Muerte en la Cumbre de Alaska

El 4 de octubre de 2012,  pobladores de cuatro cantones de Totonicapán bloquearon el kilómetro 170 a la altura de la Cumbre de Alaska,  en protesta  por las politicas del gobierno del Partido Patriota

4/10/2012 Manifestantes queman camión desde el cual un guardia disparó.(Foto: Hemeroteca PL)
4/10/2012 Manifestantes queman camión desde el cual un guardia disparó.(Foto: Hemeroteca PL)

En esa ocasión murieron seis  personas y  34 resultaron heridas. Hoy, al cumplirse  cuatro años de la masacre  recordamos  los hechos.

Durante la protesta  pobladores  de Totonicapán fueron atacados con arma de fuego, por un guardia privado que custodiaba un camión cargado de cemento.

Este accionó disparó contra Santos Hernández Menchú, uno de los manifestantes, y le causó la muerte, así como a otras cinco  campesinos, mientras  34 personas  resultarón heridas.

Los perdigones también alcanzaron a José Eusebio Puac Baquiax, de 33 años; Arturo Félix Sapón Yax, 39; Jesús Baltazar Caxaj Puac, 40; Jesús Francisco Puac Ordóñez, 48, y a Rafael Nicolás Batz, 52, quienes murieron. Lo sucedido desencadenó un enfrentamiento contra la Policía Nacional Civil. (PNC) y miembros del Ejército.

Élmer Martínez,  fiscal del Ministerio Público, dijo entonces: “Vamos a investigar cómo fue el ataque. Por el momento no tenemos ninguna hipótesis. Todos los fallecidos  tenían heridas de arma de fuego, pero ignoramos el calibre, esto lo determinará el Instituto Nacional de Ciencias Forenses”.

Transcurre el tiempo

En el lugar había cerca de tres mil personas de los  11 cantones de Totonicapán quienes tenían bloqueado el paso en la cumbre, y otras 500 personas cerraron Cuatro Caminos.

Según se comprobó, los manifestantes habían  tomado la carretera  a las 5 de la mañana debido a que adversaban la modificación de la carrera de Magisterio. También protestaban contra la empresa que distribuye energía eléctrica en Totonicapán y  las propuestas de reformas a la Constitución que impulsaba el Gobierno.

Soldados huyen de manifestantes que los persiguen, el día de la protesta en Cumbre de Alaska, Totonicapán. (Foto: Hemeroteca Pl)

 

El ataque del guardia desató la furia de los campesinos, quienes se enfrentaron a la PNC y el Ejército;  los manifestantes  comenzaron a lanzar piedras y varios objetos.

Las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos y pimienta para dispersarlos. Al replegarse, un camión cargado con cemento y uno del Ejército quedaron a merced de los manifestantes, quienes arremetieron y les prendieron fuego.

Campesinos bloquean la ruta Cuatro Caminos durante las protestas por las feformas educativas.(Foto: Hemeroteca PL)

Rechazo

Pedro Sapón, familiar de una de las víctimas, rechazó la actitud de las fuerzas de seguridad : “Nos atacaron intencionalmente”, dijo.

“Nosotros estábamosprotestando pacíficamente, cuando llegaron los soldados y nos empezaron a disparar sin compasión. Solo estamos exigiendo nuestros derechos”, explicó.

Un camión cargado  con cemento es incendiado por una turba de campesinos.(Foto: Hemeroteca PL)

Humberto García, quien también participó en la manifestación, dijo: “Ellos empezaron a atacarnos”.

Karin Linares, delegada de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Totonicapán, indicó: “Lamentamos los incidentes, y vamos a investigar. Presentamos un informe, y esperaremos la necropsia para determinar el calibre del arma de fuego”.

Camión del Ejército arde mientras pasajeros de un bus corren para ponerse a salvo. (Foto: Hemeroteca PL)

Los líderes de los campesinos exigieron a las autoridades que  investigaran  el ataque.

Sin armas

Mauricio López Bonilla, entonces ministro de Gobernación, afirmó en conferencia de prensa que ningún agente de policía ni ningún soldado portaba arma de fuego.

Un soldado apunta contra los manifestantes en la Cumbre de Alaska.(Foto: Hemeroteca PL)

Bonilla aclaró  que “Los policías y el grupo de reserva del Ejército están entrenados para dispersar manifestaciones, y el equipo que llevaban son armas no letales”.

La Policía informó que el supuesto guardia, quien portaba un uniforme negro, no fue detenido, pues aprovechó la confusión para escapar entre la milpa.

Según los testigos, vieron cuando el piloto y el guardia huían hacia Quetzaltenango.

