Surge el MP pro justicia

La disposición de la actual Fiscal General, Thelma Aldana, de tomar acciones como ningún otro fiscal lo había hecho en la historia del Ministerio Público le ha acarreado amenazas de muerte; sin embargo, afirma: “El miedo que nos quieren infundir no nos paralizará”.

15/06/2016. Fachada del edificio del Ministerio P?úblico ubicado en el barrio Gerona. (Foto: Hemeroteca PL)
15/06/2016. Fachada del edificio del Ministerio P?úblico ubicado en el barrio Gerona. (Foto: Hemeroteca PL)

En medio de confusión y desconocimiento general, el 1 de julio de 1994 abre sus puertas el Ministerio Público (MP), una de las instituciones más cuestionadas, pero en el último año una de las más protagónicas en la historia de Guatemala, principalmente en la lucha incansable en contra de la corrupción.

El MP se constituyó como un órgano autónomo encargado de la persecución y la acción penal pública cuando el Estado de Guatemala dio un giro sustancial en la forma de organizar el sistema penal para enfrentar la criminalidad en nuestro país y dividió las tareas de juzgamiento, investigación y persecución penal en distintos órganos para establecer un sistema de pesos y contrapesos que permitiera eliminar las arbitrariedades y el abuso de poder que se observaba durante la vigencia del régimen anterior.

El decreto 40-94, Ley Orgánica del Ministerio Público, lo define como una institución que promueve la persecución penal, dirige la investigación de delitos de acción pública y vela por el  cumplimiento de la ley, tal como se establece en la misión del MP.

Fiscales que han estado a cargo del Ministerio Público desde su autonomía en 1994. (Foto: Hemeroteca PL)

Nombramientos

La designación de fiscal general ha sido una especie de favor político, pues varios presidentes eligieron a personas poco idóneas para  el cargo.
 
En el 2009 nace la Ley de Comisiones de Postulación, con el objetivo  de  garantizar una elección apegada a los requerimientos del cargo.

Diez  fiscales han estado al frente del MP. El primero, Ramsés Cuestas,  fue designado en 1994 por el entonces presidente Ramiro de León; su gestión fue instrascendente.

Luego ocuparon el cargo Héctor Pérez A. quien estuvo solo dos años al frente del MP, y Adolfo González, quien fue el primer fiscal en cumplir un periodo completo del 15 de mayo de 1998 al 17 de mayo de 2002.

Entre los fiscales más polémicos figura Carlos de León Argueta, nombrado el 18 de mayo de 2002 por el presidente Alfonso Portillo y destituido por el presidente Óscar Berger el 25 de febrero de 2004, por lavado de dinero y cohecho pasivo, entre otros delitos.

Otros Fiscales fueron nombrados sin aportar mucho a la gestión del MP y algunos ocuparon el cargo únicamente por días, como el caso de Conrado Sagastume, quien asumió el 25 de mayo de 2010 y fue destituido por la Corte de Constitucionalidad el 10 de junio del mimso año, por anomalías en su elección.

02/07/1994. Nota de Prensa Libre en donde se informa sobre la entrada en vigencia del decreto 40-94. (Foto: Hemeroteca PL)

Dos mujeres

Claudia Paz y Paz fue nombrada en el 2010 por el presidente Álvaro Colom, tras un largo proceso de  la Comisión de Postulación, debido a que en el primer proceso había sido electo Carlos Sagastume y por la destitución el proceso tuvo que repetirse.

Claudia Paz y Paz, fue la primer mujer electa  y segunda en ocupar el cargo, pues María Encarnación Mejía había sido desginada como interina en dos ocasiones anteriores, mientras los procesos para ocupar el cargo eran cumplidos.

Durante su gestión conoció varios casos críticos, como el de Facundo Cabral, Cristina Siekavizza y el de genocidio en contra de Efraín Rios Montt e implementó métodos de investigación estratégica y atención a víctimas.

Su labor al frente del MP le valió ser nominada para el Premio Nobel de la Paz en 2013.

04/05/1994. Nota de Prensa Libre en donde se informaba sobre las reformas a la ley del MP. (Foto: Hemeroteca PL)

En el 2014 llega Thelma Aldana, electa por el entonces presidente Otto Pérez Molina, en medio de controversias por la salida de la fiscal anterior.

Thelma Aldana se convirtió en la protagonista de uno de los momentos cumbres de la investigación criminalística guatemalteca, al destapar conjuntamente con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el caso de corrupción más sonado en la política guatemalteca conocido como “La Línea” en 2015.

En junio del 2016 fue capturada la mayor cantidad de personas involucradas en el caso Cooptación del Estado, entre ellas el expresidente Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quienes ya guardaban prisión preventiva por el caso La Línea.

La inquebrantable labor de Aldana fue reconocida con el galardon “Mujeres de Coraje 2016” otorgado por el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.