Japón: periodista símbolo del movimiento #Metoo gana juicio por violación

El condenado, que deberá pagar unos 27 mil 500 euros, asegura que la historia de la reportera es falsa y presentó en su momento una querella por difamación.

Un tribunal de Tokio dio la razón este miércoles (18.12.2019) a la popular periodista Shiori Ito que denunció haber sido violada por el responsable de una cadena de televisión privada nipona en uno de los casos más sonados del movimiento #Metoo en Japón.

“Hemos ganado, la contrademanda ha sido desestimada”, dijo Ito al término de la sentencia, con una pancarta en la mano en la que se podía leer “victoria” mientras sus seguidores aplaudían y la vitoreaban. El juez condenó a su presunto agresor a pagar a la periodista 3,3 millones de yenes (unos 27.500 euros, 30.600 dólares) por daños e intereses, un tercio de la cantidad que reclamaba.

Shiori, como es conocida en Japón, denunció cuando empezaba el movimiento #Metoo en el mundo que había sido violada en 2015 en Tokio en una habitación de hotel por un responsable de una televisión privada, que le había prometido un puesto en Estados Unidos, donde se encontraba él.

Según Ito, Noriyuki Yamaguchi, su presunto agresor, probablemente la drogó, cuando cenaban juntos en un restaurante, para aprovecharse posteriormente. Shiori, de 30 años, contó su historia a la prensa y en un libro “Black box” (“Caja negra”).

Shiori Ito interpuso la denuncia en el 2015 por violación contra Noriyuki Yamaguchi.

La acusan por difamación

Esa denuncia, poco común en el archipiélago donde las víctimas de violación se callan, la forzó al exilio, al menos de momento. Yamaguchi, que es el biógrafo del primer ministro Shinzo Abe, también presentó una querella contra la joven, rechazando de plano las acusaciones de violación y acusándola de difamación.

Su versión es que la joven estaba completamente borracha e incapaz de irse sola después de la cena, por lo que la llevó al hotel donde se alojaba y habría aceptado sus insinuaciones. Los dos protagonistas hablarán a la prensa de manera separada el miércoles y jueves.

Pese a la denuncia de Shiori, el movimiento #Metoo no ha tenido gran repercusión en Japón donde la legislación sobre violaciones, que tiene más de un siglo, solo ha sido reformada recientemente. Ella ha denunciado la inadaptación de las estructuras, – recepción, gabinetes médicos o fuerzas del orden-, para las mujeres violadas.