El Chapo Guzmán: la millonaria recompensa que ofrece EE. UU. por el hermano del exlíder del cartel de Sinaloa

Aureliano Guzmán Loera y otras tres personas son acusadas de narcotráfico.

Mientras el Chapo Guzmán guarda prisión por narcotráfico, EE. UU. busca a su hermano. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Mientras el Chapo Guzmán guarda prisión por narcotráfico, EE. UU. busca a su hermano. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Estados Unidos acusó a Aureliano Guzmán Loera, hermano del Chapo, y a los hermanos Salgueiro Nevárez, todos ellos del cártel de Sinaloa, de violar las leyes sobre las drogas y ofreció hasta cinco millones de dólares por información que conduzca a su captura, informó este viernes el Departamento de Estado.

Aureliano Guzmán Loera, hermano del exlíder del cártel de Sinaloa Joaquín El Chapo Guzmán, y los hermanos Ruperto Salgueiro Nevárez, José Salgueiro Nevárez y Heriberto Salgueiro Nevárez están acusados de asociación para distribuir marihuana, cocaína, metanfetamina y fentanilo.

Los cuatro operan en los estados mexicanos de Chihuahua y Sinaloa. En este último nació el cártel y ha sido por mucho tiempo un centro de contrabando de marihuana y amapola en el país.

Una de las acusaciones del Departamento de Justicia versa sobre el tráfico de fentanilo, responsable de más del 63% de las 96 mil 779 muertes por sobredosis de drogas en Estados Unidos entre marzo del 2020 y 2021.

La recompensa de hasta US$5 millones por cada uno entra dentro del Programa de Recompensas por Narcóticos (NRP, en inglés) del Departamento de Estado.

Más de 75 delincuentes transnacionales y narcotraficantes importantes han sido llevados ante la justicia bajo el NRP y el Programa de Recompensas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (TOCRP) desde 1986 y el Departamento de Estado ha pagado más de US$135 millones en recompensas por información que condujo a arrestos.

Entre los principales líderes del cártel de Sinaloa figuran Joaquín El Chapo Guzmán, quien actualmente cumple una condena a cadena perpetua en Estados Unidos, Ismael Mayo Zambada, quien se encuentra prófugo, y los hijos de Guzmán -Joaquín, Ovidio, Iván y Jesús Alfredo-, a quienes se les conoce como Chapitos.

Según la organización Insight Crime, el cártel opera en 17 estados mexicanos y en por lo menos 50 países. Su principal rival es el poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación.