Honduras anuncia creación de unidad fiscal anticorrupción

Honduras y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH) de la OEA en ese país anunciaron el viernes la creación de una unidad fiscal especial anticorrupción.

Archivado en:

HondurasOEA
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (a la izq.), saluda al secretario general de la OEA, Almagro, durante una reciente reunión para promover la transparencia en el país. (Foto Hemeroteca PL).
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (a la izq.), saluda al secretario general de la OEA, Almagro, durante una reciente reunión para promover la transparencia en el país. (Foto Hemeroteca PL).

El anuncio lo hizo el viernes el portavoz de la MACCIH, Juan Jiménez, en una conferencia de prensa, acompañado del fiscal general de Honduras, Óscar Chinchilla, aunque no precisaron la fecha de creación de la nueva Unidad Fiscal Especial Contra la Corrupción de la Impunidad.

La fiscalía es producto del Protocolo de Colaboración Conjunta para Investigaciones Anticorrupción en el país centroamericano suscrito en enero pasado, en Tegucigalpa, por el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro y Chinchilla.

El protocolo firmado por Almagro y Chinchilla tiene como objetivo desarrollar un mecanismo de cooperación que permita a ambos organismos un proceso efectivo de labor conjunta y coordinada que propicie la investigación imparcial, el procesamiento y la aplicación de la justicia a los corruptos.

Según un comunicado de la misión de la OEA, la nueva iniciativa establece que la Fiscalía hondureña y la MACCIH, en consenso, seleccionarán a fiscales, agentes de investigación, analistas criminales, auditores forenses, especialistas informáticos y personal de apoyo que integrarán la nueva unidad.

Además estará adscrita a la Fiscalía hondureña para que “por su medio se desarrolle una labor conjunta y coordinada, que propicie la investigación imparcial, el procesamiento, la aplicación de la justicia y el castigo a los responsables de los delitos de corrupción y se ha determinado un riguroso proceso de certificación, selección y nombramiento”, añade.

El proceso de selección del personal de la unidad fiscal se desarrollará en cinco etapas: inscripción, admisión de carpetas, evaluación, selección y nombramiento, según la información.

Dos representantes de la Fiscalía hondureña, dos más de la misión de la OEA y un representante de sociedad civil vigilarán el proceso de selección y darán “transparencia”, y se integrará un comité de certificación como órgano encargado de elaborar el listado de los candidatos que superen las primeras tres etapas del procedimiento.

Las lista de candidatos deberá ser remitida al fiscal general hondureño y al portavoz de la MACCIH para que en consenso se inicie la selección del personal certificado, señala el documento.

La misión de la OEA, creada en principio para un período de cuatro años, inició operaciones en Honduras en abril pasado y su objetivo es combatir la corrupción en el país centroamericano.