Una enorme explosión en Afganistán deja al menos 18 muertos y cerca de 100 heridos

Un coche bomba provocó una enorme explosión fuera de una estación policial en la capital de Afganistán, Kabul, y causó al menos 18 muertes, según autoridades afganas. Cerca de 100 personas resultaron heridas, incluyendo niños.

La explosión tuvo lugar en torno a las 9 de la mañana hora local cerca de un centro de reclutamiento de la policía.
La explosión tuvo lugar en torno a las 9 de la mañana hora local cerca de un centro de reclutamiento de la policía.

El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, reivindicó el atentado en un mensaje en Twitter, en el que señaló que el objetivo del ataque fue “un centro de reclutamiento cerca de la estación de policía”.

“Decenas de policías y soldados murieron”, agregó Mujahid.

El vehículo cargado de explosivos estalló en torno a las 9 de la mañana hora local (04.30 GMT) en el suroeste de Kabul, según informó un vocero oficial.

Tras la explosión, que generó grandes columnas de humo, los hospitales de la ciudad fueron inundados con el flujo constante de víctimas.

El atentado tuvo lugar luego de que el martes al menos cinco policías fallecieran en Kabul tras la detonación de un artefacto en una bicicleta cuando pasaba junto a ella un vehículo del Departamento de Lucha contra el Narcotráfico.

Ambos ataques tuvieron lugar mientras se celebra la octava ronda de negociaciones de paz entre delegados de Estados Unidos y del Talibán en Qatar, con el objetivo de lograr un acuerdo que ponga fin a cerca de dos décadas de guerra.

La continuación de los ataques a pesar del diálogo sería, según analistas, un intento del Talibán de fortalecer su posición a la hora de negociar los términos del acuerdo.

Naciones Unidas informó en febrero que la muerte de civiles llegó a un récord en 2018, y estimó que más de 32.000 civiles murieron en Afganistán en la última década.

Herido siendo trasladado tras la explosión de este miércoles

Reuters
Los hospitales de Kabul fueron inundados de heridos este miércoles. La ONU informó en febrero que más de 32.000 civiles murieron en Afganistán en la última década.

Observadores señalan que ambas partes estarían próximas a un acuerdo histórico que incluiría el retiro de las cerca de 14.000 tropas estadounidenses actualmente en territorio afgano y un compromiso del Talibán de que el país no será usado como una base de acciones extremistas.

El Talibán controla actualmente cerca de la mitad del territorio de Afganistán y está en su punto de mayor fortaleza desde 2001, cuando fue derrocado en una invasión liderada por Estados Unidos.