Solo 13 firmaron el acta de Independencia de Guatemala

Conoce quienes firmaron del Acta de Independencia de Guatemala y quienes estuvieron presentes, entre ellos funcionarios, militares y religiosos.

Era una noche que se iluminaba con los relámpagos. Los tejados eran regidos por los aguaceros con que el cielo mojaba los suelos de Guatemala.

Pese a la oscuridad, la tormenta y el ruido del agua, el doctor Pedro Molina recorrió los barrios de El Calvario, Santo Domingo y el que se llamó de La Habana (hoy, en las proximidades del mercado La Placita).

Francisco Barrundia, en compañía de un finquero de apellido Chúa y de un artesano cuyo nombre la historia olvidó, recorrió la Parroquia Vieja, y don Mariano de Aycinena tomó a su cargo los barrios de San Sebastián, Santa Teresa y La Recolección. Su cometido era invitar a una reunión urgente al día siguiente.

Sin embargo, muchos personajes que militaban en las filas de los independientes se mantuvieron en sus hogares, debido a la rudeza del tiempo.

Ecos de otros lares

Las noticias de la aplicación del Plan de Iguala en Chiapas llegaron, precisamente, a la Ciudad de Guatemala el 14 de septiembre de 1821 y alteraron el ánimo de los grupos políticos, y se constituye en el motivo principal para adelantar la independencia del Reino de Guatemala. 

El brigadier Gabino Gaínza, colocado en la encrucijada para dar seguimiento al Plan de Iguala, convoca a una reunión de urgencia al día siguiente, sábado 15 de septiembre de 1821, en el Real Palacio. Su sentir se puede percibir en el Manifiesto de Independencia: “Guatemala, colocada en medio de una y otra América, era espectadora alegre y tranquila de ambas.

Sus hijos oían con placer las voces: observaban con gozo los pasos de los que siempre han creído hermanos suyos; y si no publicaban con el labio los sentimientos que había en el pecho, eran sin embargo americanos: amaban lo que era amado: deseaban lo que era ansiado.

El movimiento que se propaga en lo físico con celeridad, marcha también en lo político con rapidez; y era imposible que conmovida al Sur y al Norte toda la masa de este continente, siguiese el centro en reposo. Las noticias de Nueva España la aumentaban á cada correo. Se movió Oaxaca; y el movimiento pasó á Chiapa, que es contacto con ella.

Era natural que se comunicase á todas las Provincias, porque en todas ellas es una voluntad, uno el deseo. Mantenerse indiferentes era quedarse aislados: exponerse á divisiones funestas: cortar relaciones: y sufrir todos los riesgos. Este discurso de los hijos de Guatemala produjo los efectos del rayo. Abrazo los pechos: encendió los deseos, y el Gobierno, espectador de ello, consultó al instante á la Excma. Diputación.

Conforme con su acuerdo, mandé que al día siguiente 15 de este mes, se reuniesen en Palacio, el Ilmo. Señor Arzobispo, los SS. Que diputase la Excma. Audiencia territorial, el Excmo. Ayuntamiento, el venerable Señor Deán y Cabildo, el muy ilustre Claustro, el Consulado, el muy ilustre Colegiado de Abogados, los Jefes Militares y Rentas, los prelados regulares, y los funcionarios públicos”.

El doctor Pedro Molina, en la edición extraordinaria del periódico El Genio de la Libertad, publicado la tarde del 15 de septiembre de 1821, explica que Gaínza “convocó a una junta numerosa para el día de hoy. La junta se celebró a puerta abierta, con un concurso numeroso del pueblo”.

Según el manifiesto de Independencia, la situación fue esta: el pueblo no fue indiferente a un asunto que era suyo. Se reunió frente al palacio, en la calle, en el atrio, en el corredor y ante la sala. Manifestó la modelación que le ha distinguido siempre, pero acreditó que sabe amar su causa y celebrar sus intereses. Esa mañana del 15 de septiembre de 1821, varios de los convocados llegaban al Palacio Real sin percatarse de lo que harían. Aunque había mucha gente en el edificio, solo 13 serían signatarios del acta.

