Hallan 177 osamentas  de masacre de Río  Negro 

El 30 de octubre de 1993 causó consternación el descubrimiento de osamentas a cinco km de la aldea Río Negro, Rabinal, Baja Verapaz, donde antropólogos excavaban para extraerlas y tratar de verificar causas de muerte e identidad.

Publicado el
Titular de Prensa Libre del 30/10/1992. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 30/10/1992. (Foto: Hemeroteca PL)

Las 177 osamentas encontradas en el cementerio clandestino eran de mujeres y niños. Forenses realizaron exhumación de familias masacradas.

Los expertos  se encontraban  desde hace varios días desenterrando las osamentas y ropas. La mayoría ya habían identificados. Decenas de campesinos que habitaron la aldea arrasada viajaron desde Rabinal al lugar donde se encontraba el cementerio para tratar de identificar las osamentas.

177 osamentas fueron localizadas en el cementerio clandestino en 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
Los antropólogos extrajeron diferentes prendas de vestir, por medio de las cuales muchas de las osamentas fueron identificadas por campesinos, quienes lloraban al recordar lo que para ellos fue una horrible experiencia. Varios de los esqueletos tenían collares, que ayudaron a identificarlos.

Varios testigos y sobrevivientes acusaron a Patrulleros de la Autodefensa Civil (PAC), quienes, según ellos, eran acompañados por tropas del Ejército nacional cuyos elementos nada hicieron para evitar el hecho ocurrido el 13 de marzo de 1982.

Forenses realizan excavaciones donde fueron localizados los restos, entre los que habían varios menores de edad y mujeres. (Foto: Hemeroteca PL)
Expresaron que ese día cerca de trescientos patrulleros de Xococ , Rabinal Baja Verapaz, bajaron de la montaña y obligaron a las mujeres a que los acompañaran a una fiesta, y luego de caminar cinco kilómetros, las desnudaron, violaron y asesinaron al igual que a sus hijos.

Excavación

El antropólogo guatemalteco Fernando Moscoso dijo que la excavación era muy delicada, pues el terreno de la fosa queda en una pendiente y las lluvias provocaron que los huesos se esparcieran.

Agregó que encontraron huesos pequeños en la pelvis de una osamenta grande, por lo que se presumía se tratara de una mujer asesinada en estado de gestación. También dijo que muchos huesos pequeños fueron encontrados en la fosa, lo que demuestra que fueron decenas de niños de corta edad los que perecieron en la masacre.

El sacerdote Brian Pierce oficia misa en memoria de las víctimas de la masacre de Río Negro en el mismo sitio donde fueron localizados los restos en octubre de 1993. (Foto: Hemeroteca PL)
MP iniciará investigación

El Ministerio Público (MP) informó que iniciarán las investigaciones para establecer quién era el encargado de la base militar en esa fecha, para abrirle proceso.

Añadieron que sería destacado un auxiliar al lugar, para que comprobara lo que ocurría y entrevistara a los sobrevivientes y testigos.

Ratificaron que el proceso se tendrá que abrir en contra del encargado de la zona militar del lugar, pues en la fecha en que ocurrió la masacre las PAC estaban directamente al servicio militar.

Familiares de las víctimas acudieron al lugar para reconocer los restos, por medio de ropa o collares que fueron localizados entre las osamentas. (Foto: Hemeroteca PL)
Ejército quiere paz

Mientras tanto, en la oficina de Información y Divulgación del Ejército se informó que la institución castrense quiere la paz y por el momento es muy difícil encontrar responsables.

Añadieron  que habría que analizar dónde estaban los hombres cuando  ocurrieron  los  hechos y recordaron las masacres ocurridas en  las aldeas Salacuin, en Cobán, y Chacalté, Quiché, donde la guerrilla acabó con cientos de pobladores que no estuvieron de acuerdo con sus ideas.

Asimismo, consideraban extraña coincidencia que hasta ese momento estuvieran saliendo a luz estos casos, previo a las conversaciones en Nueva York de la tercera Asamblea  de Derechos Humanos.