Inmigrante guatemalteco gana el Premio Pulitzer de periodismo

Rubén Vives, un periodista de 32 años nacido en Guatemala, es el ganador de un premio Pulitzer -que reconoce lo mejor en periodismo en Estados Unidos- por un reportaje que evidenció grandes sueldos de funcionarios en una localidad de Los Ángeles, California.

Publicado el
Fotografía cedida por Los Ángeles Times, aparecen Jeff Gottlieb y Ruben Vives. (Foto Prensa Libre: EFE)
Fotografía cedida por Los Ángeles Times, aparecen Jeff Gottlieb y Ruben Vives. (Foto Prensa Libre: EFE)

El guatemalteco galardonado encarna el éxito de un migrante que viajó al país del norte, que luchó para obtener un estatus legal, vivió sin sus padres en un barrio violento, que se esmeró para obtener un empleo a tiempo completo, y no soltó la primera oportunidad de ejercer el periodismo cuando en 2005 ayudó como intérprete de pacientes hispanos en un hospital de Los Ángeles para una investigación.

Vives, matriculado en estudios de periodismo en la Universidad de Columbia, y otro editor, Jeff Gottlieb, dirigieron a un equipo de 20 comunicadores del diario Los Angeles Times que publicó en varias entregas los sueldos exorbitantes de siete ex funcionarios y Robet Rizzo, el ex administrador de Bell, una ciudad empobrecida del condado.

La publicación inició gracias al olfato periodístico de Vives, que interrogó a Rizzo para conocer su sueldo, y éste respondió que US$700 mil, a lo que Vives -según recordó- exclamó “¡Jesús!”. Durante la investigación, se estableció que el sueldo rondaba los US$800 mil.

Consultado por el mismo diario ayer, luego de saber que su equipo había ganado el galardón, Vives comentó que el mayor logro del trabajo realizado fue “dimos la oportunidad a un pueblo pequeño a hablar, y eso es lo que deben hacer los periódicos”.

Vives obtiene de esa manera el premio Pulitzer al trabajo en el servicio público; otra periodista del Times, Barbara Davidson, ganó un premio de fotografía por un trabajo de dos años para retratar víctimas de violencia en los barrios de Los Ángeles.