Hemeroteca

1988: Militares intentan dar golpe de Estado

Un día como hoy, 11 de mayo de 1988, oficiales del Ejército de destacamentos de Jutiapa y Retalhuleu, intentaron dar golpe de Estado a Vinicio Cerezo, el primero de la era democrática.

Por Hemeroteca PL

Nota de Prensa Libre del 12 de mayo de 1988 sobre intento de golpe. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota de Prensa Libre del 12 de mayo de 1988 sobre intento de golpe. (Foto: Hemeroteca PL)

Este acto fue considerado una amenaza a la naciente época democrática, luego de décadas de inestabilidad con gobiernos militares. Haber conseguido las elecciones donde asumieron civiles fue considerado un gran avance, y esa acción del Ejército hubiera sido un retroceso en materia política.

Ministro de Defensa: Fue indisciplina

Como un acto de indisciplina en las filas del Ejército fue catalogado por el ministro de la Defensa de la época, Héctor Alejandro Gramajo Morales, el movimiento protagonizado por oficiales, personal de tropa y civiles, de las bases militares de Jutiapa y Retalhuleu, quienes intentaron llegar a la capital, aparentemente con la intención de tomar el Palacio Nacional y ejecutar un golpe de Estado.

“Afortunadamente, estas acciones fueron neutralizadas inmediatamente y los oficiales involucrados depusieron su actitud. Algunos incluso manifestaron que fueron engañados por otro oficial y que creían que venían en apoyo del gobierno”, afirmó Gramajo.

Cerezo: Normal el descontento

Por su parte, el presidente Cerezo Arévalo declaró brevemente que los militares también son humanos y en un acto de indisciplina reflejaron su descontento en contra de algunas acciones gubernamentales.

“No tiene nada de extraordinario, pues en un régimen democrático todos los sectores han manifestado su descontento en contra de lo que ellos creen que está mal”, indicó Cerezo sin dar más explicaciones.

El vicepresidente Roberto Carpio Nicolle se enteró horas después de controlado el movimiento, ya que se encontraba en Nueva York en una reunión con el embajador de Estados Unidos ante la ONU.

Pánico en Don Justo

Por aparte, en la aldea Don Justo, ubicada en el kilómetro 18 de la Carretera a El Salvador, hubo indicios de un enfrentamiento entre dos bloques del Ejércitos, unos afines al gobierno y otros que pretendían dar el golpe.



Nota periodística de la tensa situación vivida en la aldea Don Justo, a raíz del intento de golpe de Estado. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota periodística de la tensa situación vivida en la aldea Don Justo, a raíz del intento de golpe de Estado. (Foto: Hemeroteca PL)


Los vecinos de ese lugar se despertaron a temprana hora cuando escucharon los ruidos de camiones, tanquetas y vehículos de comando que elementos del Ejército llevaron al lugar. Confundidos, ignoraban el motivo del movimiento inusual. “Fue un susto tremendo; pensamos que íbamos a quedar encerradas entre los disparos de los dos bandos”, explicó una vecina del lugar.

Censura de canal

A raíz del intento de golpe de Estado, el gobierno ordenó al Canal 3 de Televisión que no pasara ningún programa. Se rumoraba que las instalaciones de la televisora habían sufrido algún ataque terrorista porque no había transmisión regular.

Congreso, en sesión permanente

Los jefes de bancada del Congreso de la República se declararon en sesión permanente ante la situación protagonizada por miembros del Ejército. El diputado Héctor Aragón Quiñónez declaró: “Deseamos que el Gobierno haga una reflexión política de las personas que integran su gabinete y den su programa de trabajo, porque cualquier situación de esta naturaleza implica falta de tranquilidad en la población, falta de credibilidad en el Gobierno y una insatisfacción para quienes se meten en este tipo de problemas”.

“Lo ocurrido con los oficiales del Ejército que se indisciplinaron, es producto del descontento nacional. Ese acto nos tomó de sorpresa por la forma como ocurrió. Creemos que ya es tiempo que el Gobierno debe enderezar la nave” indicó el diputado Dimas de León.



Nota de la situación en las zonas militares que se levantaron el 11 de mayo de 1988. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota de la situación en las zonas militares que se levantaron el 11 de mayo de 1988. (Foto: Hemeroteca PL)


“Hay un descontento general en el Ejército, por los privilegios que tienen algunos militares y otros están marginados de las granjerías”, dijo el diputado Raúl Sandoval Portillo, del MLN.

Militares: Queremos cambios en Guatemala

Días después de haberse producido el movimiento militar, un oficial anónimo que participó en el alzamiento indicó a Prensa Libre: “Fue un movimiento serio y no una pantomima, queremos que las cosas cambien en Guatemala”.