Ola de violencia: Ataques armados dejan dos muertos y localizan cuerpos sin vida en diferentes puntos

Los ataques contra los camiones recolectores de basura continúan dejando víctimas y la Policía Nacional Civil no reportó capturas.

El cuerpo de la víctima quedón entre los desechos que comenzaban a recolectar en la jornada de trabajo. (Foto Prensa Libre: B. Municipales)
El cuerpo de la víctima quedón entre los desechos que comenzaban a recolectar en la jornada de trabajo. (Foto Prensa Libre: B. Municipales)

Dos ataques armados ocurridos en diferentes lugares de la zona 5 dejaron a dos personas fallecidas y dos más fueron hallados muertos con señales de violencia en una jornada de las más violentas en la emergencia por coronavirus.

Un joven trabajador del servicio de recolección de desechos murió hoy este martes de un ataque armado que ocurrió en la madrugada, cuando comenzaba sus labores.

El hecho ocurrió en la 14 avenida y 31 calle de la zona 5 y se reporta tránsito lento en el lugar.

La víctima mortal fue identificada como Antony Esteven Ajú, de 25 años de edad, y quedó en el interior de la parte trasera del camión recolector de desechos.

Extorsión

Tres horas después de la muerte de Ajú un camión recolector de desechos transitaba a cuatro cuadras de la escena del crimen, eran otros compañeros de labores que recogían bolsas negras plásticas en la casa de los residente de la colonia 20 de Octubre, parecía que nada había pasado y el trabajo continuaba.

El vehículo se estacionó por unos minutos mientras descendieron cuatro hombres quienes empezaron a avisar a los vecinos que el servicio había llegado: “la basura, la basura”.

Uno de los recolectores se paró frente al camión y lamentaba con otro compañero,”mataron al Antony, se pusieron serios y nos están dando”.

La preocupación de los miembros del servicio de recolección de desechos es porque sospechan que e crimen de Ajú está vinculado al cobro de extorsión, una exigencia que ignoraron hace 15 días cuando les dejaron un teléfono celular y no contestaron llamadas. El aparato lo entregaron a la Policía Nacional Civil y la División del Programa Nacional Contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (Dipanda) analiza esas comunicaciones.

“Antony Ajú tenía cinco años de trabajar como recolector de basura y hoy -ayer- apenas estaba comenzando su jornada cuando le dispararon. Él no tenía problemas, somos gente humilde que trabaja, pero lamentablemente los extorsionistas nos tienen en la mira. Hace 15 días nos dejaron un teléfono y lo entregamos a la Policía, creemos que de ahí viene el ataque a nuestro compañero”, expuso uno recolector de desechos quien omitió su d¿identidad por seguridad.

El camión de desechos transitaba en la zona 5 y una autopatrulla de la PNC lo custodiaba, uno de los agentes dijo que desde hace 15 días resguardan esos vehículos.

El crimen de Antony ocurrió a las 6 horas, y cuando ocurrió aún no había legado la Policía para resguardarlos, los atacantes se adelantaron y dispararon.

“Nosotros los recolectores pagamos Q1 mil semanales a un grupo de extorsionistas y este nuevo grupo quiere meterse, suponemos que son otros extorsionistas, aunque pueda que sean los mismos y quieran más dinero. Eso lo tendrá que investigar la PNC”, detalló el trabajador del servicio de recolección de desechos.

El resguardo de la PNC al camión recolector de desechos solo fue en la zona 5, por la tarde cuando el vehículo se trasladó al relleno sanitario de zona 3, no los custodió. Tampoco hubo protección en el segundo recorrido en zona 5 durante la de la tarde del martes.

Los recolectores enunciaron públicamente que están vulnerable y “por la tarde o temprano habrá más disparos, solo es cuestión de tiempo”.

Cambio de víctimas

Investigadores de la Policía Nacional Civil concluyen en que grupos de extorsionistas están cambiando de víctimas debido a que la emergencia por coronavirus modificó los sectores económicos.

Según los investigadores los grupos criminales exigían con periodicidad la exacción a conductores del transporte urbano y otros negocios que en la actualidad permanecen cerrados por la emergencia.

Los recolectores de desechos son de los pocos servicios que no han suspendido labores y lode deja vulnerables ante los extorsionistas.

El vocero de la PNC, Jorge Aguilar Chinchilla, aseguró: “Hay mucha información que tiene la División del Programa Nacional Contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (Dipanda), se ha capturado a extorsionistas que han acechado a los recolectores de basura”.

Además, del vocero expuso que “hay investigación del departamento de Delitos Contra la Vida de la Subdirección General de Investigación Criminal y también hay un dispositivo en donde se les brinda seguridad -a los recolectores de desechos – en puntos de reunión en sectores de zona 3 y 5, y en otros lugares de la capital”.

La Granja Modelo de Rehabilitación Penal Pavón se convirtió en el epicentro de llamadas de extorsión, confirmaron a Prensa Libre las autoridades, las cuales ya han identificado que nueve de cada 10 llamadas extorsivas salen de ahí y las hace un grupo denominado “imitadores”, reos que no pertenecen a ninguna pandilla y simulan ser parte de ellas, para infundir miedo a sus víctimas.

El control de la cárcel de Pavón es difícil, sobre todo por el hacinamiento que afecta a esa prisión. Según cifras oficiales, cuatro mil 550 privados de libertad ocupan un espacio cuya capacidad es para 960.

David Boteo, jefe de la Dipanda, de la Policía Nacional Civil (PNC), explicó que cada día reciben unas 20 denuncias sobre llamadas de extorsión, y al rastrearlas confirman que el 87 por ciento provienen de teléfonos detectados dentro de Pavón, aunque todavía ignoran cómo llegaron esos aparatos a esa prisión.

Desde el 16 de marzo, período en que el país ha estado en estado de Calamidad, la Fiscalía Contra el Delito de Extorsión, del Ministerio Público (MP), recibió 703 denuncias sobre extorsión, tanto en la sede central como en las departamentales. Las cifras son menores al promedio antes de la pandemia; sin embargo, confirman la continuidad de este delito.

 

El 30 de abril también se reportó un ataque armado contra el piloto de un camión recolector de basura en horas de la mañana en la 12 avenida entre 8ta. y 9va. calle de la zona 1, a inmediaciones del Parque Colón, de la ciudad capital.

Muere motorista

En otro ataque armado un motorista murió en la 27 avenida y 32 calle de la zona 5, la víctima aún no se ha podido identificar.

De manera preliminar se conoce que el hombre manejaba su motocicleta y cuando detuvo la marcha fue atacado a balazos.

Amílcar Montejo, vocero de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) capitalina explicó que se realizó un cierre vehicular en el área para que fiscales del Ministerio Público trabajen en el lugar y se debieron hacer desvíos vehiculares.

En un tercer ataque armado, un adolescente de 15 años resultó con heridas de bala en el abdomen, el incidente ocurrió en la zona 7 capitalina.

La víctima había llegado a la compañía de bomberos, ubicada en el anillo Periférico, argumentando que fue atacado en otro sector, pero después se determinó el lugar.

 

Localizan muertos

Tirada en una cuneta de aguas negras y con señales de violencia, así fue localizado el cuerpo de una mujer.

La víctima fue localizada en la Manzana 42 del asentamiento Nuevo Amanecer, zona 21.

Además un hombre fue encontrado muerto en el fondo de un barranco en el sector 7 de la colonia San Julián, zona 6.