Alertan sobre existencia de cinco “bancos fantasmas”

El 11 de junio de 1993, el titular de portada de Prensa Libre alertó sobre la existencia en el país de instituciones financieras no autorizadas.

Afectados por fraude de Autocasa protestan en 2011 por boicot al proceso. (Foto: Hemeroteca PL)
Afectados por fraude de Autocasa protestan en 2011 por boicot al proceso. (Foto: Hemeroteca PL)

La nota, publicada en la página 83, de la Sección de Economía, indicaba: La Superintendencia de Bancos (SB) advirtió a la población la existencia de cinco “bancos fantasmas” que desde hace algún tiempo se vienen dedicando a la captación de recursos, lo que únicamente corresponde a los bancos, ofreciendo tasas de interés alejadas de la realidad.

El superintendente de Bancos, Gustavo Ayestas Escobar, dijo que por anuncios de prensa y denuncias del público se enteraron que algunas sociedades anónimas que no pertenecen al sistema financiero, ofrecen altas tasas de interés por recursos, lo que dio lugar a las primeras averiguaciones.

Ayestas expresó que algunas de esas instituciones se han negado a brindar información a la SB, aduciendo que legalmente no están sujetas a su control.

– Ante esa situación -dijo- les hemos dado un plazo perentorio para que nos permitan la investigación, y si no acceden, presentaremos las denuncias respectivas ante el Ministerio Público para que se les inicie un proceso formal.

Portada de Prensa Libre del 11 de junio de 1993, con información sobre bancos fantasmas. (Foto: Hemeroteca PL)

– Tenemos información que los bancos fantasmas están ofreciendo intereses hasta del 30 por ciento mensual, lo que por lógica no puede ser competitivo ni rentable dadas las condiciones del país -agregó Ayestas.

Según la SB, los propietarios de las supuestas financieras están poniendo en grave peligro los recursos de los inversionistas, quienes atraídos por las altas tasas de interés no advierten el riesgo que están asumiendo.

-Tenemos conocimiento que estas entidades son registradas como sociedades anónimas de acuerdo con el Código de Comercio, y aunque en su escritura de constitución consignan otras actividades, se dedican a otras con características similares a las del mundo financiero -explicó el funcionario.

Inversionistas de Autocasa protestan por fraude financiero en 1993. (Foto: Hemeroteca PL)

Forma fácil de hacer dinero

Los “bancos fantasmas” se han convertido en una trampa para esperanzados inversionistas, quienes impulsados por el deseo de alcanzar un máximo de rendimiento de sus capitales, lo entregan sin mayor miramiento a esas instituciones.
Pero, por otra parte, constituyen una forma fácil y “productiva” de hacer mucho dinero con un mínimo esfuerzo y con una ínfima inversión.

Por ejemplo, Ayestas reveló que una de esas “financieras” inició operaciones con un capital de Q5 mil; captó Q18 millones, pero tiene un déficit de Q5 millones.

Allanamiento de Autocasa en marzo de 1994. (Foto: Hemeroteca PL)

Víctimas de timos

Decenas de personas han perdido los ahorros de su vida e incluso bienes inmuebles cuando los bancos que supuestamente los respaldaban, quebraron.  Entre las firmas que timaron a sus ahorrantes están Autocasa, que saltó a la palestra en noviembre de 1993, y MDF, en 2008, que se apropió de más de Q80 millones del Congreso de la República.

Los testimonios personales van desde haber invertido en juegos con apariencia inocente, como las pirámides, hasta empresas constituidas supuestamente bajo marco legal.

Muchas financieras ofrecían hasta 24 por ciento de interés a los ahorrantes, lo cual, a todas luces, era una transacción imposible y fraudulenta.

Los siguientes testimonios fueron publicados en una nota de Mundo Económico el 27 de julio de 2014 titulada “Q5 mil millones perdidos en fraudes bancarios y financieros”.

Maria González, una de las afectadas por el desfalco de Autocasa en 1993. (Foto: Hemeroteca PL)

Rodolfo Castro dijo que invirtió  Q200 mil  en MDF, y durante los primeros seis meses recibió un retorno atractivo por la tasa de interés que ofrecían.

“No sabía que mis aportes estaban  construyendo una pirámide. Me lo advirtieron, pero nunca creí que fuera una estafa, porque eran personas honorables y profesionales”, expresó.

Eddy López, propietario de varios negocios, aseguró que perdió  el capital —más de Q1 millón— que había invertido en la offshore Organizadora de Comercio, del Banco de Comercio.

“Tengo el título de custodia que me dieron en el banco, pero no tiene validez. Pensé que era una inversión segura”, comentó.

MDF estafó al Congreso en el 2008. (Foto: Hemeroteca PL)

Estuardo Méndez mencionó que invirtió en el Banco del Café porque era una institución sólida. “Fueron US$60 mil del esfuerzo de toda una vida productiva”, se lamentó.

El 4 de junio último, Nazaria Celsa Sosa Ixcanparij, de 92 años,  fue desalojada de  su vivienda, la cual habitó durante 55 años, en la 5a. avenida y 32 calle, zona 3.

Rafael Tamayac Sosa, hijo de Sosa Ixcanparij,  fue una de las víctimas de la financiera  Autocasa, y perdió el inmueble.

Directivos del desaparecido Bancafé, Guatemala, involucrados en desfalco millonario. (Video: tomado de Youtube)