Internacional

Fiscalía salvadoreña pide US$500 mil de fianza a exprimera dama

La Fiscalía pidió este lunes a la Justicia salvadoreña que imponga una fianza de US$500 mil a la exprimera dama Ana Ligia de Saca, acusada de blanqueo y agrupaciones ilícitas, como requisito para que afronte una investigación judicial en libertad..

Por San Salvador/EFE

Ana Ligia de Saca (centro de beige), durante la audiencia judicial que enfrentó este lunes. LPG
Ana Ligia de Saca (centro de beige), durante la audiencia judicial que enfrentó este lunes. LPG

"La Fiscalía en su requerimiento (acusación) solicitó una fianza" sin detallar el monto, pero "ahora, de manera verbal, pide medio millón de dólares, sin ninguna justificación", dijo a la prensa Miguel Ángel Flores, defensor de la esposa del expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009), durante un receso de la audiencia inicial.

Un portavoz de la Fiscalía aseguró a Acan-Efe que Ana Ligia de Saca es procesada por el dinero que "movió por sus cuentas" y que forman parte de los US$246 millones que se supone su esposo extrajo del presupuesto de la Presidencia y por lo que guarda prisión y tiene embargados sus bienes.

La esposa del expresidente Saca (2004-2009) afronta la audiencia inicial, junto a otras 16 personas, por supuestamente formar parte de la "red de lavado" de dinero público que terminó en las empresas del exmandatario.

La Fiscalía ha pedido una fianza para que la exprimera dama y otros dos imputados afronten en libertad la investigación, por su estado de salud y edad, y solicitado la prisión preventiva para los otros 14.

  • US$246 millones se estima que extrajo del presupuesto de la Presidencia de El Salvador el expresidente Ellías Antonio Saca, parte de los cualesse movieron a través de cuentas de su esposa. 

El fiscal general, Douglas Meléndez, aseguró a mediados de noviembre de 2016 que la esposa de Saca movió un millón de dólares de una cuenta a su nombre en un banco de Dubái, transacción que puede tener relación con la malversación atribuida al exmandatario.

No es la primera vez que la esposa de Saca es relacionada con este proceso, ya que, según la Fiscalía, el expresidente utilizó más de US$13 mil 300 de fondos estatales para pagar las deudas de su cónyuge.

Saca y sus exsecretarios privado, de Comunicaciones y de Juventud, Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, se encuentran en prisión provisional en la cárcel de La Esperanza, al norte de San Salvador.

A ellos se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera, "colaboradores directos" del exmandatario Saca y quienes aún eran empleados de la Presidencia, ahora procesados por los cargos de peculado, agrupaciones ilícitas y lavado de dinero.

Para el fiscal Meléndez, estas personas tenían una estructura dentro de la Presidencia que movió 246 millones de dólares a catorce cuentas personales de Charlaix, Rodríguez y Gómez, de las que posteriormente retiraron 116 millones de dólares "en efectivo" y, de ellos, lavaron 6 millones.

El expresidente Saca llegó al Gobierno bajo la bandera del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), de donde fue expulsado en 2010.



Ana Ligia de Saca (i) es procesada por los delitos de lavado de dinero y trama de corrupción. LPG
Ana Ligia de Saca (i) es procesada por los delitos de lavado de dinero y trama de corrupción. LPG


El partido Arena también está salpicado por este caso, porque, según la Fiscalía, recibió un cheque por 400.000 dólares de los fondos supuestamente malversados.

"Salud delicada"

“Lo más importante en esta audiencia es la discusión de la medida cautelar, la forma en la que la ex primera dama va a estar sometida al proceso”, dijo el defensor Miguel Ángel Flores al llegar a los tribunales junto a la acusada, que se negó a dar declaraciones a la prensa.

La defensa de la exfuncionaria ha pedido al Juzgado Séptimo de Paz que ésta afronte el proceso en libertad porque su salud está en “una situación bastante delicada”  y es “incompatible”  con el arresto preventivo.

Flores aseguró que la medida es respaldada por la Fiscalía y que para permanecer en libertad la procesada deberá pagar la fianza.

Añadió que la acusación contra la ex primera dama “tiene muchos vacíos y existen sanciones procesales o nulidades que vamos a discutir en su momento”.