Conmoción por la historia de Lara Arreguiz, una joven de 22 años con coronavirus que murió en el suelo de un hospital

La historia de Lara Arreguiz, una joven de 22 años de Santa Fe, Argentina, conmovió al país debido a las condiciones en que falleció.

Publicado el
Lara Arreguiz de 22 años, falleció de Covid-19 en Santa Fe, Argentina y su historia conmocionó a ese país. (Foto Prensa Libre: Pixabay)
Lara Arreguiz de 22 años, falleció de Covid-19 en Santa Fe, Argentina y su historia conmocionó a ese país. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

Lara Arreguiz era una joven argentina de 22 años que estudiaba veterinaria en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y vivía en Esperanza, a 45 kilómetros de Santa Fe, Argentina.

Desde los 10 años, Lara fue diagnosticada con diabetes y era insulino dependiente. El jueves 13 de mayo comenzó con síntomas de covid-19 y falleció el viernes 21 en el Hospital J.B. Iturraspe, en Santa Fe, Argentina.

Debido a los múltiples casos de coronavirus registrados en ese país, el hospital carecía de camas disponibles en el sector de terapia intensiva y Lara esperó atención acostada en el piso.

De acuerdo con las publicaciones en medios argentinos, los padres de Lara relataron la tragedia y la crisis sanitaria en Argentina.

“Tenía tos y llamó a su mamá para que la fuera a buscar. La trajimos a Santa Fe y la mamá le hizo unas nebulizaciones, pero seguía mal. La llevamos al Hospital Protomédico (un hospital en el extremo norte de la ciudad), ya que en los sanatorios no atienden a pacientes con síntomas de coronavirus”, dijo Alejandro, el padre de Lara.

Alejandro también contó que, en ese último centro asistencial, ubicaron a Lara en una silla de ruedas durante aproximadamente cuatro horas debido a que no había camas disponibles.

“Le hicieron placas y le dieron turno para hisoparla el domingo y el 16 de mayo dio positivo a covid-19. La llevamos de nuevo a casa”, agregó Alejandro.

Lea también: Vacuna contra el covid-19: la difícil decisión de vacunar o no a los niños

Según lo relatado por el padre de Lara, las placas dieron pulmonía bilateral y dos días después fue impresionante cómo avanzó. “Le tomó ambos pulmones, por eso se ahogaba. Luego nos dijeron que la lleváramos y que siguiéramos con nebulizaciones. Entonces fuimos a casa y ahí se volvió a ahogar. Nos trasladamos al Hospital J.B. Iturraspe y, como estaba saturado, nadie nos atendía, hasta que ella se descompensó y cayó al suelo”, añadió Alejandro.

Claudia, madre de Lara, agregó que su hija decidió acostarse en el suelo y que, gracias a una señora que se encontraba en el hospital, logró cubrirse del frío.

“En ese momento fue cuando un médico que pasó cerca, la levantó y se la llevó a la guardia. Le administraron oxígeno y se calmó, pero nos dijeron que no había camas, así que estuvo varias horas y después la llevaron al hospital antiguo. Al día siguiente la pasaron a una sala intermedia para controlarle la insulina mediante una bomba de hidratación”, añadió Alejandro, quien, según su relato, fue a visitarla todos los días, durante 15 minutos.

Alejandro contó que el jueves 20 recibió un mensaje desde el hospital. “Me preguntaron si quería ir a verla. Me pareció raro, pero fui. Cuando llegué, Lara estaba muy mal, tenía una máscara de oxígeno, me miraba y me hacía señas de que estaba ahogada. Me quebré, no podía verla así”, dijo el padre de la joven.

Además: Vivir y morir juntos por el covid: la historia de unos gemelos en India

Según Alejandro, al llegar a su casa le avisaron que su hija había sido trasladada a terapia y que la habían intubado. “El viernes 21, a las 3 de la mañana nos avisaron que había fallecido. La gente no razona lo que está sucediendo y creen que es mentira, pero cuando te toca vivirlo en carne propia, es lo peor que te puede pasar. Estar de hospital a otro con un ser querido y no tener una cama o un médico que te ayude, es lo peor”, finalizó.