Cinco ángeles, cinco crímenes

El 27 de febrero de 1970, Prensa Libre dio cobertura al secuestro y asesinato de la niña Rosa Elena Ordóñez Juárez, de 5 años, a quien sus padres llamaban cariñosamente “Toty”.

Publicado el
Arriba hermanas Tuez y Jennifer Vásquez; abajo, “Toty” Ordóñez y Dulce Vásquez. (Foto: Hemeroteca PL)
Arriba hermanas Tuez y Jennifer Vásquez; abajo, “Toty” Ordóñez y Dulce Vásquez. (Foto: Hemeroteca PL)

La niña apareció con señales de haber sido violada y con marcas de ataduras en sus manos.

Durante las investigaciones se determinó que el secuestro fue ejecutado por Julio Rafael Roldán Godínez y René Ixcajó Revolorio, mientras Emilio Enrique Ramírez Gaytán, padrino de la menor, fue quien lo planificó.

La “Toty” fue sacada de su vivienda, en la 20 calle y 46 avenida, zona 5 de la capital. Los capturados, al verse copados confesaron que a la niña la mataron porque sus padres se negaron a pagar Q1mil de rescate que les exigían.

El cuerpo de la niña fue localizado en un lugar despoblado conocido como río Las Vacas, Santa Rosita, zona 16.

Nota del rescate

Roldan Godínez e Ixcajó Revolorio redactaron una nota, la cual fue dictada por Ramírez Gaytán, padrino de la menor, en la que se daba detalles de la cantidad de dinero que los plagiarios exigían.

Los secuestradores utilizaron las siglas de una organización subversiva para intimidar a los padres y hacerles creer que una facción guerrillera era la responsable.

Los maleantes esperaron a que se hiciera el pago del rescate para liberarla.

Uno de los capturados confesó que la niña permaneció atada a un árbol, y que al enterarse de que no sería pagado el dinero por su liberación, la violaron y asesinaron. Esto bastó para ser condenados a la pena capital por medio de fusilamiento.

Pena de muerte

El 4 de septiembre de 1971, el presidente Carlos Manuel Arana Osorio conoció el caso, debido a que le fue entregada una petición de indulto, la cual denegó a dos de los tres sentenciados.

Casos recientes

En abril de 1993, Sonia Marisol Álvarez, de 4 años, fue secuestrada por Roberto Girón y Pedro Castillo Mendoza, dos campesinos, cuando la pequeña se encontraba en su vivienda. También fue violada y asesinada y su cuerpo fue localizado, semienterrado, a la orilla de un río en la finca Atiú, Guanagazapa, Escuintla.

El 3 de marzo de 1995,

la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso de la República presentó al pleno el dictamen que definía que sería atribución directa del presidente de la República otorgar o denegar el indulto en casos de fallos judiciales en la aplicación de la pena de muerte.

18 de julio 1996

El presidente, Alvaro Arzú, recibe la solicitud del indulto a favor de Girón y Castillo, sentenciados a la pena de muerte por el crimen contra Álvarez. El tribunal que conoció el caso los sentenció a la pena de muerte, en la granja de rehabilitación Pavón.

El juez de Ejecución Penal Gustavo Adolfo Gaitán les notificó la resolución de la sentencia, la cual sería ejecutada en 48 horas si el indulto presidencial era denegado.

26 de julio de 1996

El papa Juan Pablo II, durante su segunda visita a Guatemala, solicitó a Arzú que perdonara la vida a los dos condenados a muerte. Sin embargo, la petición no fue atendida, debido a que la orden estaba dada.

La ejecución de la pena de muerte quedaba en manos de la Corte de Constitucionalidad y la solicitud del Santo Padre. Esto provocó polémica en la sociedad guatemalteca, ya que el indulto no se podía dar a favor de los sentenciados, pues fueron condenados antes de la venida del Papa.

El 27 de julio de 1996

El presidente Arzú negó la solicitud de clemencia, por lo cual el fallo fue ejecutados por las autoridades del Sistema Penitenciario.

El pelotón de fusilamiento llevó a cabo la orden de los Tribunales de Justicia en la Granja Penal Canadá, Escuintla. Esta sería la última ejecución mediante fusilamiento.

Caso Vásquez Alquijay

El 30 de agosto 2012 es localizado el cadáver de Jennifer Alejandra Vásquez Alquijay, de 3 años, en la carretera hacia los campos del club Mayan Golf, en Villa Nueva. La menor fue reportada desaparecida por su madre, Liliana Alquijay.

Al pasar los días, las investigaciones arrojaron que la responsable del crimen sería su propia madre, quien confesó que la había asesinado por haberse comido los alimentos de una vecina.

El 26 de septiembre de 2014

Kesler Joel Isara Centeno, de 18 años, asesinó a Estefany Daniel Culex, de 1 año y medio de edad, por quien exigió dinero a Eva Raquel Carrillo, madre de la pequeña.

El secuestro ocurrió en la Calzada Roosevelt.

Isara Centeno mató a la pequeña y abandonó el cadáver en un barranco de la zona 1 de Mixco.

Enero de 2013

Los cuerpos de dos niñas de 6 y 11 años fueron localizados en la colonia Roosevelt, zona 11, con señales de haber sido estranguladas, mientras Carmen Virginia Tuez Franco y Silvia Matilde Gaitán Franco, madre y tía de las niñas, fueron localizadas en la zona 9. Las cuatro fueron asesinadas en la colonia Quinta Samayoa, zona 7, y sus cuerpos lanzados en diferentes lugares. Cámaras de videovigilancia colocadas en los sitios de los hallazgos favorecieron la captura de los asesinos.

25 de septiembre 2014

Dulce Raquel Vásquez Lara, de 10 años, desaparece de la Escuela República de Italia, ubicada en la colonia Santa Faz, Chinautla. La madre, al llegar a recoger a la niña al establecimiento, se percata de que había desaparecido, por lo que el Ministerio Público ingresa al centro educativo y captura a Edwin Venegas, quien trabajaba como conserje, y a su esposa, Debia Patricia Pensamiento, responsable directa del hecho.

Venegas Castañeda da pormenores de la muerte de Dulce Raquel, y confiesa que el pago del rescate de Q57 mil habría sido para saldar una deuda.

El 23 de junio de 2015,

Pensamiento Hernández es condenada a 65 años de prisión por el secuestro y asesinato de la menor.

Secuestro de niña, en San Marcos. (Video: Youtube)