Daniel Ortega | “La gente está cansada de la dictadura”: el embajador de Nicaragua ante la OEA denuncia públicamente al gobierno de su país

Arturo McFields, quien fuera designado por Daniel Ortega como representante de Nicaragua ante la OEA criticó a su gobierno en una reunión virtual del Consejo Permanente.

Publicado el
Arturo McFields
Arturo McFields es embajador de Nicaragua ante la OEA desde octubre de 2021. Juan Manuel Herrera/OAS

El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció este miércoles que el gobierno de su país, encabezado por Daniel Ortega, es una “dictadura”.

Denunciar la dictadura de mi país no es fácil, pero seguir guardando silencio y defender lo indefendible es imposible“, dijo.

“La gente de adentro del gobierno y la gente de afuera está cansada; cansada de la dictadura y de sus acciones, y cada vez van a ser más los que digan ‘basta'”, agregó.

“Desde el año 2018 Nicaragua se convirtió en el único país de Centroamérica donde no hay periódicos impresos, no hay libertad de publicar un simple tuit, un comentario en las redes sociales. No hay organismos de derechos humanos. No hay uno solo. No existe. Todos fueron cerrados, expulsados o clausurados. No hay partidos políticos independientes, no hay elecciones creíbles, no existe separación de poderes, sino poderes fácticos“, sostuvo McFields.

Ortega inició en enero su cuarto mandato consecutivo en Nicaragua -el quinto en total- tras unas elecciones cuestionadas por la mayoría de la comunidad internacional ante el encarcelamiento de líderes opositores.

Fue electo presidente por primera vez en 1984, perdió el poder en las elecciones de 1990 y en 2007 volvió a ser elegido. Desde entonces se ha mantenido como jefe de Estado de Nicaragua.

Tras las últimas elecciones, celebradas en 2021 y rechazadas por la Asamblea General de la OEA por no tener “legitimidad democrática”, Ortega anunció la salida de su país del organismo americano.

El proceso de retiro de la OEA toma dos años desde que se pide.

McFields contó en su declaración que días antes de que Nicaragua anunciara su salida del organismo tuvo una reunión con la cancillería y un equipo de asesores presidenciales en el que pidió que consideraran “liberar al menos a unos 20 presos políticos de la tercera edad y a otros 20 reos comunes cuya salud merecía y merece especial consideración”.

“Esto sería, les dije, algo humanitario y políticamente inteligente. (…) Nadie me hizo caso. En ese momento se me dijo: ‘No vamos ni a tomar nota de ese comentario porque vos sabés lo que puede pasar. Y recordá, a la derecha, entre más se le da, más quiere'”, dijo el representante.

Palabras del Embajador de #Nicaragua Arturo McFields Yescas al Consejo Permanente de la #OEA pic.twitter.com/cMNiv69CIh

— OEA (@OEA_oficial) March 23, 2022

https://platform.twitter.com/widgets.js

McFields es un experiodista que trabaja desde 2011 como diplomático en Washington. Había asumido la titularidad de la representación ante la OEA poco después de que la Asamblea Permanente de ese organismo le pidiera a Ortega que liberara a líderes políticos encarcelados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.