Caravana de migrantes: agentes lanzaron gases lacrimógenos en la frontera entre EE. UU. y México

La Noche Vieja quedó lejos de ser un momento de celebración para muchos migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México.

Un testigo le dijo a la agencia de noticias Reuters que a un migrante le cayó lo que parecía ser un bote de gases lacrimógenos. REUTERS
Un testigo le dijo a la agencia de noticias Reuters que a un migrante le cayó lo que parecía ser un bote de gases lacrimógenos. REUTERS

Agentes fronterizos estadounidenses lanzaron gases lacrimógenos sobre el país vecino contra inmigrantes que intentaban ingresar ilegalmente al país.


Alrededor de 150 centroamericanos trataron de llegar al sur de California por la frontera en la ciudad de Tijuana durante el Año Nuevo.

Mientras cientos de centroamericanos buscan una forma de entrar a EE. UU., el gobierno federal de este país permanece parcialmente cerrado debido a que el presidente Donald Trump y el Congreso no se ponen de acuerdo sobre la financiación de un muro fronterizo.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.U U. (CBP, en inglés) dijo el martes en un comunicado que las fuerzas de seguridad habían usado gas lacrimógeno después de que los migrantes les arrojaran piedras.

La CBP asegura que apuntaron contra aquellos que lanzaban piedras y que impedían que los agentes ayudaran a los migrantes que pasaban niños sobre el alambre de púas que hay en la frontera.

Pero la agencia de noticias Associated Press informó que los migrantes lanzaron piedras después de que los agentes dispararan los gases lacrimógenos.

Un testigo dijo a Reuters que un migrante había sido golpeado por lo que parecía ser un bote de gases lacrimógenos.

Según el periódico californiano San Diego Union Tribune, la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., Katie Waldman, calificó al grupo de migrantes de “turba violenta”.

Waldman dijo que los agentes fronterizos habían usado “la fuerza mínima necesaria para defenderse” y pidió al Congreso que “financie completamente el muro fronterizo” que quiere Trump.

Estos migrantes son parte de cerca de mil 500 de centroamericanos que llegaron a Tijuana a mediados de noviembre como parte de la “caravana de migrantes”, según la agencia de noticias AFP.

Ahora estas personas se encuentran en albergues de Tijuana, esperando que EE. UU. atienda sus pedidos de asilo.

La CBP dijo que 25 personas habían sido detenidas, incluyendo dos adolescentes. La mayoría de los migrantes volvieron a México.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de México dijo que el gobierno “lamenta los acontecimientos” cerca de Tijuana y pidió a ambas partes que respetaran la ley.

0