Dos mujeres asesinan a piloto de transporte extraurbano en Honduras

El piloto de una unidad de transporte extraurbano de Honduras fue asesinado el lunes a balazos por dos mujeres que viajaban como pasajeros en el autobús, en el Caribe de Honduras, informó la Policía Nacional.

La violencia en Honduras deja una media de 13 asesinatos al día. (EFE).
La violencia en Honduras deja una media de 13 asesinatos al día. (EFE).

El hecho se registró en una gasolinera de la ciudad de La Ceiba, en el Caribe de ese país centroamericano, indicó un informe de la Policía hondureña.

El chófer, identificado como Manuel Gómez, fue asesinado por dos mujeres armadas que viajaban como pasajeros en el autobús, que cubre la ruta entre Tegucigalpa y La Ceiba, quienes después se dieron a la fuga, agregó, citando versiones de testigos.

Las fuerzas de seguridad que investigan el crimen no han determinado hasta ahora el móvil del ataque ni la identidad de las agresoras.

Los empleados del transporte en Honduras son víctimas de asaltos y robos con resultado de muerte en algunos casos, y del cobro de extorsiones que hacen pandillas juveniles.

La violencia en Honduras deja una media de trece asesinatos al día, según las autoridades.

Se fugan menores de centro de corrección

 Al menos 13 jóvenes miembros de una banda criminal se fugaron el lunes del centro de corrección de menores Renaciendo, cercano a Tegucigalpa, la capital de Honduras, informó una fuente oficial y medios locales.

La fuga se registró hacia las 06:00 hora local  (12:00 GMT) , pero los guardias se enteraron horas después, según un escueto informe de la Policía.

La Policía hondureña indicó que ha emprendido un amplio operativo para dar con el paradero de los fugados, quienes son miembros de la banda criminal conocida como “Los Chirizos”  que opera en Tegucigalpa.

Según medios locales de prensa, los jóvenes “burlaron”  los dispositivos de seguridad del centro Renaciendo, ubicado unos 30 kilómetros al norte de Tegucigalpa, y saltaron el muro del edificio.

Los tiroteos, motines y decomiso de armas son frecuentes en el centro Renanciendo, al igual que en otras cárceles para menores, donde el pasado 11 de marzo dos jóvenes murieron y otras tres personas, entre ellas un policía, resultaron heridas en un motín.

Según cifras oficiales, ese centro de corrección alberga al menos 152 jóvenes, la mayoría integrantes de la Mara 18, a la que las autoridades atribuyen múltiples crímenes en el país, que registra una media de 13 asesinatos al día. ACAN- EFE