Demandan a Donald Trump por racismo y TPS; amenaza con retirar Patrulla Fronteriza de California

Dos organizaciones que abogan por los derechos civiles interpusieron este jueves sendas demandas en tribunales de Boston y Nueva York para que miles de beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) se queden legalmente en Estados Unidos.

La cancelación del programa TPS afecta a 195 mil salvadoreños, 57 mil hondureños, 50 mil haitianos y dos mil 550 nicaragüenses. (Foto: Hemeroteca PL)
La cancelación del programa TPS afecta a 195 mil salvadoreños, 57 mil hondureños, 50 mil haitianos y dos mil 550 nicaragüenses. (Foto: Hemeroteca PL)

El grupo Centro Presente, con sede en Boston (Massachusetts), presentó una demanda alegando que la decisión del gobierno del presidente de EE. UU., Donald Trump, de poner fin al TPS que protegía a los nacionales de varios países tuvo motivación racista.

El documento judicial citó declaraciones que, según señalaron los abogados, mostraban la “aversión e indiferencia del presidente republicano por los inmigrantes latinos y afroamericanos”, la más reciente en enero, diciendo que los inmigrantes de El Salvador, África y Haití provienen de “países de mierda”.

Trump llama “países de mierda” a los que contaban con TPS

Esta demanda busca desafiar la decisión de la administración Trump de dar por terminado el estado de protección temporal del que venían disfrutando decenas de miles de inmigrantes de Haití y El Salvador, países de origen de sus representados.

Sin embargo, la cancelación del programa TPS afecta a 195 mil salvadoreños, 57 mil hondureños, 50 mil haitianos y dos mil 550 nicaragüenses y un millar de sudaneses que deben abandonar el país en los próximos meses, según datos del National Immigration Forum.

“La hostilidad dirigida hacia los inmigrantes latinos y afroamericanos es un hilo conductor desafortunado que se extiende a lo largo de las declaraciones del presidente Trump, y se actualiza con las políticas de su Administración, como las impugnadas por esta demanda”, indicó la denuncia.

Por otro lado, el Consejo Estadounidense de Inmigración (AIC, en inglés) también interpuso este jueves una demanda en una corte federal de Nueva York para obligar al Gobierno a que acepte las solicitudes de residencia permanente de los “tepesianos” que entraron al país sin ser inspeccionados.

En concreto, AIC denunció que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) prive a “tepesianos” que ingresaron al país sin ser “inspeccionados y admitidos”.

“La interpretación de USCIS del TPS y los estatutos de ajuste de estatus migratorio es un problema de larga duración”, señaló en una conferencia telefónica la directora de política de AIC, Royce Murray.

Amenaza a California

Donald Trump amenazó este jueves a California con retirar a los agentes de inmigración y frontera federales que hay allí para que el estado de la costa oeste se vea “inundado de criminales”.

“Verían crimen como no lo ha visto nadie en este país”, manifestó el mandatario en la Casa Blanca en el marco de la reunión sobre seguridad en las escuelas después del ataque de la semana pasada contra una escuela de Florida.

Los estados y ciudades santuarios se niegan a colaborar con las autoridades federales en la localización y arresto de indocumentados para que sean deportados. Ciudades de California, entre ellas Los Ángeles y San Francisco, contaban ya desde hace tiempo con legislación específica al respecto.

Lea más: California en alerta para proteger indocumentados de Trump

“Francamente, la situación de las ciudades santuario es una vergüenza, la protección de estos horribles criminales…”, dijo Trump, tras referirse a los sin papeles como miembros de la Mara Salvatrucha, conocida como MS-13 en Estados Unidos.

Trump ya intentó castigar a las ciudades santuario retirándoles fondos federales, pero los tribunales frenaron ese movimiento.

California es el estado más poblado del país y también el que tiene la mayor población de origen hispano: de sus 39 millones de habitantes, unos 15 millones, cerca del 39 por ciento, son latinos. Las estimaciones apuntan a que 2.3 millones de inmigrantes sin papeles viven en el estado de la costa oeste.

Más contenido:

Vea cuáles fueron los 10 días más difíciles para la inmigración centroamericana

Inmigrantes guatemaltecos protagonizan incidente armado en Arizona