Rusia y Ucrania: las fuerzas rusas bombardea un complejo residencial en Kiev e intensifican su ofensiva en el oeste del país

Según autoridades ucranianas, al menos una persona murió luego de un ataque ruso en un edificio de apartamentos en Kiev.

Publicado el
Conflicto Rusia - Ucrania
Bomberos socorren a los residentes en la capital. Getty Images

El asedio contra Kiev continúa a la par que se intensifican los enfrentamientos en el oeste de Ucrania.

Los servicios de emergencia ucranianos dicen que un ataque aéreo ruso golpeó un bloque de apartamentos de nueve plantas en el distrito de Obolon, en el norte de la ciudad y a 10 kilómetros del centro.

Según las autoridades, al menos una persona murió como resultado del ataque y otros tres tuvieron que ser trasladados al hospital. Otros 9 fueron tratados en el lugar del suceso y 15 residentes se salvaron de lo ocurrido.

El ataque tuvo lugar el lunes temprano por la mañana cuando las tropas rusas se acercaban a la capital.

Kiev
Getty Images

Las imágenes muestran un edificio en llamas mientras los bomberos se apresuran a socorrer a los residentes y sacarlos junto con sus pertenencias.

“Salimos del apartamento y vimos que la escalera ya no estaba allí, todo estaba en llamas”, dijo Maksim Korovii a la agencia Reuters, describiendo cómo él y su madre se escondieron inicialmente, pensando que las fuerzas rusas estaban derribando la puerta.

“No sabíamos qué hacer. Así que salimos corriendo al balcón. Conseguimos ponernos la ropa que teníamos a mano y nos abrimos paso de balcón en balcón y al final bajamos por la entrada del edificio de al lado. Ahora estamos tratando de recuperar algunas de nuestras cosas con la ayuda de los bomberos”.

El gobierno de la capital informó además que la planta de aviones Antonov había sido bombardeada.

Rusia niega haber atacado a civiles y describe sus acciones como una “operación especial” para desmilitarizar y “desnazificar” a Ucrania. Occidente lo considera un pretexto sin fundamento para invadir el país.

Kiev
Getty Images

Conversaciones “difíciles

Mientras tanto, Ucrania y Rusia iniciaron este lunes la cuarta ronda de negociaciones.

Ucrania dijo que había iniciado conversaciones “difíciles” sobre un alto el fuego, la retirada inmediata de tropas y garantías de seguridad.

El negociador ucraniano Mykhailo Podolyak publicó una foto en Twitter y escribió: “Negociaciones. Cuarta ronda. Sobre la paz, alto el fuego, retiro inmediato de tropas y garantías de seguridad”.

Más tarde dijo que las discusiones habían comenzado pero que eran complejas, porque los sistemas políticos de Rusia y Ucrania eran demasiado diferentes.

The parties actively express their specified positions. Communication is being held yet it’s hard. The reason for the discord is too different political systems. 🇺🇦 is a free dialogue within the society & an obligatory consensus. 🇷🇺 is an ultimatum suppression of its own society pic.twitter.com/O00fnCd1WP

— Михайло Подоляк (@Podolyak_M) March 14, 2022

https://platform.twitter.com/widgets.js

Las rondas anteriores se habían concentrado principalmente en el alto al fuego para llevar ayuda a los pueblos y ciudades sitiados por las fuerzas rusas y evacuar a los civiles.

Pero esas treguas han fracasado hasta ahora.

En la región de Zhitómir, al oeste de Kiev, los residentes se han enfrentado a bombardeos masivos diarios, matando a civiles y dejando a muchos sin hogar.

En las dos primeras semanas de la invasión, los rusos lanzaron más de 40 ataques aéreos y con cohetes contra la propia ciudad de Zhitómir y los pueblos y aldeas circundantes.

La ciudad, que tenía una población de unos 280.000 habitantes antes de la guerra, es un punto clave en el corredor logístico y humanitario hacia Kiev, le dice a la BBC el alcalde de Zhitómir, Serhiy Sukhomlyn.

Zhytomy
Getty Images
Oleg Rubak, de 32 años, un ingeniero local que perdió a su esposa Katia, de 29 años, en el bombardeo, sobre los escombros de su casa en Zhitómir.

Mairúpol, una ciudad portuaria del sur de Urania, sufre “bombardeos constantes, bombardeos y algunas batallas callejeras”, dijo a la BBC el teniente de alcalde Serhiy Orlov.

Miles de civiles han quedado atrapados allí durante casi dos semanas, rodeados de tropas rusas que disparan cohetes y proyectiles, que han destruido muchos edificios. Los funcionarios de la ciudad dicen que hay una necesidad desesperada de alimentos, agua, medicinas y electricidad.

“La crisis humanitaria y el genocidio continúan”, dice Orlov.

La ciudad es estratégica porque capturarla permitiría a Rusia unir sus fuerzas en Crimea y la región oriental de Donbás, controlando la costa.

Ucrania dice que el número de civiles muertos allí ha aumentado por encima de los 2.500, una cifra que la BBC no ha podido comprobar.

El gobernador de la región de Kiev, Oleksiy Kuleba, dijo que las ciudades de primera línea cerca de la capital estaban siendo evacuadas el lunes por quinto día. “El alto el fuego en nuestra región se mantiene, aunque es muy condicional”, dijo Kuleba.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que un claro objetivo de sus negociadores, que hablaban a diario con los rusos, era “hacer todo lo posible” para organizar una reunión con Putin.

“Debemos aguantar. Debemos luchar. Y ganaremos”, dijo Zelensky en un video.

“Crear pánico”

Por su parte, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, dijo que el ataque a una base militar ucraniana cerca de la frontera con Polonia este pasado domingo tenía como objetivo “crear pánico entre la población civil”.

Las autoridades ucranianas dijeron que ocho misiles rusos impactaron en el Centro Internacional para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad (ISPC, por sus siglas en inglés) ubicado en la ciudad de Yavoriv, ​​en la región de Lviv, a solo 10 km de la frontera con Polonia, miembro de la OTAN.

Yavoriv
Reuters
Zona del desastre tras el ataque a la base militar de Yavoriv.

Las autoridades reportaron al menos 35 muertos y 134 heridos como resultado del ataque.

Moscú confirmó que había llevado adelante los ataques. De acuerdo con el Ministerio de Defensa de Rusia, en esa ofensiva murieron “hasta 180 mercenarios extranjeros” y fue destruida gran cantidad de armamento suministrado a Ucrania por otros países.

En los primeros días de la invasión, las fuerzas rusas ingresaban a Ucrania principalmente desde el este, norte y sur del país. Pero el aumento de los ataques en el oeste, más cerca del territorio controlado por la OTAN, es visto como un desafío a Occidente, con Estados Unidos a la cabeza.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró que un enfrentamiento directo entre la OTAN y Rusia podría resultar en una Tercera Guerra Mundial; aunque ha descartado en repetidas ocasiones el envío de tropas estadounidenses para un enfrentamiento directo con Rusia.

“Quiero ser claro: defenderemos cada centímetro del territorio de la OTAN con todo el poder de una OTAN unida y galvanizada”, escribió el mandatario en Twitter.

“Pero no pelearemos una guerra contra Rusia en Ucrania. Una confrontación directa entre la OTAN y Rusia es la Tercera Guerra Mundial”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.