El primero en oponerse al proyecto de Independencia fue el arzobispo Ramón Casaus y Torres, y José Cecilio del Valle opinó que el voto de las provincias era necesario antes de tomar una determinación drástica. Sin embargo, privó la idea independentista. El doctor Pedro Molina, en El Genio de la Libertad, menciona que “la pluralidad de votos de la Junta estuvo por jurar la Independencia”.

Cuando aceptó la Independencia, Gabino Gaínza se convierte en el jefe superior político, y se formó la Junta Provisional Consultiva, la cual estaba integrada por Miguel de Larreinaga, por León; José Cecilio del Valle, por Comayagua; el Marqués de Aycinena, por Quetzaltenango; José Valdés (tesorero de la Catedral), por Sololá y Chimaltenango; Ángel María Candina, por Sonsonete y Antonio Robles, por la Ciudad Real. Dicho documento, que es de suma importancia histórica, se compone de 19 artículos en cuyo original no aparece el numeral 9o., pues se pasó del punto ocho al 10. En el impreso que publicó Gabino Gaínza, el 16 de septiembre de 1821, se hizo la corrección necesaria.

El arzobispo Ramón Casaus y Torres

Acudió a la reunión del 15 de septiembre de 1821, pero no quiso firmar el Acta de Independencia. De hecho, era conocido por su postura conservadora. Llegó a Guatemala en 1811, tras un penoso viaje.

Al igual que muchos prelados, Casaus debía fidelidad a la Corona española, debido a su origen. Sin embargo, algunos sacerdotes sí perseguían la causa independentista.

Días después de la declaratoria, Casaus se adhirió a ella, para bien de las almas, según consignó. De hecho, en el acta se establecía que el catolicismo sería defendido por los firmantes. En 1829, fue expulsado por Mariano Gálvez, y falleció en La Habana.

Una celebración de independencia frente al Palacio Real, sitio donde se firmó el acta de emancipación política en 1821. (Foto: Hemeroteca PL)
Asistentes

Algunos de ellos firmaron el acta; otros dejaron su adhesión para después.

  • Jefe político superior: general Gabino Gaínza (*)
  • Secretario de gobierno: Lorenzo Romaña (*)

Religiosos

  • Sr. arzobispo: doctor Ramón Casaus y Torres
  • Cabildo eclesiástico: canónigo doctor José María Castilla
  • Orden de los predicadores (dominicos): Pr. Luis Escoto
  • Franciscanos: Pr. Antonio Tabeada
  • Recoletos: Pr. Mariano Pérez, doctor Antonio García Redondo

Ministros de la audiencia territorial

  • Regente: Lic. Francisco de Paula Viches
  • Lic. Miguel Moreno
  • Lic. José Valdez Tomás O’rloran
  • Lic. Miguel Larreynaga 

Miembros del ayuntamiento constitucional

  • Alcalde: doctor José Antonio Larrave (*)
  • Regidor: Mariano Larrave (*)
  • Regidor: Isidoro del Valle Castricciones (*)
  • Regidor: Pedro de Arroyave (*)
  • Síndico 1o.: Mariano de Aycinena (*)

Claustro de doctores

  • Doctor Serapio Sánchez
  • Doctor Mariano Gálvez

Colegio de abogados

  • Licenciado José Francisco Calderón
  • Licenciado Santiago Milla

Cuerpos militares de esta gobernación

  • Comandante del Fijo: Félix Lagrada
  • Auditor de Guerra: Lic. José Cecilio del Valle

Miembros de la diputación provincial 

  • Presidente: Mariano de Beltranena y Llanos (*)
  • Antonio Rivera Cabezas (*)
  • José Mariano Calderón (*)
  • Doctor José Matías Delgado (*)
  • Doctor Manuel Antonio Molina (*)
  • Secretario: licenciado José Domingo Diéguez (*)