Familias reciben a hijos migrantes

El 97 por ciento de los guatemaltecos menores de edad que han ingresado de manera ilegal en EE. UU. han sido entregados a sus familiares en aquel país, como lo define la ley.

Julio López, de Malacatán, San Marcos, lleva a sus hijos, quienes el lunes fueron deportados de México. Los menores pasaron la noche en un albergue.
Julio López, de Malacatán, San Marcos, lleva a sus hijos, quienes el lunes fueron deportados de México. Los menores pasaron la noche en un albergue.

Sin embargo, esa medida, que es otorgada por el Departamento de Salud estadounidense, no garantiza que los niños no sean deportados en el futuro.

La semana pasada un portavoz del Departamento de Salud de EE. UU. afirmó que “el 96 por ciento de los menores detenidos, 49 mil 567, han sido entregados” a sus familiares.

“Son muy poquitos —los que no se quedan en EE. UU.—, de 240 niños que entrevisté la semana pasada en un albergue, solo encontré uno que no se iba a reunificar porque no tenía ningún familiar aquí”, explicó a Prensa Libre, vía telefónica, José Barillas, cónsul de Guatemala en Houston, Texas.

Según el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua), la reunificación no garantiza la estadía de los infantes en aquel país.

“Los menores están de manera temporal con sus familias, pero en proceso de deportación. Después un juez conoce los casos y decide si los expulsa o si se pueden acoger a un beneficio migratorio”, expuso Alejandra Gordillo, titular de Conamigua.

Afirmó que la intención de entregar a los menores a sus familiares en EE. UU. puede obedecer a los costos elevados que representa resguardar a los niños por mucho tiempo.

Problema imparable

Según Barillas, hasta ayer seguían en centros de detención unos mil menores, ya que, pese a que a diario se envían a los albergues, con el mismo ritmo llegan a la frontera.

El presidente Otto Pérez Molina anunció que junto a sus homólogos de El Salvador y Honduras planea viajar a EE. UU. para reunirse con el gobernante Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden, a quienes propondrá que parte de los recursos que destinan para proteger sus fronteras se asigne a los países del Istmo para generar desarrollo.

La Procuraduría General de la Nación informó que en el 2014 han sido repatriados mil 797 menores, pero solo 72 desde EE. UU. Ayer ingresó uno de 16 años desde ese país en un vuelo de deportados, ya que por temor algunos dicen que son adultos.

Abandono

Investigarán a progenitores

A aquellos padres de familia que se demuestre que tuvieron responsabilidad al permitir que sus hijos viajaran a Estados Unidos en forma ilegal se les iniciará un proceso penal  por el delito de abandono de menores, informó Thelma Aldana, fiscal general, en conferencia de prensa, junto a la vicepresidenta Roxana Baldetti, al final de una reunión efectuada ayer en el Ministerio Público.

Aldana mencionó que solicitó a la Fiscalía de Trata de Personas   que revise los artículos 153 y 154 del Código Penal, que se refieren al abandono de menores.

“Cada caso tiene su particularidad, y hay que analizarlo, y si existió el abandono de los padres, serán investigados”, expuso la fiscal general. La pena para ese delito es de tres a cuatro años de prisión.

Hasta ahora no hay ninguna denuncia en el MP contra coyotes, solo una de oficio que en unos 20 días estará lista, y las pesquisas son por lavado de dinero, refirió Aldana.-Por Hugo Alvarado