Matan a un oso polar durante un encuentro con turistas en el archipiélago Svalbard en Noruega

Publicado el

Archivado en:

BBC News MundoNoruega
Un promedio de 3.000 osos polares disfrutan del clima helado en Svalbard.
Un promedio de 3.000 osos polares disfrutan del clima helado en Svalbard.

Un oso polar fue abatido a tiros en el archipiélago noruego de Svalbard, dentro del Círculo Polar Ártico, después de que el animal atacara a un guardia de un crucero turístico.

Este guardia tenía la tarea de proteger a los turistas que habían llegado a la isla de Svalbard en el crucero MS Bremen, que es operado por Hapag-Lloyd Cruises.

La compañía alemana de cruceros dijo que otro de sus guardias le disparó al oso “en defensa propia”.

El hombre herido fue transportado en avión al hospital, en la ciudad de Longyearbyen, Spitsbergen (la isla más grande de Svalbard).

Más osos que personas

Este archipiélago es un desierto de glaciares y casquetes de hielo que se encuentra entre Noruega y el Polo Norte.

Se estima que el 60% de su área total está cubierta de hielo y que sus 3.000 osos polares superan en número a la población humana.

La compañía alemana de crucero Hapag-Lloyd dijo que uno de sus guardias le disparó al oso "en defensa propia". REUTERS

Todos los barcos en el área están obligados a emplear guardias para proteger a los pasajeros de los osos, durante las visitas guiadas de turismo.

“Aquí hay reglas muy estrictas, ya que las islas son visitadas por muchos osos polares en el verano, por lo que todos debemos estar atentos cuando estamos en tierra”, escribió un guía turístico en el sitio web de la compañía de crucero.

El incidente ha motivado la polémica en redes sociales, y algunos culpan a los humanos del ataque, al considerar que los turistas estaba invadiendo un territorio que es hábitat del oso polar.

“Esta historia es aborrecible”, dijo el usuario de Twitter @nicell70.

“Matar a un animal salvaje en peligro de extinción en su entorno natural, que estaba siendo invadido por humanos explotadores”, agregó.

El calentamiento del Ártico ha cambiado el comportamiento de los osos, ya que la reducción del hielo marino los obliga a pasar más tiempo en tierra y cazar en lugares más alejados.