Día de la Victoria: el desfile en el que Rusia y Vladimir Putin mostraron al mundo su músculo militar y nuclear

“Ninguna fuerza podrá dominar” al pueblo ruso, dijo este martes el presidente Vladimir Putin, en el 72º aniversario del Día de la Victoria contra los nazis.

GETTY IMAGES
GETTY IMAGES

Ante 10 mil militares reunidos en la emblemática Plaza Roja de Moscú, Putin aseguró que las fuerzas armadas de su país están preparadas “para repeler cualquier amenaza”, al igual que hicieron durante la Segunda Guerra Mundial contra Alemania.

Antes del comienzo del desfile que Rusia celebra cada 9 de mayo para exhibir su poderío militar y nuclear, el mandatario apeló a la unidad de la comunidad internacional “para enfrentar amenazas como el terrorismo”.   

GETTY IMAGES

En su discurso, Putin recordó “el sacrificio” de los soldados soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial, que causó 26 millones de muertos en la URSS.
GETTY IMAGES

Durante el desfile se vieron vehículos camuflados con sistemas de misiles tierra-aire TOR-M2 Arctic Edition.
GETTY IMAGES

Junto a Putin se encontraba el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, quien además es general del ejército ruso.
GETTY IMAGES

A diferencia de lo ocurrido otros años, el presidente de Moldavia, Igor Dodon, fue el único mandatario extranjero que asistió al desfile celebrado en Moscú.

En ocasiones anteriores la canciller alemana, Ángela Merkel, o el presidente chino, Xi Jinping, acompañaron a Putin.

GETTY IMAGES

Veteranos del ejército ruso fueron vitoreados durante el desfile.
GETTY IMAGES

Junto a los miles de soldados se vieron decenas de sofisticados tanques T-14 y BMD-4 M.
GETTY IMAGES

También se observaron misiles balísticos intercontinentales Yars RS-24, equipados con ojivas termonucleares MIRV.
GETTY IMAGES

El gobierno ruso dijo que el desfile de la Fuerza Aérea fue suspendido debido a condiciones meteorológicas desfavorables.

En la imagen se ve un ensayo efectuado hace dos días.

El Ministerio de Defensa aseguró que nueve aviones de transporte militar Antonov-12 y Antonov-26 “atacaron” las nubes para tratar de mejorar, sin éxito, el desapacible clima.