Ley del Bono 14 es aprobada por el Congreso en 1992

Fue noticia el 3 de julio de 1992 la aprobación del Decreto 42-92 que obliga a los sectores público y privado dar una bonificación anual a sus trabajadores, hoy conocida como Bono 14.

Fachada del Congreso de la República en 1992. (Foto: Hemeroteca PL)
Fachada del Congreso de la República en 1992. (Foto: Hemeroteca PL)

El Congreso derogó la ley de compensación económica por tiempo de servicio y decretó la Ley de Bonificación Anual para los trabajadores de los sectores público y privado con carácter obligatorio. 

En el artículo 8 de la nueva ley, que tiene un carácter transitorio, se especifica que en lo que corresponde a 1992, los patronos del sector privado podrán pagar la bonificación anual a que se refiere el decreto 42-92 y, por esta única vez hasta el 30 de septiembre de 1992.

Tal decreto fue aprobado como de urgencia nacional en una sola lectura por la mayoría de diputados de la llamada alianza “Santísima Trinidad”, integrada por el MAS, DC y UCN, luego de varias reuniones de trabajo de los diputados con el presidente Jorge Serrano Elías, quien pidió a los congresistas aprobar esa y otras leyes.

La ley de bonificación anual para los trabajadores de los sectores público y privado indica que “se establece con carácter de prestación laboral obligatoria para todo patrono, tanto del sector privado como público, el pago a sus trabajadores de una bonificación anual equivalente a un salario o sueldo ordinario que devengue el trabajador. La prestación es adicional e independiente al aguinaldo anual que obligatoriamente se le debe pagar. 

El Congreso de la República aprueba el 2 de julio de 1992 el decreto que da vida al Bono 14. (Foto: Hemeroteca PL)
Dicha bonificación anual debe ser equivalente al 100% del salario o sueldo ordinario devengado por el trabajador en un mes; para quienes hayan laborado al servicio del patrono durante un año ininterrumpido y anterior a la fecha de pago. Si la duración de la relación laboral fuere menor de un año, la prestación estará en proporción al tiempo laborado. 

La bonificación deberá pagarse durante la primera quincena de julio de cada año. Si la relación laboral terminare, por cualquier causa, el patrono deberá pagar al trabajador la parte proporcional correspondiente al tiempo corrido entre el uno de julio inmediato anterior y la fecha de terminación. 

Serrano: deberán pagarlo a tiempo

“El Bono 14 debe ser pagado a partir del 15 de julio”. Así declaraba el expresidente Serrano Elías, que a partir del mes de julio de 1992 los trabajadores del Estado y de la iniciativa privada recibirían un salario extra.

El bono 14 fue instituido por el gobierno del expresidente Serrano Elías, quien aseguraba que no estaría dispuesto a negociar sobre salarios la noche del 5 de julio.

El entonces mandatario informaba a la población a través de cadena nacional que no habían excusas para que los trabajadores tomaran medidas de hecho para obtener mejores salarios que los ofrecidos por su gobierno, porque estos estaban arriba de los i?ndices inflacionarios.

Menciono? que los esfuerzos del Gobierno eran significativos, porque en e?pocas pasadas se lograba estabilizar los presupuestos a trave?s de fondos que proveni?an del exterior o de pre?stamos para apoyar la balanza de pagos.

La posicio?n del Gobierno en cuanto a salarios es justa, porque no podemos pagar ma?s dinero del que recogemos, manifesto? el presidente, quien reconocio? el gran desajuste entre lo devengado por los profesionales en el gobierno y lo que ganan en la iniciativa privada.

An?adio? que la inflacio?n estaba controlada y si se ponía mucho dinero en circulacio?n se estari?a generando una demanda artificial, ante lo cual fue enfa?tico en sen?alar que la entonces poli?tica salarial del gobierno era congruente con el programa general del Estado.

Nota periodística del 6 de julio de 1992 donde se da a conocer la postura del Presidente Serrano respecto del Bono 14. (Foto: Hemeroteca PL)
El gobernante dijo tambie?n que por iniciativa del Ejecutivo, el Congreso aprobo? el bono 14, que significa para los empleados pu?blicos, que en los pro?ximos di?as recibira?n un salario ma?s de los que reciben en el an?o, el cual considero? como “un respiro” para cumplir con obligaciones acumuladas.

Eso significa una carga de Q130 millones para el Estado, prosiguio?, y va- mos a sacarlos del actual presupuesto para pagarlos oportunamente, asi? como trataremos de cumplir con la ley el ario entrante, porque esperamos que los pro?ximos gobiernos y la iniciativa privada tambie?n cumplan.

Serrano se refirio? adema?s a los jubilados, diciendo que el an?o pasado se brk incremento? 50 quetzales, este an?o se le otorgo? otros 50 y actualmente se estudia una nueva propuesta al Congreso para que el Ejecutivo se agencie de los fondos necesarios para atender mejor a este sector.

Finalmente, el presidente reitero? en cadena nacional, sobre la obligacio?n burocra?tica de servir al pueblo y por lo tanto, “deben tener la seguridad que lo hecho por el Gobierno es lo u?nico realizable y hasta donde se puede llegar para mejorar las condiciones de los trabajadores del Estado, es a la propuesta gubernamental.