Explosión de juegos pirotécnicos deja cinco heridos en San Juan Sacatepéquez

Un descuido habría provocado una explosión de juegos pirotécnicos en San Juan Sacatepéquez, donde se reporta cinco personas con quemaduras.

Archivado en:

incendiosucesos
Un picop que trasladaba  juegos pirotécnicos quedó destruido a causa de la explosión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Un picop que trasladaba juegos pirotécnicos quedó destruido a causa de la explosión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El fuego se apoderó de dos viviendas en el caserío Pasajoc en la aldea Cerro Alto, San Juan Sacatepéquez.

Magdalena García, de los Bomberos Voluntarios, explicó que un picop trasladaba juegos pirotécnicos y por causas que se desconocen el producto explotó y dañó dos viviendas.

Cuerpos de socorro llegaron para atender la emergencia que causó alarma en el lugar debido a que el fuego pudo haberse extendido a más inmuebles.

Cinco personas resultaron con quemaduras y fueron trasladados al Hospital Roosevelt. Además, los socorristas usaron motobombas para controlar el fuego ya que amenazaba con extenderse a otras viviendas.

Testimonios

La tragedia ocurrida en Pasajoc puede tener una respuesta. Un vecino relató que se encontraba afuera de su casa cuando vi al picop estacionado y el ayudante bajaba materia prima para elaborar cohetillos, pero la chispa que causó la explosión provino de la travesura de un niño.

“El carro estaba estacionado y el ayudante bajaba el material que dejaba en una casa. Había un grupo de niños jugando y de pronto un chiltepito -cohetillo- cayó en la palangana del picop, fue ahí cuando comenzó a tronar todo lo que ahí estaba. El ayudante salió corriendo y al que le costó fue al piloto, pero el fuego se expandió en toda la calle y luego hubo la primera explosión”, relató el vecino.

La explosión por pólvora causa una segunda detonación. El picop empezó a incendiarse y se movió, cinco metros adelante chocó contra un poste del alumbrado público y estalló el tanque de gasolina.

“El fuego se propagó en toda la calle, en todo lo ancho hubo una llamarada intensa y tronaba. Los ventanales de mi casa se quebraron y las láminas se desprendieron, fue como un terremoto porque la explosión tuvo una gran fuerza”, relató Rodolfo Chic.

La explosión tuvo un radio de afectación de 15 metros, en ese perímetro quedaron dañados los inmuebles y personas resultaron con quemaduras.

En total son cuatro lesionados que fueron trasladados al hospital Roosevelt, de los cuatro quemados solo Abelino Chic tuvo contacto con la materia prima elaborar cohetillos, él conducía el picop que explotó.

Manuel de Jesús Canel Borrayo y Marta Chamalé Chamalé caminaban en la vía pública frente al vehículo cuando ocurrió la explosión. Ambos fueron alcanzados por el fuego al incendiarse el material pirotécnico: se formó una onda expansiva de fuego.

El joven José Andrés Pirir dormía en su habitación contigua a la calle principal, pero la fuerza del estallido rompió las láminas del inmueble, le quemó el rostro, brazos y piernas.

Un picop quedó destruido en la explosión. (Foto Prensa Libre: Magdalena García)

Reacción tardía

La explosión ocurrió a las 8.30 horas y la Policía Nacional Civil llegó a Pasajoc al mediodía, preguntó a los vecinos por el picop que se incendió. El vehículo fue remolcado por los propietarios antes que llegaran los policías y así fue como se perdió la evidencia principal para esclarecer el incidente.

Personal de la empresa eléctrica llegaron a la aldeas y removieron cables quemados, cinco horas después de la tragedia se restableció el servicio, pero algunas familias deben pagar la restauración de la red eléctrica de los inmuebles porque la explosión las dañó.

Riardo Top, líder comunitario, explicó que en Pasajoc es una aldea en que el 80 por ciento de su población se dedica en la elaboración de cohetillos.

“Todos acá están acostumbrados a tener contacto con la pirotecnia, no es por gusto de las familias, esto se hace porque es el único trabajo que puede generar sustento en los hogares. Nadie quiere poner en peligro, pero a veces la gente se arriesga por tener algo de comida en la casa”, argumentó Top.

 

Sufrieron quemaduras

Tres de los afectados

  • Manuel de Jesús Canel Borrayo, de 54 años.
  • Abelino Chic, de 45.
  • Marta Chamalé Chamalé, de 38.
  • Andrés Pirir, de 18.
  • Los cuatro tienen quemaduras de primer, segundo y tercer grado.

 

2

Jeese Garcia Hace 4 meses

Y esto es noticia, por……? Esto siempre pasa.
La verdad ya deberían de limitar el uso de juegos pirotécnicos. La gente no sabe ni quiere aprender de medidas de seguridad… En general así viven…
Quién? con mente sana se alegra de que las iglesias empiecen con bombas a las 3 de la mañana y pasen QUEMANDO DINERO que la gente que todavía les da; hasta la media noche?
O, que llamen a la misa desde las 4 de la mañana?????
Con las excusas de que los rezados, de que el santo patrón…… Qué familia va andar con niños a las 3-4 de la mañana disfrutando como que en Guatemala no hubiera violencia ni existiera el peligro de que los asalten, maten, o viole en cualquier momento????
A las iglesias eso no les importa……No respetan, les encanta quemar el dinero con bombas desde temprano y son totalmente unos inconscientes que muchos tenemos que trabajar en diferentes horarios y que necesitamos dormir.
Aburren ya. La gente usa juegos pirotécnicos y las iglesia bombas y cohetes así como comen tortilla y pan….

    Daniel Cifuentes Hace 4 meses

    Totalmente de acuerdo