Turba quema seis vehículos en ruta

Una enfurecida turba de vecinos de Mataquescuintla, Jalapa, la emprendieron contra empleados de la minera que funciona en la finca San Rafael, y quemaron cinco picops y un camión.

A pesar  de que creyeron que el camión llevaba dinamita, a los pobladores no les importó prenderle fuego.
A pesar de que creyeron que el camión llevaba dinamita, a los pobladores no les importó prenderle fuego.

Los inconformes le prendieron fuego a un camión que supuestamente estaba cargado con dinamita. Además, incendiaron un hotel de 18 habitaciones donde pernoctaban empleados de la minera.

Los pobladores exigieron al presidente de la República, Otto Pérez Molina, que respeten la toma de decisión del pueblo demostrado en la consulta de vecinos que se desarrolló recientemente.

Varias personas que prefirieron no identificarse dijeron que esta es solo una de muchas acciones que tomarán si ven vehículos o empleados de la minera que transitan por la población.

Responsabilizaron al gobernante de lo que pueda ocurrir, pues no van a permitir que la mina opere más en la zona.

Destrozos

Los vehículos fueron quemados a lo largo de la ruta hacia Jalapa.

El primer conflicto se produjo en el km 104 y se prolongó un kilómetro antes en el cantón Barrios.

Hugo Loy, alcalde municipal, dijo que los problemas se produjeron a las 17.30 horas y los inconformes pedían que llegara el jefe edil, pues pretendían apedrearlo.

“Yo no apoyo esa clase de vandalismo, pues en la población existe una división que los señores de la mina han provocado”, explicó Loy.

El edil autorizó el 11 de noviembre una consulta municipal, a pesar de que la Corte de Constitucionalidad la había dejado en suspenso.

Cecilia Aguirre, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, indicó que la turba mantuvo de rehenes a nueve personas, cinco soldados y cuatro contratistas, a quienes liberaron.