Rescatan a Melisa Martínez, la sobrina nieta de García Márquez que estaba secuestrada en Colombia

Después de cuatro meses desaparecida, las autoridades de Colombia informaron que rescataron a Melisa Martínez, sobrina nieta del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Las autoridades ofrecían US$30 mil por algún dato para hallar a Martínez. POLICÍA DE COLOMBIA
Las autoridades ofrecían US$30 mil por algún dato para hallar a Martínez. POLICÍA DE COLOMBIA

El rescate fue confirmado por el presidente Iván Duque.

“En la mañana de hoy en una operación coordinada de la fuerza pública, quiero destacar que con el trabajo del Gaula de la Policía y del Gaula Militar, se dio la liberación de Melissa Martínez García en el departamento del Magdalena”, escribió el mandatario en la cuenta de Twitter de la Presidencia de Colombia.

Según Guillermo Botero, ministro de Defensa, el operativo de rescate tuvo lugar en el área rural de Palmar, en el departamento del Magdalena, y en él fueron capturados 11 miembros de la banda que tenía secuestrada a Martínez.

La mujer, de 34 años, había sido dada por desaparecida el 23 de agosto y posteriormente la policía confirmó que fueron recibidas llamadas de los captores en las que se pedían US$5 millones por su liberación.

En ese entonces, la autoridad policial añadió que se trataba de un secuestro con fines extorsivos y no una acción de algún grupo político armado como se llegó a mencionar.

El secuestro

A finales de agosto, la camioneta de la mujer fue hallada abandonada en las inmediaciones de la Sierra Nevada, en el Caribe colombiano.

Martínez se dirigía a su domicilio en Santa Marta desde su lugar de trabajo en un municipio vecino de la llamada Zona Bananera.

Pocos días después de conocida su desaparición, el presidente de Colombia instruyó a la policía su búsqueda.

Martínez estudió diseño gráfico, pero se dedicó a actividades empresariales relacionadas con el cultivo del banano en el norte de Colombia.

El saliente director de la policía, el general Jorge Hernando Nieto, le dijo a medios locales que la banda de secuestradores tenía orígenes en grupos paramilitares.

“Esta organización tiene incidencia de delincuencia común pero sus lideres hacen parte de estructuras que fueron de grupos paramilitares (…) y por eso uno de sus líderes fue capturado, que inclusive estaba bajo el sistema de Justicia y Paz”, dijo el general Nieto según reporta la agencia EFE.

El sistema de Justicia y Paz es el mecanismo mediante el cual los grupos paramilitares de Colombia entregaron las armas y se sometieron a las autoridades para contar la verdad sobre sus crímenes a cambio de recortes de penas.