Política

Desafuero para Rabbé no logra respaldo

La intención de desaforar a Luis Rabbé del Congreso no tuvo respaldo. Aunque el presidente de ese organismo, Mario Taracena, inició desde la mañana de ayer una campaña para promover sus intenciones, los diputados no aceptaron la propuesta.

Por Jessica Gramajo

Luis Rabbé, expresidente del Congreso y Mario Taracena, actual presidente del Legislativo. (Foto Prensa Libre)
Luis Rabbé, expresidente del Congreso y Mario Taracena, actual presidente del Legislativo. (Foto Prensa Libre)

Según Taracena, Rabbé no puede ocupar el cargo porque los diputados son dignatarios y “él ya no es digno de nada, es un prófugo porque ya tiene orden de captura, y no solo nacional, también lo buscan los de la Interpol; está en graves problemas, ya no tiene por qué ser considerado como representante del pueblo”, adujo.

El presidente del Congreso buscaría ayer la aprobación de un acuerdo para declarar vacante la curul de Rabbé, en la que se llamaba de una vez a Hugo Fernando García Gudiel para ocupar el cargo. Se basó en los artículos 113 y 157 de la Constitución, que se refieren  a los requisitos para ocupar el cargo de diputado.

Desde la semana pasada Taracena había anunciado que buscaría desaforar al expresidente del Congreso, pero lo haría a través de la Ley Orgánica del Legislativo, la cual establece que se puede declarar la vacante de una curul si el legislador no acude a las sesiones establecidas en más de cuatro oportunidades. Sin embargo, indicó: “Rabbé no se va a ir por haragán, él se tiene que ir porque no tiene dignidad”.

El acuerdo que impulsó Taracena  iba acompañado de la orden de aprehensión contra Rabbé. Pero varios diputados cuestionaron las intenciones del presidente del Congreso y consideraron que estaba forzando su salida. La mayoría no apoyó la medida, y pidió cumplir la ley.