Coronavirus: quién financia a la OMS y qué impacto tiene la orden de Trump de suspender las aportaciones de EE.UU., el mayor contribuyente

Sobre el futuro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se cierne una preocupante nube en uno de los momentos más decisivos de su historia.

Tedros Adhanom es el primer director general de la OMS de origen africano.
Tedros Adhanom es el primer director general de la OMS de origen africano.

El presidente Donald Trump anunció este viernes que pondrá fin a la relación de Estados Unidos con esa organización justo cuando el ente está en plena lucha contra la pandemia del coronavirus.

El mandatario estadounidense dijo que la OMS no había ejecutado una serie de reformas que Estados Unidos le había exigido hace algunas semanas.

A mediados de abril, Trump había hecho pública su decisión de suspender las aportaciones estadounidenses al presupuesto de la OMS, mientras realizaba una revisión del papel de esa institución en las “graves” fallas en la gestión de la pandemia del covid-19, así como en el presunto “ocultamiento” del alcance de los contagios.

“Nosotros hemos detallado las reformas que (la OMS) debe hacer y las hemos hablado con ellos directamente, pero ellos se han negado a actuar”, dijo Trump este viernes.

El mandatario quería que esa organización fuera más exigente con el gobierno de China, donde se reportó el primer caso de covid-19 en el mundo, y acusó a Pekín de “ignorar sus obligaciones de informar” sobre el virus a la OMS.

“China tiene control absoluto sobre la OMS pese a que solamente paga US$40 millones al año, comparado con lo que Estados Unidos ha estado pagando, que son aproximadamente unos US$450 millones al año”, dijo Trump.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, junto al ministro de Exteriores de China, Wang Yi.

Getty Images
El director general de la OMS, Tedros Adhanom, es acusado por sus críticos de haber asumido sin cortapisas el discurso de China.

Pero, ¿cómo se financia la OMS?

Contribuciones obligatorias y voluntarias

Fundada en 1948 como parte del sistema de la Organización de Naciones Unidas, la OMS tiene como objetivos “promover la salud, mantener el mundo seguro y servir a los vulnerables”.

La institución, cuya sede está en Ginebra (Suiza), dispuso para el bienio 2018-2019 de un presupuesto por unos US$5.600 millones, que se nutre fundamentalmente de dos fuentes distintas.

En primer lugar, están las contribuciones obligatorias que hacen sus 194 estados miembros.

Se trata de cuotas que son fijadas por la ONU de acuerdo con una fórmula compleja que toma en cuenta la riqueza y la población del país. Es dinero que sirve básicamente para pagar por los salarios y los gastos administrativos.

Una mujer prepara una vacuna contra la polio.

Getty Images
El programa de erradicación de la polio de la OMS es uno de los que más recursos recibe.

En 2018- 2019, esas aportaciones representaron en torno a unos US$950 millones.

En segundo lugar están las contribuciones voluntarias que permiten a donantes estatales y no estatales comprometer fondos para campañas sobre temas concretos como, por ejemplo, la vacunación contra la polio, el cuidado de la salud de las mujeres o la erradicación del tabaquismo.

En 2018-2019, estos fondos fueron de unos US$4.300 millones.

El “problema”

Jack Chow, exembajador de Estados Unidos para la lucha global con el VIH y ex subdirector de la OMS, afirmó que en los últimos tiempos la OMS se ha vuelto cada vez más dependiente de esos recursos, que ya forman la parte más abultada de su presupuesto.

“Esto genera un problema porque entonces son los donantes quienes establecen la agenda que debe seguir la OMS, en lugar de que esta obedezca a su criterio profesional”, apuntó Chow en una conversación con BBC Mundo en abril, tras las primeras medidas del mandatario sobre esa institución.

De acuerdo con la información financiera ofrecida por la OMS, Estados Unidos es el principal contribuyente al haber comprometido unos US$893 millones para el bienio 2018-2019, de los cuales hasta el cuarto trimestre de 2019 ya habían sido desembolsados unos US$553 millones.

Eso equivale al 14,67% de todos los recursos recibidos por esa organización.

Por contraste, China tenía comprometidos unos US$86 millones, de los cuales había desembolsado unos US$7,9 millones. Lo que equivale a 0,21% de los fondos.

Principales contribuyentes a la OMS. [ US$5.600 millones Presupuesto total para el bienio 2018-2019 ] [ US$553 millones Estados Unidos ],[ US$367 millones Fundación Gates ],[ US$316 millones Alianza GAVI ],[ US$293 millones Reino Unido ],[ US$214 millones Alemania ], Source: Fuente: OMS, Image: Logo de la OMS

Trump acusa a la OMS de no haber cuestionado al gobierno de China, donde se originó la pandemia actual.

Después de Estados Unidos, el segundo mayor contribuyente a la OMS no es un Estado, sino un ente privado: la Fundación Bill y Melinda Gates, que comprometió unos US$530 millones, de los cuales había hecho efectivos unos US$367 millones, equivalente a 9,76%.

