Afganistán l “El final de una misión de 20 años”: EE.UU. completa su retirada del país tras la partida de los últimos vuelos desde Kabul

El ejército estadounidense finalizó este lunes su retirada de Afganistán, después de una misión que duró casi 20 años.

Publicado el
Uno de los últimos vuelos que despega desde Kabul marcando la salida de EE.UU. de Afganistán.
Uno de los últimos vuelos que despega desde Kabul marcando la salida de EE.UU. de Afganistán.

Los últimos vuelos estadounidenses salieron del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai a las 15:29 hora del este de EE.UU. (medianoche del 31 de agosto en Kabul), fecha límite acordada con el Talibán para la salida.

“La retirada de esta noche significa tanto el final del componente militar de la evacuación como el final de la misión de casi 20 años que comenzó en Afganistán poco después del 11 de septiembre de 2001″, dijo el general Frank McKenzie, que supervisó el operativo.

General Frank McKenzie.

EPA
El general estadounidense Frank McKenzie estuvo a cargo de la operación de salida de EE.UU. de Afganistán.

El general hizo el anuncio desde el Pentágono después de que las últimas tropas enviadas para evacuar a estadounidenses y afganos en riesgo tras el regreso del Talibán al poder despegara desde Kabul.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dirigirá a la nación este martes para explicar su decisión de no prolongar la presencia de sus tropas en Afganistán.

EL mandatario dio las gracias a todos los implicados en las tareas de evacuación en los últimos 17 días y recordó a los 13 soldados estadounidenses que murieron en un ataque con bomba en el aeropuerto de Kabul la semana pasada.


Una nueva era comienza en Afganistán

Por Barbara Plett Usher, BBC News Wilmington

Después de 20 años, la guerra en Afganistán ha terminado.

El principal comandante militar de Estados Unidos en la región, el general Kenneth McKenzie, dijo que el último avión C17 había salido de Kabul con el embajador de Estados Unidos a bordo.

Así terminó una operación masiva para evacuar a más de 120.000 personas en poco más de dos semanas: estadounidenses, extranjeros y muchos afganos.

Pero dejó a su paso el tipo de tragedia que marcó al país durante la guerra.

Soldados de artillería en 2011

Reuters
El conflicto en Afganistán se convirtió en la guerra más larga para Estados Unidos.

El Pentágono dijo que está investigando informes de un ataque con un dron dirigido a un posible atacante suicida en las últimas horas de la operación y que dejó al menos 10 civiles muertos.

El general McKenzie señaló que a pesar de que la misión militar terminó, la tarea diplomática para ayudar a aquellos que no pudieron salir antes de la fecha límite continúa.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución en la que espera que los talibanes mantengan sus promesas de dejar que la gente se vaya, incluidos los afganos que apoyaron la guerra.

También estableció en términos generales las expectativas sobre la lucha contra el terrorismo, los derechos humanos y el acceso humanitario, uniéndose en un conjunto de reglas básicas para participar en esta nueva etapa en Afganistán.


“Angustia de la partida”

En las últimas semanas, Estados Unidos evacuó a unas 120.000 personas -estadounidenses, afganos y de otras nacionalidades- de la capital afgana.

McKenzie enfatizó que el costo de la misión total fue alto, con más de 2.400 militares estadounidenses muertos en dos décadas.

También rindió homenaje a los 13 soldados estadounidenses muertos en un atentado suicida reivindicado por ISIS-K, la rama afgana del autodenominado Estado Islámico, en el aeropuerto de Kabul la semana pasada y dijo que su sacrificio debe ser honrado.

“Hay mucha angustia asociada con esta partida. No sacamos a todos los que queríamos sacar. Pero yo creo que si nos hubiéramos quedado otros 10 días, no habríamos conseguido evacuar a todos”, dijo McKenzie.

Cuando las últimas tropas estadounidenses se retiraron de Kabul, se escucharon los disparos de celebración de las fuerzas pro-talibanes sobre la capital afgana.

En los 20 años de presencia estadounidense en Afganistán, más de 800.000 militares estadounidenses y 25.000 civiles prestaron servicio en el país.