El espeluznante caso del “hombre de familia perfecto” que asesinó a su esposa e hijos y vivió con los cadáveres durante meses

Anthony Todt jura ser inocente, pero está acusado de dar muerte a su esposa Megan, de 42 años, y sus hijos Alek, Tyler y Zoe (de 13, 11 y 4 años, respectivamente).

Anthony Todt, el amoroso padre que asesinó a sus tres hijos y a su esposa. (Foto captura de pantalla Youtube/CBS 17).
Anthony Todt, el amoroso padre que asesinó a sus tres hijos y a su esposa. (Foto captura de pantalla Youtube/CBS 17).

El caso está en el foco de atención de la sociedad estadounidense, especialmente porque ante sus vecinos, Todt era el “hombre de familia perfecto”. Varios medios de EE. UU. han documentado los detalles macabros de los crímenes, mientras él espera la resolución de un juez en septiembre próximo.

El horrendo crimen de la familia ocurrió en una vivienda aledaña a los parques temáticos de The Walt Disney  en Orlando, Florida. La familia era originaria de Connecticut y pasaban una temporada de vacaciones. La policía ha informado que Todt enfrenta cargos de “asesinato premeditado” y uno de crueldad animal por matar también al perro de la familia.

¿Cuáles fueron sus motivos?

 

Entre otros detalles, lo que ha causado conmoción es la probable razón de los crímenes: la terrible situación financiera en la que se hallaba el hombre.

Los Todt estaban desaparecidos al menos desde el 6 de enero del 2020 y sus amigos y familiares habían abierto un grupo de Facebook para buscarlos y compartir información. Eso fue lo que llevó a la policía a investigar su paradero.

Anthony y su esposa eran fisioterapeutas y habían fundado un par de centros de kinesiología que ellos mismos manejaban: Performance Edge Sports LLC y Family Physical Therapy.

La familia estaba sumamente endeudada que según varios medios internacionales, sus hijos no asistían a la escuela sino que eran educados en casa. A ello se sumó que la licencia de ejercicio profesional del fisioterapeuta estaba vencida y tenía una orden de desalojo por pagos retrasados. Todt no ha confesado la razón de los asesinatos, pues jura no recordar nada, se especula que su ahogada situación económica lo llevó a cometer los horrendos crímenes.

Espeluznante

Conforme avanzan los meses y mientras el acusado espera el veredicto de un juez, la cobertura mediática dio con detos como las autopsias, que revelaron la crueldad de los crímenes. Los detectives forenses reconstruyeron los hechos y se han conocido detalles como que el hombre, primero, habría  drogado a su esposa e hijos con antihistamínico, el cual probablemente mezcló con algunos alimentos.

Una vez drogados, los habría sofocado, comenzando con su esposa Megan y luego habría seguido con sus hijos menores, Tyler y Zoe. Se cree que como el hijo mayor, Alek, no habría estado tan dormido, habría peleado por su vida mordiendo y arañando a su padre lo que habría causado que lo apuñalara.

También puede leer “Al parecer lo maté”, niño de siete años asesinado “a cinchazos” por su madre provoca conmoción en Chile

Luego, el hombre volvió para apuñalar a su esposa y a Tyler, para asegurarse de que estuvieran muertos. Las autopsias detectaron cantidades tóxicas del antihistamínico en sus sistemas. En la pequeña Zoe no se encontraron rastros de puñaladas. El cuerpo de Megan había sido apuñalado dos veces en la parte superior del abdomen. El cadáver estaba en estado de putrefacción.

Vivió con los cadáveres

Las autoridades creen que los crímenes ocurrieron a finales del 2019 y que el 29 de diciembre de ese año, agentes federales respondieron al llamado de un familiar del detenido a quien le habían dicho que toda la familia estaba con gripe, pero tenía dos días sin saber de ellos. Fue hasta el 9 de enero que los agentes federales contactaron a la policía de la localidad para pedir refuerzos en la investigación. Los vecinos también habían llamado a las autoridades porque en las últimas semanas no habían visto a los menores.

Luego de meses de que nadie supiera de la familia, el 13 de enero del 2020, la policía irrumpió en la vivienda y halló los cuerpos: la esposa y los tres menores habían sido drogados y apuñalados.

Actualmente Anthony Todt espera su juicio el cual ha sido pactado para el 27 de septiembre en la cárcel de Osceola, conducido por el juez Keith Carsten.