Viven drama en el Mercado Central tras incendio

“Lo perdimos todo” fue el lamento generalizado de los damnificados por un incendio registrado ayer en el Mercado Central, en la zona 1 capitalina, el cual consumió 10 locales comerciales y dejó pérdidas de al menos Q7 millones.

Édgar Pacheco, un indigente de origen salvadoreño que pernocta en un espacio del comercial, alertó a un policía municipal de que salía humo del sótano de lugar, a eso de las 4.45 horas.

El agente llamó a los bomberos Voluntarios y Municipales, quienes no podían controlar las llamas, debido a la magnitud del siniestro.

Junto a socorristas comenzaron a llegar inquilinos del mercado, ya que se había informado que todo el lugar era pasto de las llamas, pero más tarde se confirmó que el fuego solo afectó locales ubicados en el sótano, que alberga unas mil ventas.

Diez de esas tiendas, que distribuyen productos diversos para la elaboración de adornos para 15 años y bodas, y que confeccionan vestidos y artesanías, ardieron y se consumieron en su totalidad.

Lamentan pérdidas

Negocios como El Junco, propiedad de Consuelo Peralta, quien tiene más de 25 años de vender en el lugar, se redujeron a cenizas.

“Lo he perdido todo”, expresó, desconsolada. El patrimonio familiar fue destruido por completo por las llamas. Familiares de la inquilina calcularon las pérdidas en Q1 millón.

Clara Luz Yax, otra afectada por el siniestro, apenas podía decir que ha sido doloroso perder lo de toda la vida en tan poco tiempo.

Martina Batz, quien vende vestidos para bautizo, se mostró consternada por lo ocurrido y aseguró que había mucha pérdida en su negocio.

Se repite la historia

El recuerdo del 28 de diciembre de 2000, Día de los Inocentes, permanece en la memoria de los locatarios de este mercado, que una vez más fue arrasado por el fuego.

Norma Gálvez, propietaria de Cerámica Juárez, lamentó el suceso e indicó que de milagro su negocio no registró daños.

“Lamento mucho lo que le ocurrió a las personas que perdieron todo en este incendio. Es doloroso perder la cosecha de toda una vida”, indicó.

Hace casi 30 años

El Mercado Central fue construido durante la administración del alcalde JoséÁngel Lee —1983—. Según inquilinos, desde entonces no ha recibido mejoras, sobre todo en el sistema eléctrico.

Según Gálvez, en los últimos meses habían afrontado problemas con el voltaje de la energía eléctrica. “Se bajaban los flipones a cada rato”, recordó.

Otros inquilinos supusieron que el incendio se originó por una veladora encendida o una pistola de silicón enchufada.

En ese mercado, según los damnificados, hay cajas para extinguidores, pero no existen tales artefactos. Además, la falta de agua imposibilitó que los bomberos pudieran controlar el incendio.

En la administración del mercado no pudieron explicar cómo se originó el siniestro y aseguraron que investigarían el caso.