Pobladores de Totonicapán asisten a los funeraless de las seis víctimas de la masacre en la Cumbre de Alaska.(Foto: Hemeroteca PL)

Carmen Tacam, quien era la  representante de los 48 cantones, manifestó que los soldados habían atacado  desde un camión a los pobladores . “Lamentamos que haya llegado hasta este punto, pero nunca se nos escucha”, dijo al hablar con el entonces presidente Otto Pérez Molina, en la Casa Presidencial esto luego del ataque .

Lo que dijo el Ejército

El ministro de la Defensa Nacional  Ulises Anzueto, dijo  en conferencia de prensa  que luego del incidente  se  reportaban a  siete militares heridos, incluida una mujer.

Pobladores llevan en hombros los fe?retros de los seis fallecidos, frente a la Municipalidad. (Foto: Hemeroteca PL)

Jorge de León, procurador de los Derechos Humanos, luego de la muerte de los campesinos  dijo:  “Es evidente,  se violó a los derechos elementales de la vida y la integridad” de los que protestaban”. 

Presidente llama a la calma

Pérez Molina hizo un llamado  a los pobladores de Totonicapán para que mantuvieran la calma. “Por favor, por favor, tengan calma, aquí estamos nosotros con los líderes, en representación del pueblo. Hago un llamado a la paz, para que no sea necesario ir a imponerla”, afirmó.

Familiares de las vi?ctimas lloran junto a los atau?des durante el sepelio.(Foto: Hemeroteca PL)

Al día  siguente de los sucesos trágicos, el Gobierno  mantenia la versión  de que los siete militares habían disparado al aire, lo cual  originó controversia en todo el país.

En Totonicapán, la tensión era evidente  junto al luto de los deudos; miles de vecinos salieron a las calles para manifestar contra el Gobierno, al que responsabilizaron de las muertes.

Alberto Brunoni, representante de la Organización de las Naciones Unidas, dijo que expertos en derechos humanos  viajaron  a Totonicapán para verificar qué ocurrió en el  enfrentamiento entre manifestantes y miembros del Ejército y de la Policía.

El entonces secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, condenó la muerte de las seis personas y pidió el esclarecimiento de los hechos.

Capturan a soldados

El Ministerio Público (MP) sindicó al coronel  Juan Chiroy Sal como principal responsable de la masacre y a ocho soldados por la muerte de seis campesinos y la desaparición de otro poblador durante el enfrentamiento ocurrido el jueves último (4 de octubre de 2012) en el km 170 de la ruta Interamericana, en donde además resultaron heridas otras 30 personasL
Los militares fueron trasladados a la torre de tribunales luego de su captura  el 12 de octubre 2012  .

Soldados sindicados de la masacre en Totonicapa?n esperan en la carceleta de la Torre de Tribunales. (Foto: Hemeroteca PL)

La entonces fiscal general Claudia Paz y Paz explicó en conferencia de prensa que los efectivos del Ejército eran sindicados de ejecución extrajudicial, en grado de tentativa y lesiones, por la muerte de pobladores de varios cantones de Totonicapán.

“Es la primera vez que se le imputan cargos a militares por reaccionar y participar en manifestaciones populares, desde la firma de la paz”, dijo la fiscal luego de haber señalado al coronel principal responsable de la masacre, y  quien fue enviado  a la cárcel  del cuartel Mariscal Zavala junto a los ocho soldados .

Soldados sindicados de la masacre en Totonicapa?n son capturados. (Foto: Hemeroteca PL)

En febrero de 2014  Pérez Molina entregó Q6 millones a familiares y deudos de los muertos en la Cumbre de Alaska en 2012. Este gesto fue calificado por las comunidades de “insuficiente”.

En febrero de 2015, la jueza Patricia Flores envió a juicio a los nueve militares y modificó el delito de ejecución extrajudicial por el de homicidio en estado de emoción violenta.

En el caso del coronel Juan Chiroy se le cambió el delito de ejecución extrajudicial y ejecución extrajudicial en grado de tentativa por el delito de incumplimiento de deberes.

Los soldados iban al mando de Chiroy, quien supuestamente no respetó la orden de no acercarse al punto de la protesta, lo que derivó en un enfrentamiento entre militares y campesinos.

La jueza Flores criticó las evidencias del Ministerio Público porque no lograron sostener el delito de ejecución extrajudicial, y por eso se cambió el delito.

14 de julio 2015

En el Juzgado “A” de Mayor Riesgo se  realizó  la audiencia de presentación de pruebas  contra Chiroy Sal  y el resto de soldados  acusados de perpetrar la masacre  en contra de  pobladores de los cuatro cantones de Totonicapán, los cuales  protestaban en contra de reformas educactivas y el alto costo de la energía eléctrica, en el km 170  de la cumbre de Alaska.

El juicio continúa detenido desde diciembre de 2015, debido a impugaciones del Ministerio Público y la denegatoria a los implicados de cambiar prisión por medida sustitutiva.

Protesta por muertes en Cumbre de Alaska. (Video: tomado de Youtube)