Cómo opera la red de sicarios del “Mayo” Zambada, uno de los narcotraficantes más poderosos

La serie “Los más buscados del Mundo” revela detalles de cómo opera el narcotraficante “El Mayo” Zambada, líder del Cártel de Sinaloa y cómo se ha librado de la justicia.

"El Mayo" Zambada es uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo. (Foto Prensa Libre: Netflix).
"El Mayo" Zambada es uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo. (Foto Prensa Libre: Netflix).

La serie de Netflix “Los más buscados del Mundo” consta de cinco capítulos en los que narra cómo los delincuentes más poderosos han estado en libertad y por qué las autoridades de Estados Unidos quieren capturarlos.

Uno de los capítulos es dedicado a Ismael “El Mayo” Zambada, líder del Cártel de Sinaloa. En más de cuarenta minutos revela detalles de cómo opera uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo, cómo ha escapado de la justicia y cómo lo cuidan legiones de sicarios.

El jefe del Cártel de Sinaloa tiene legiones de sicarios que lo cuidan y siguen estrictos protocolos de seguridad, entre ellos el no poder decir su nombre, relata el portal Infobae. Decir su nombre es peligroso, porque lo pondría en evidencia. “El señor grande”, “El señor que manda” o “señor” es como le dicen sus empleados.

El “Mayo” Zambada ha tenido claro que uno de los factores que garantizan su éxito es pasar desapercibido. Por ello, se rodeó de un pequeño ejército personal, con muchos círculos antes de llegar a él y por lo que delega mucha autoridad a los sicarios, explica Jesús Esquivel, periodista especializado en narcotráfico, al medio internacional.

“El señor grande, el Señor que manda, él ha organizado, él ha dado instrucciones de cómo nos formemos, cómo nos cuidemos, nunca se debe de decir el nombre de la persona. Existen protocolos en todas partes y tenemos que respetarlos”, dice un jefe de sicarios al periodista que lo entrevistó para la serie de Netflix.

Otro hombre, que se identifica como “Eladio”, dice ser, con orgullo, pistolero de El Mayo. Relata ante las cámaras que tienen protocolos y sistemas de información que permiten que el narcotraficante pueda escapar de las autoridades.

Las cirugías y las pocas fotos que existen son lo que ha permitido a “El Mayo” Zambada permanecer libre. (Foto Prensa Libre: Infobae).

El equipo, formado por entre 150 o 160 elementos, se coordinan para que ningún vehículo o persona desconocido pase los círculos de seguridad. Tienen personal desplegado al inicio y mitad del camino, también en el aeropuerto, quienes dan las bitácoras, salidas y llegadas de los vuelos.

El “secreto del éxito”

Al cuestionarse acerca de cómo han tenido éxito, Eladio rápido responde al periodista “estar bien con la comunidad, eso es lo primordial”.

Esta respuesta es reforzada por Jack Riley, agente retirado de la DEA, quien comenta que el narcotraficante integró a su plan de seguridad y negocios a los habitantes de los pueblos en donde opera el Cártel de Sinaloa. Construye campos de fútbol, iglesias o apoya con cualquier necesidad que tenga la población. “Eso también se incluye a su plan de seguridad y su plan de negocios, porque hace de los lugareños, vigilantes, en términos de que ven cosas y las reportan también”, explica el agente de la DEA.

Sin dejar rastro

En la serie se detalla que no hay ninguna grabación en donde se escuche la voz de El Mayo. Esquivel comenta que el narcotraficante sabe que si pasa mucho tiempo al teléfono podría ser su final, ya que las autoridades podrían conocer su ubicación o tener evidencia de sus actividades.

Por ello, Mayo Zambada evita usar el teléfono o hablar en las reuniones de su grupo. Para dar instrucciones llama a alguien de su equipo, salen del salón y dicta lo que se tiene hacer. Luego, el subordinado habla en la reunión.

Su relación con El “Chapo” Guzmán

De acuerdo con William Purpura, identificado en la serie como uno de los abogados del Chapo, el Mayo es un hombre sumamente inteligente que usó durante décadas como intermediario a Guzmán Loera. Este último cometió el error de hablar en persona o por teléfono sobre el costo y las cantidades de droga que traficaba.

“Eso habla de lo poderoso que es el Mayo comparado con el Chapo. Mayo debe ser un hombre extremadamente inteligente, ahora debe de tener 71 o 72 años”, dice el abogado del Chapo, según Infobae.

Para Jack Riley, agente retirado de la DEA y quien estuvo por muchos años tras El Mayo y El Chapo, dice que el jefe del Cártel de Sinaloa es un visionario de negocios, muy estratégico para pensar y quien desde joven entendió la importancia de pasar desapercibido.

Guzmán Loera durante décadas fue quien dio voz a las órdenes del Mayo. Todas las llamadas en las que se escuchó cómo negoció, informó o dirigió operaciones del cártel: fueron su condena.