Los Gates fueron críticos con la orden de Trump de suspender las contribuciones.

El tercer mayor contribuyente es GAVI, una asociación en la que participan organizaciones de los sectores público y privado que buscan incrementar el acceso que tienen a las vacunas los 73 países más pobres del mundo.

Suman aportaciones por US$316 millones, un 8,9% de los fondos recibidos por la OMS.

Reino Unido es el cuarto mayor donante y el segundo Estado que hace más aportaciones con desembolsos hasta el cuarto trimestre de 2019 por unos US$294 millones, equivalentes a 7,79% del presupuesto.

En América Latina, los países que tienen las mayores cuotas son Brasil (US$35,5 millones), México (US$13,7 millones) y Argentina (US$8,5 millones).

El impacto sin el dinero de EE.UU.

Por lo tanto, el impacto, si se concreta la retirada de las aportaciones de Estados Unidos, será alto para la OMS.

“La decisión de Trump de dejar de financiar la OMS tendrá consecuencias de largo alcance”, dijo el doctor Jack Chow a BBC Mundo.

Un técnico de la OMS da entrenamiento a un grupo de médicos en Liberia.

Getty Images
La OMS asesora, apoya y entrena a personal sanitario en todas partes del mundo.

“La principal misión de la OMS es evitar el colapso de sistemas de salud frágiles en todo el mundo. Los asesores de la OMS trabajan con departamentos de salud, médicos comunitarios y trabajadores sanitarios para ayudarlos a dar la mejor atención a sus pacientes”, agregó.

“Esta medida de Trump podría significar poner fin a varios programas clave, la retirada de muchos asesores de la OMS de países de todo el mundo y, en consecuencia, más personas en lugares como América Latina pueden estar en peligro no solamente por el covid-19 sino por muchas otras enfermedades como la tuberculosis o la malaria“, alertó Chow.

De acuerdo con las cifras publicadas por la OMS, de los recursos aportados por Estados Unidos para el bienio 2018-2019, la mayor parte estuvo destinado a la zona del Mediterráneo oriental, que abarca unos 22 países que van desde Marruecos hasta Pakistán.

Esta región ha recibido unos US$201 millones, equivalentes al 36% de los desembolsos hechos por Washington.

La segunda zona que obtuvo más fondos es África, que incluye 47 países de ese continente. Los desembolsos de Estados Unidos destinados allí suman US$151 millones.

Una niña se lava las manos con agua de un bote que dice "Organizacón Mundial de la Salud".

Getty Images
La OMS jugó un papel destacado en el combate contra el ébola en África.

El tercer destino más importante del dinero estadounidense son las oficinas centrales de la OMS, que reciben en torno a US$101 millones que luego son empleados tanto para sus gastos operativos como para distintas campañas de salud.

Solamente una parte muy pequeña de las aportaciones de Estados Unidos, unos US$280.000, en torno a 0,5%, se han empleado en el financiamiento de actividades de la OMS en países de América Latina y del Caribe.

En términos de campañas de salud, más de una cuarta parte de las contribuciones de Estados Unidos han estado dirigidas a la erradicación delapolio en el mundo (US$158 millones o 27% del total).

Otros US$100 millones han sido empleados en programas destinados a garantizar el acceso de las personas a servicios de salud y de nutrición básicos; mientras que unos US$44 millones se han usado en programas de vacunación contra enfermedades prevenibles.

Con US$33 millones, la lucha contra la tuberculosis también ha recibido importantes aportaciones.

Trump

Getty Images
Trump acusa a la OMS de estar del lado de China.

Pero, estos son solamente algunos de los programas principales pues además se destinan fondos a la lucha contra el VIH y la hepatitis, a la prevención y control de epidemias, al combate de enfermedades tropicales, a salud reproductiva, a acceso a medicamentos, entre otros asuntos.

En el caso del covid-19, la OMS ha estado solicitando recursos adicionales para combatir la pandemia.

A mediados de mayo, el presidente de China, Xi Jinping, se comprometió a aportar unos US$2.000 millones a lo largo de dos años para es fin.

“Solo empeora las cosas”

Chow coincide con la visión de que la organización necesita ser reformada y reforzada.

Señala que tanto la OMS como China son criticables por haber “puesto un velo sobre la información y sobre la gravedad del peligro que venía” con la crisis del coronavirus, pero advierte que este no es el momento adecuado para ejecutar una decisión como la de Trump.

“El mejor momento para valorar y criticar a los países y a la OMS será cuando la pandemia haya sido derrotada. Atacar y dejar sin fondos a la OMS en medio de una crisis intensa solamente empeora las cosas”, criticó Chow.

“Esto es como quitar el financiamiento al cuerpo de bomberos justo cuando enfrentas un incendio devastador“, concluyó.

*Esta nota fue publicada originalmente el 16 de abril de 2020 y actualizada el 29 de mayo de 2020, después de que Donald Trump anunció la decisión de romper la relación de Estados Unidos con la OMS.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial