Cinco frases polémicas de la grabación “secreta” entre la canciller Claudia Blum y el embajador de Colombia en EE. UU.

Debió permanecer como un diálogo privado pero, por razones no aclaradas, se hizo público generando toda una tormenta política.

Claudia Blum sustituye a Carlos Holmes Trujillo como nueva canciller de Colombia. UN PHOTO/PAULO FILGUEIRAS
Claudia Blum sustituye a Carlos Holmes Trujillo como nueva canciller de Colombia. UN PHOTO/PAULO FILGUEIRAS

La prensa colombiana divulgó este miércoles la grabación de una conversación explosiva entre la nueva canciller, Claudia Blum, y el embajador de ese país en Estados Unidos, Francisco Santos Caderón.

En el audio, en que Santos parece estar poniendo al día a su nueva jefa sobre el estado de las relaciones con Estados Unidos, ambos intercambian ideas sobre algunos temas importantes para la diplomacia colombiana, como la crisis en Venezuela.

Incluso llegan a criticar el funcionamiento de la diplomacia de Estados Unidos y la actuación de algunos de los ministros del gobierno del presidente Iván Duque.

La veracidad del audio fue confirmada por el propio Santos en una entrevista con la emisora W Radio, en la que explicó que había sido un diálogo privado que tuvo lugar en un lugar reservado, por lo cual se trata de una grabación “ilegal”.

“Es la conversación de un embajador hablando con su jefe, la canciller, explicándole cómo están las relaciones entre Estados Unidos y Colombia, que por cierto están muy bien, cómo son los ejes de poder en Estados Unidos, que han cambiado”, señaló.

Su explicación, sin embargo, no ha evitado que estalle un escándalo con todas las revelaciones que surgieron en la conversación y que el presidente Iván Duque lo haya llamado de vuelta a Bogotá “a consultas”, aunque -por lo pronto- Santos descartó que vaya a renunciar.

De acuerdo con la prensa colombiana, el diálogo tuvo lugar en un espacio reservado de un conocido hotel en Washington D.C., por lo que Santos presume que puede haberse hecho a través de una intercepción de su teléfono celular.

Colombia solicitará ayuda a las autoridades estadounidenses para investigar cómo pudo haber sido grabada la conversación.

BBC Mundo te cuenta algunos de sus aspectos más polémicos.

1. “El Departamento de Estado está destruido”

Durante la conversación, Santos le explica a Blum cómo ha cambiado la diplomacia estadounidense en la era Trump y la compara a cómo funcionaba hace nueve años, cuando siendo vicepresidente del gobierno de Álvaro Uribe le correspondía viajar frecuentemente a Washington.

“Aquí, el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido. No existe (…), antes uno sabía cómo funcionaba esto, pero la entrada era siempre el Departamento de Estado. Y uno sabía que esto era predecible, que esto iba así. Hoy en día eso se acabó”, dijo Santos en el diálogo.

Mike Pompeo.

Getty Images
Según Francisco Santos, aunque Mike Pompeo sigue siendo una figura relevante, el Departamento de Estado ya no tiene tanto peso en las grandes decisiones de política exterior.

Más adelante señaló que aunque el secretario de Estado, Mike Pompeo, sigue siendo una figura relevante, en la actualidad quien maneja toda la relación política es el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (NSC, por sus siglas en inglés).

“Es mucho más difícil navegar el Washington de hoy que el que me tocó a mí como vicepresidente hace nueve años. Mucho más impredecible”, afirmó.

Indicó que los vínculos bilaterales están “superbien” aunque en relación con Trump advirtió: “Tienes que saber manejar al personaje porque todo gira alrededor de él“.

En respuesta, Blum comentó que Japón había contratado como asesores a unos psicólogos “para que analizaran la personalidad de Trump para poder llegar y negociar con él”.

2. “Trump no se va a meter en Venezuela”

Santos señaló cómo esos cambios en la diplomacia estadounidense han afectado la respuesta ante la crisis en Venezuela.

Una parte de la oposición venezolana puso sus esperanzas de cambio en una intervención de Estados Unidos.

Getty Images
Una parte de la oposición venezolana puso sus esperanzas de cambio en una intervención de Estados Unidos.

“Está un poco parado pero creo que eso se va a mover. Aquí había varias cabezas que manejaban lo de Venezuela de manera distinta, el Departamento de Estado tenía cosas pero quien finalmente lo manejaba era el NSC. Había mensajes contradictorios“, afirmó.

