Hombre hiere de bala a un sacerdote ortodoxo en Francia, un sospechoso fue detenido

La víctima, atacada cuando cerraba su iglesia, se encuentra en estado grave.

Publicado el
Personal de emergencias y seguridad examinan la escena donde un sacerdote ortodoxo fue atacado en Lyon, Francia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Personal de emergencias y seguridad examinan la escena donde un sacerdote ortodoxo fue atacado en Lyon, Francia. (Foto Prensa Libre: AFP)

Un sacerdote ortodoxo de nacionalidad griega fue tiroteado con una escopeta de cañones recortados este sábado en Lyon, Francia, hacia las 16 horas locales, el presunto autor se dio a la fuga y tiempo después fue detenido, indicó a la AFP el fiscal de la ciudad, Nicolas Jacquet.

El sacerdote estaba cerrando su iglesia, precisó una fuente policial, que añadió que se encuentra en estado grave.

“Un suceso se está produciendo cerca del sector de Jean-Macé, en el distrito VII de Lyon”, indicó en Twitter el Ministerio del Interior.

“Las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencias están ahí”. “Evitad la zona y seguid las consignas de las autoridades”, añadió el Ministerio.

Jacquet señaló que una persona fue detenida tras la agresión a balazos contra el sacerdote ortodoxo en la ciudad francesa de Lyon, quien precisó de todas formas que el sospechoso “no portaba ningún arma” cuando fue arrestado.

Este ataque se produce solo tres días después del atentado en la basílica de Notre-Dame de Niza, donde un joven yihadista armado con un cuchillo asesinó a tres personas.

El gobierno francés permitió que los lugares de culto se mantengan abiertos hasta el lunes para celebrar el día de Todos los Santos, antes de volver a cerrar por el nuevo confinamiento para frenar el covid-19.

Tras el ataque en Niza, el ejecutivo elevó al nivel máximo la alerta antiterrorista y aumento de 3 mil a 7 mil los soldados desplegados en el país para proteger las escuelas y los lugares de culto.

Estos militares se verán apoyados por los 7 mil miembros de las fuerzas de seguridad, la mitad de ellos policías reservistas, que a partir del lunes se encontrarán a disposición de los prefectos -delegados del gobierno- para garantizar la seguridad.