Recital en Chile forma parte de un ensayo clínico para medir impacto del Covid-19

El experimento, el primero de este tipo realizado en Latinoamérica, fue realizado con 200 voluntarios con mascarillas y test PCR negativos. El evento busca establecer qué tan seguros son los recitales en pandemia.

Concierto de Chancho en Piedra. (Universidad de Chile/REUTERS)
Concierto de Chancho en Piedra. (Universidad de Chile/REUTERS)

Tras 17 meses sin conciertos en vivo por la pandemia en Chile, 200 voluntarios asistieron el jueves por la noche (26.08.2021) a la presentación de una banda de rock con aforo completo para probar los riesgos de contagios masivos de coronavirus.

El primer ensayo de este tipo en Latinoamérica se denominó “La Música Ensaya”, un estudio de la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD) y el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, que busca conclusiones científicas para volver a los conciertos y otras actividades culturales en pandemia.

Con parafernalia de su grupo favorito y muchas ganas de volver a bailar y tararear éxitos entre desconocidos, los asistentes a este experimento en Santiago disfrutaron una hora al ritmo del funk rock de Chancho en Piedra, una popular banda chilena que convirtió a sus seguidores en voluntarios en un ensayo clínico que empezó a las 8 am, en pleno invierno, con un PCR en el hospital.

“Yo creo que todos queremos volver a los eventos, a la música, pero con el resguardo necesario, y hoy día a todos nos asusta un poquito, pero ya que todos los que estamos aquí tengamos PCR negativo es algo super importante y bonito. Es maravilloso volver a sentir la música”, dijo Nicole, una mujer de 31 años que hizo una pausa de su trabajo en recursos humanos.

Los requisitos para participar en el experimento

El primer requisito para este concierto era contar con su esquema de vacunación completo, que en Chile ya abarca más del 69% de la población total de 19 millones de habitantes y que, como Uruguay, comenzó en agosto a poner una tercera dosis.

Además de la vacunación, para poder participar en el evento musical era importante respetar el protocolo sanitario completo: presentar un PCR negativo, utilizar una mascarilla en la entrada y la utilización del acohol gel.

Tal como hicieron en Barcelona y otras partes del mundo, este tipo de ensayos clínicos quiere “aportar con información científica (…) para que existan protocolos que le den mayor estabilidad al sector y mayores aforos para que la música chilena vuelva con fuerza a los escenarios”, explicó Rodrigo Osorio, presidente de la Sociedad de Derecho de Autor (SCD) y vocalista del grupo Sinergia.

A pesar de los bajos casos, aún aplica el toque de queda

Chile atraviesa su mejor momento en relación al control de la pandemia. Sin embargo, desde marzo de 2020 ha sido uno de los países con las restricciones más prolongadas en cuanto a suspensión de clases, cuarentenas por comunas y regiones, fronteras cerradas y aforos muy reducidos. Hoy en día se mantiene además el toque de queda nocturno.

El ensayo contempla un PCR ocho días después a todos los asistentes a la sala, dijo el inmunólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Alejandro Afani, esperanzado de que pueda servir para todo un sector cultural ansioso por recuperar cuanto antes sus escenarios con butacas llenas.

“En este proyecto vemos cómo la ciencia se pone a disposición de la cultura, para apoyar su necesario y seguro retorno”, comentó el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi. “No nos cabe duda de que la música es un elemento vital para el bienestar de las personas y queremos aportar para que esto no solo sea una frase sino una realidad”, agregó.