Al menos 17 muertos por el derrumbe de un restaurante en China

Los equipos de rescate trabajan en el sitio de un restaurante de dos pisos colapsado en el condado de Xiangfen en la provincia de Shanxi, en el norte de China, el 29 de agosto de 2020. Trece personas han sido encontradas muertas y 43 heridas mientras la investigación aún continúa. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los equipos de rescate trabajan en el sitio de un restaurante de dos pisos colapsado en el condado de Xiangfen en la provincia de Shanxi, en el norte de China, el 29 de agosto de 2020. Trece personas han sido encontradas muertas y 43 heridas mientras la investigación aún continúa. (Foto Prensa Libre: EFE)

Al menos diecisiete personas murieron el sábado en el derrumbe de un restaurante en el norte de China, donde los servicios de socorro seguían buscando víctimas entre los escombros, informó la prensa oficial.

El edificio de dos plantas utilizado para banquetes colapsó en la mañana del sábado en el condado de Xiangfen, en la provincia de Shanxi, informó la agencia Xinhua, citando fuente oficiales.

Al caer la tarde 45 personas habían sido rescatadas, 17 de las cuales ya habían fallecido, 7 se encontraban en estado grave y otras 21 heridas leves, según la misma fuente.

Según CGTN, unas 700 personas trabajan en las labores de rescate.

Según un informe de Global Times, otro medio de comunicación estatal, “alrededor de las 9:40 horas del día 29, se derrumbó parcialmente, lo que provocó que muchas personas fueran enterradas”.

Otros medios locales informaron que una familia estaba organizando una fiesta de cumpleaños cuando sucedió la tragedia, según consignó el diario inglés Mirror.

Aunque se desconocen las causas del desastre, los derrumbes de edificios y los accidentes mortales en la construcción son frecuentes en China y suelen ser atribuidos a la deficiencia de las construcciones y al incumplimiento de normas de seguridad mínimas.

En marzo pasado, 29 personas murieron en el colapso de un hotel de siete pisos que estaba siendo utilizado para poner en cuarentena a personas bajo observación por el coronavirus en la ciudad de Quanzhou.  Meses después, la policía china inició un proceso penal contra 23 personas por construcciones ilegales al poner pisos adicionales y no reparar las columnas de soporte.