Indicó que, aunque él mantiene contactos con todos los sectores del gobierno, para conseguir que las cosas se hagan hay que entenderse con la Casa Blanca.

Sin embargo, advirtió: “Trump no se va a meter en Venezuela”.

3. “Si Maduro no se va, Colombia no tiene futuro”

Tanto Blum como Santos expresaron su preocupación por las dificultades para lograr una solución a la crisis venezolana.

La nueva canciller manifestó la necesidad de encontrar una nueva estrategia ante esa situación, agravada por el flujo masivo de inmigrantes venezolanos.

Nicolás Maduro

Getty Images
El embajador de Colombia en Estados Unidos ve a Nicolás Maduro “incómodo pero más tranquilo”.

“Lo que hemos hecho no funciona. Está desgastado y la gente ya no cree. Y mientras tanto todos los días llega gente y nosotros con problemas sociales grandísimos. (Somos) el único país realmente abierto a que entren (los venezolanos) porque los otros pusieron visas y trabas y de todo”, apuntó Blum.

Santos coincidió en la necesidad de “barajar” las opciones y destacó la necesidad que, desde su punto de vista, tiene Colombia de que en Venezuela haya un cambio de gobierno.

“Si este señor (Maduro) no se va, Colombia no tiene futuro. Nos va a hacer la vida imposible“, aseguró.

4. “El Grupo de Lima está totalmente debilitado”

El embajador colombiano en Estados Unidos se ofreció a poner en contacto a la nueva canciller con el líder opositor y “presidente interino” de Venezuela, Juan Guaidó.

Santos dijo que él está en contacto con el embajador de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, y recomendó hacer un trabajo estratégico junto a la red de embajadas que la oposición venezolana está montando en el exterior.

Grupo de Lima

Reuters
El Grupo de Lima reúne a una decena de gobiernos de América Latina que abogan por un cambio político en Venezuela.

El diplomático, sin embargo, le advirtió a Blum sobre las dificultades que encontrará con el Grupo de Lima, conformado por una decena de países de América Latina que se oponen al gobierno de Maduro y que buscan un cambio en Venezuela.

“Eso va a ser un chicharrón (problema) para ti. Está totalmente debilitado. El Grupo de Lima hay que reforzarlo y no veo cómo y no hallo qué hacer. Yo siento a Maduro hoy incómodo pero más tranquilo”, dijo Santos y agregó que en Venezuela “hay una represión brutal calladita; cualquier protestica pum, pum”.

Blum, entonces, le pidió consejo sobre qué hacer ante esa crisis y Santos le ofreció una respuesta muy polémica: “Yo lo que veo es acciones encubiertas allí adentro para generar ruido, apoyar a la oposición allá adentro que está muy sola”, señaló.

Su idea va en contra del discurso oficial del gobierno del presidente Iván Duque, que siempre ha abogado por una solución diplomática ante la crisis venezolana y que ha asegurado que “Colombia no agrede a nadie” y que respeta la territorialidad de otros países.

5. “Holmes no tenía estrategia y Botero no trabajaba”

El diálogo entre la nueva canciller de Colombia y su embajador en Washington también contenía críticas en contra de otros funcionarios del gobierno de Duque.

Santos se quejó del desempeño del actual ministro de Defensa y excanciller, Carlos Holmes Trujillo, a quien cuestionó por no tener una estrategia.

El presidente Iván Duque junto a Carlos Holmes Trujillo, quien pasó de la cancillería al ministerio de Defensa.

Getty Images
El presidente Iván Duque junto a Carlos Holmes Trujillo, quien pasó de la cancillería al ministerio de Defensa.

Indicó pasó un año esperando en vano a que le diera una directriz para actuar.

“Yo decía: ‘¿a qué viene?'”, señaló en relación con las visitas de Holmes a Estados Unidos. “Nos ponía a correr a sacar citas y cancelaba. Y nunca hubo una dirección“, agregó.

Santos también cuestionó a Guillermo Botero, anterior ministro de Defensa.

“No tengo interlocutor en Defensa porque Botero no trabajaba, no venía”, dijo sobre el exministro que recientemente tuvo que dimitir de su cargo por el escándalo sobre la muerte de menores de edad durante ataques militares contra grupos disidentes de las FARC.