorno digno y seguro de guatemaltecos a Guatemala.

Refirió que el Gobierno de Estados Unidos está comprometido en trabajar con Guatemala en ese esfuerzo, está comprometido en implementar un sistema de inmigración justa, ordenada y humano que mantenga firmemente la seguridad fronteriza y también contribuya a la seguridad conjunta de la región.

“La disuasión de la migración irregular en la frontera sur de los Estados Unidos sigue siendo una prioridad para la administración del presidente -Joe- Biden y la vicepresidenta -Kamala- Harris, y continuamos trabajando incansablemente para retornar de forma rápida a los ciudadanos extranjeros que intenten ingresar a los Estados Unidos sin documentación valida o una petición legítima de entrada”, mencionó Popp.

Recordó que el pasado 2 de septiembre el Gobierno de EE. UU. en colaboración con el Gobierno de Guatemala, reanudó los vuelos de retorno para los ciudadanos guatemaltecos, incluyendo familias, quienes llegan directamente a la Fuerza Aérea Guatemalteca bajo del Título 42, que es el retornado expedito, que esa es una forma de devolver las personas lo más rápido posible durante la pandemia y hacerlo la forma más segura y sana.

Las expulsiones bajo Título 42 se originan de una de las restricciones fronterizas entre México y Estados Unidos la que se implementa para evitar la propagación del covid-19.

Bajo esta medida de salud pública, EE. UU. expulsa de su país a las personas y las envía hacia México o a sus países de origen.

El embajador mencionó que las personas retornadas bajo de este título 42,  son recibidos en Guatemala en el Centro de Recepción de Migrantes, que es financiado por USAID y fue inaugurado por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas  y el presidente Alejandro Giammattei, el 7 de julio de este año.

Lea además: “La administración Biden-Harris se ha convertido en un rehén de la narrativa antimigrante”

Continuarán las deportaciones

El embajador Popp añadió que en estos vuelos de retorno, en las última semana y media, han retornado en una forma segura más de 600 guatemaltecos y que en las próximas semanas  continuarán retornando guatemaltecos qué lleguen a la frontera de los Estados Unidos de forma irregular.

Popp fue consultado por periodistas si sabía cuántos Guatemaltecos podrían ser deportados desde Estados Unidos y mencionó que la cifra varía constantemente, pero dijo que hay un nivel récord de personas, incluyendo guatemaltecos, que están llegando a la frontera de los Estados Unidos.

Refirió que hasta unos 30 mil guatemaltecos han llegado a la frontera de Estados Unidos a en los últimos meses y  han estado siendo tratados bajo dela el Título 42 y por eso el gobierno de ese país tienen vuelos para devolver las personas de forma más rápida  y segura posible.

Lea también: “Piénsalo dos veces”: el lema de la campaña que busca evitar que los guatemaltecos migren a EE. UU. de manera irregular

El funcionario de EE. UU. comentó que la cantidad de personas en la frontera, particularmente durante la pandemia, representa un peligro para la salud de ellos mismos y las comunidades, entonces este proceso  permite que una vez que los migrantes son encontrados en la frontera de Estados Unidos, puedan ser procesado en una forma rápida para para ser devuelto a Guatemala.

Dos vuelos de deportados al día

Popp aseguró que a partir de esta semana estarán haciendo 2 vuelos de deportados por día, entre el lunes y viernes, y en cada uno vendrán unas 130 personas aproximadamente y eso da una idea de la cantidad de personas que vendrán.

“Quiero agradecerle al Gobierno de Guatemala y también al Gobierno de México por trabajar con nosotros a para abordar ese flujo de inmigrantes irregulares en la región y garantizar el retorno seguro a estas personas con el trámite debido y asistencia a quienes regresan a sus hogares”, señaló el diplomático de EE. UU.

“Los Estados Unidos va a continuar haciendo cumplir con nuestras leyes de inmigración en una manera justa y humana y vamos a continuar trabajando con el Gobierno guatemalteco para apoyar el regreso seguro de los migrantes guatemaltecos también sabemos que es imperativo que todos nosotros los gobiernos, la sociedad civil, sector privado y todos los sectores aborden también las causas fundamentales de la migración irregular en el largo plazo”, señaló Popp.

Lea además: “Vamos a tener mucha gente aquí atorada”: el gobierno de Biden gana tiempo para reformular sus políticas migratorias

Añadió que saben que los guatemaltecos abandonan el país en busca de un futuro mejor para ellos y por eso el Gobierno de Estados Unidos quiere trabajar con el Gobierno de Guatemala para crear en el país un futuro de más prosperidad, más seguridad, fuerte estado de derecho para que haya más posibilidades, oportunidades y las alternativas a la migración.

Contra los coyotes

Popp afirmó que los esfuerzos entre su país, México y Guatemala incluyen un compromiso en la aplicación de la ley para identificar y enjuiciar a los traficantes de personas que se aprovechan de los migrantes y a menudo los ponen en riesgo.

TPS para guatemaltecos

Periodistas consultaron cómo avanza la petición que hizo el gobierno de Guatemala para que Estados Unidos otorgue un Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), para los migrantes guatemaltecos, y el embajador Popp señaló que han recibido el pedido guatemalteco, pero que es un proceso que lleva un tiempo para considerar todos los aspectos.

Informó que esta petición continúa bajo de la consideración del Departamento de Seguridad Nacional y que secretario Mayorkas tuvo la oportunidad, en julio de este año, de conocer la situación del país.

Lea también: Migrantes retornados a Guatemala podrán acceder a la vacuna contra el coronavirus

Brolo insisten en el TPS

Aprovechando la respuesta, el canciller Pedro Brolo dijo: “Quiero aprovechar la oportunidad para para pedirle, y agradecerle, que traslade señor embajador esa solicitud de nuevo al secretario Mayorkas del Departamento de Seguridad Nacional. Todos sabemos la importancia que merece para para Guatemala que nuestros migrantes puedan contar con mayor certeza, mayor seguridad para poder optar a empleos formales mejores pagados”.

Señaló que es importante el TPS en este momento tan difícil después de las tormentas ETA e IOTA y de la pandemia por el coronavirus, para que los migrantes guatemaltecos puedan seguir apoyando a sus familias de forma más segura.