Coronavirus: Era el encargado de vigilancia de Salud de Costa Rica y renuncia tras haber salido en yate sin protección

El domingo se hicieron virales varias imágenes compartidas en Facebook donde aparecía el funcionario sin mascarilla ni respetando el distanciamiento social.

El funcionario costarricense de Salud -derecha- posa sin mascarilla en un yate. (Foto Prensa Libre: Facebook de operador de turismo)
El funcionario costarricense de Salud -derecha- posa sin mascarilla en un yate. (Foto Prensa Libre: Facebook de operador de turismo)

El director de Vigilancia de la Salud de Costa Rica, Rodrigo Marín, renunció este lunes a su cargo en medio de una polémica por un tour en yate en el que se le vio sin mascarilla y sin distanciamiento social, violaciones a dos de las “reglas de oro” que ha establecido el Gobierno para combatir la pandemia del covid-19.

“Sin duda es necesario predicar con el ejemplo y ayer no fui consecuente con el mensaje. Me equivoqué, no mantuve la distancia fuera de mi burbuja y no utilicé el equipo de protección personal”, indicó el alto funcionario del Ministerio de Salud en una carta dirigida al titular de la cartera, Daniel Salas.

Marín aseguró que renuncia al cargo pues no desea “enlodar el mensaje de prevención que le hemos dado a la población” y reconoció que sus “acciones inoportunas no representan el actuar comprometido del Ministerio de Salud y de cada uno de sus funcionarios que han estado trabajando incansablemente”.

Medios locales publicaron el domingo una serie de fotografías colgadas en Facebook por un operador turístico, en las que se ve al alto cargo en un yate junto a un grupo de personas, sin utilizar mascarilla ni careta, y sin guardar la distancia de 1.8 metros que las autoridades recomiendan.

Marín era uno de los voceros oficiales durante la pandemia con apariciones frecuentes en las conferencias de prensa diarias que el Gobierno emite para informar sobre el desarrollo de la emergencia sanitaria.

El ahora exdirector de Vigilancia de la Salud enfatizaba en sus apariciones públicas en la necesidad de que la población permanezca en casa el máximo posible, en el lavado constante de manos, en el uso de dispositivos de protección y en la aplicación del distanciamiento social.

Ante una lluvia de críticas en redes sociales tras la publicación de las fotos, Marín dijo el domingo en Twitter que viajo a la provincia de Guanacaste para reunirse con empresarios turísticos de la zona y evaluar los protocolos sanitarios que están implementando.

Casi toda la costa del Pacífico de Costa Rica se encuentra en alerta amarilla, lo que permite la apertura de hoteles con limitaciones de aforo, así como algunas actividades turísticas.

Costa Rica registró su primer caso de covid-19 el pasado 6 de marzo y en la actualidad está atravesando una segunda ola pandémica con un crecimiento sostenido de casos, de hospitalizaciones y de muertes, ante lo que las autoridades han establecido medidas restrictivas y han retrocedido en el plan de apertura económica en el área metropolitana.

El domingo este país registró la mayor cantidad de muertes diarias durante la pandemia -8-, de personas hospitalizadas simultáneamente -241- y en cuidados intensivos -44-.

Costa Rica acumulaba hasta el domingo 11 mil 114 casos positivos, de los cuales hasta el momento se han recuperado 2 mil 966 y han fallecido 62.