Verificamos para usted: Los Simpson sí predijeron un virus (pero no el covid-19)

¿El virus se muere con el calor, como dijo Trump? ¿Nuestras mascotas nos pueden contagiar?

La desinformación sobre los tipos de contagio del nuevo coronavirus se ha extendido en internet.

La agencia de noticias AFP examinó la veracidad de algunas de las afirmaciones difundidas desde la aparición del brote a finales de 2019 en la ciudad china de Wuhan.

Los Simpson y un paquete: falso

Un video que muestra un fragmento de los Simpson circula asegurando que predijeron el nuevo coronavirus o que muestra “cómo se expanderá” por el mundo.

En la secuencia, el empleado de una fábrica japonesa estornuda sobre un paquete enviado por avión a la casa de Homero que al abrirlo absorbe los gérmenes y se enferma.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic, señaló que no es posible que el virus sobreviva en una caja enviada desde oriente.

“Por análisis previos sobre otros coronavirus, sabemos que estos tipos de virus no sobreviven mucho tiempo en la superficie. Los virus generalmente no sobreviven más de unas pocas horas con materiales porosos como papel o cartón”, explicó.

Consumir animales puede provocar contagio: probable

Aunque no se ha determinado el origen del nuevo coronavirus, las investigaciones apuntan al papel de murciélagos y pangolines en su transmisión, así como a un mercado de la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei, en la que se vendían animales vivos.

En ese contexto, varios usuarios plantearon que el consumo de carne de origen chino puede provocar el contagio. Jasarevic reconoció que “la fuente del virus aún no se ha identificado, aunque es probable que se considere una fuente animal”.

El coronavirus se transmite a través de mascotas: falso

Tras el brote de covid-19, en redes sociales alertaban del riesgo de que las mascotas sean transmisoras del virus, lo que habría llevado a algunos habitantes de Wuhan a deshacerse de ellas. También circularon imágenes de animales domésticos que pasean con máscaras.

Jasarevic dijo que “en la actualidad, no hay evidencia de que los animales de compañía o mascotas, como perros o gatos, puedan infectarse con el nuevo coronavirus”.

Covid-19 en el embarazo o por leche materna: En investigación

El 4 de febrero, médicos chinos detectaron que un niño se infectó con el virus 30 horas después de nacer. Aunque aún se investigaba si se trató de una transmisión de madre a hijo, varias publicaciones en redes sociales lo dieron como un hecho.

El portavoz de la OMS señaló que es demasiado pronto para definir los riesgos para mujeres embarazadas y lactantes y sus recién nacidos. Según Jasarevic, la red clínica de la OMS está discutiendo sobre la transmisión del virus, incluyendo “el riesgo para mujeres embarazadas y lactantes”.

Operaciones para extraer coronavirus: Falso

Varias publicaciones muestran un video en el que supuestamente dos médicos están “operando al coronavirus”. Sin embargo, “los coronavirus no se pueden quitar con cirugías”, informó el portavoz de la OMS.
Algunos síntomas del nuevo coronavirus, según la OMS, son fiebre, tos, malestar general, goteo nasal y dolor de garganta. También pueden aparecer “signos de alarma” como dificultad respiratoria e incremento de los síntomas respiratorios como expectoración, así como también los digestivos (náuseas, vómitos y diarreas). En casos más complicados pueden surgir alteraciones psíquicas como confusión o letargo.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP)

Coronavirus y temperatura ambiente

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que esta enfermedad desaparecerá en abril, con la llegada de la primavera boreal, ya que “el calor habitualmente mata a este tipo de virus”. También circuló un relato de un supuesto médico que trabaja en Wuhan, quien aseguraba que el covid-19 “no es resistente al calor y se muere a una temperatura de 26 a 27 grados”.

Según Jasarevic, el virus es demasiado nuevo para que sepamos cómo un clima más cálido podría afectar la transmisibilidad. Ha afectado a personas en climas fríos, secos, cálidos y húmedos.

Según el epidemiólogo francés Arnaud Fontanet, el SRAS apareció en invierno y la epidemia terminó en 2003 durante el verano del hemisferio norte, lo que llevó a especulaciones sobre que su desaparición se produjo por el buen tiempo. “Quizás el calentamiento del verano contribuyó al control de la epidemia, pero nadie puede responder al interrogante de si la temperatura tuvo que ver con el final de la epidemia”, explicó.

El MERS de 2012, en tanto, circuló en 27 países y el 80% de los casos se encontraron en Arabia Saudita, un país cálido con temperaturas superiores a las del verano estadounidense.

0