Internacional

Congreso de Perú aprueba debatir destitución Kuczynski por caso Odebrecht

El Congreso de Perú aprobó el viernes debatir el 21 de diciembre el pedido de destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski, al presuntamente ocultar pagos de la empresa Odebrecht a una de sus empresas cuando era ministro.  

Por EFE / Perú

Pedro Pablo Kuczynski -centro-, presidente peruano, pedirá a las autoridades judiciales que le levanten el secreto bancario tras las acusaciones sobornos. (Foto Prensa Libre: EFE)
Pedro Pablo Kuczynski -centro-, presidente peruano, pedirá a las autoridades judiciales que le levanten el secreto bancario tras las acusaciones sobornos. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Parlamento, dominado ampliamente por la oposición, en la que el fujimorismo es mayoría absoluta, aceptó la moción de vacancia (destitución) de Kuczynski presentada por el Frente Amplio de izquierdas por 93 votos a favor, frente a 17 votos en contra.

Los promotores de la destitución defendieron que Kuczynski está desacreditado para continuar gobernando por "faltar a la verdad" al negar en repetidas ocasiones cualquier nexo con Odebrecht, compañía que esta semana reveló haber pagado más de US$782 mil en consultorías entre 2004 y 2007 a Westield Capital, empresa de Kuczynski. 

La decisión fue anunciada este viernes por el presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta, quien declaró a los periodistas que la admisión de la moción de vacancia deberá primero ser debatida y votada para llegar a la instancia definitiva de la próxima semana.

La aprobación del trámite de la moción es casi un hecho, ya que requiere del apoyo del 40% de los 130 congresistas y la bancada fujimorista del partido Fuerza Popular, que ocupa 71 escaños, ha sido una de las que la ha promovido.

"Quiero dejar en claro que estos acuerdos han sido tomados por unanimidad de todos los portavoces (de los partidos)", enfatizó Galarreta antes de afirmar que el procedimiento que debe seguir la moción "no es una situación ni agradable ni satisfactoria para nadie en el parlamento ni en el país".

"Esta situación es lamentable y mientras más tiempo pase complica al país en general", señaló el presidente del Congreso al justificar la celeridad con que se están aplicando los procedimientos.

Si la moción cuenta con la aprobación del 40% de los congresistas, el parlamento establecerá la fecha del debate de fondo que, según precisó Galarreta, "no puede ser antes del tercer día (laborable) ni después del décimo".

US$29 millones dio Odebrecht a Perú en sobornos

"Por lo tanto sería el jueves el debate y votación de la moción de vacancia", remarcó.

El legislador aseguró que "todo está llevándose absolutamente dentro del marco constitucional del debido proceso y respeto del derecho a la defensa", por lo que el presidente Kuczynski será convocado para que ejerza su derecho a la defensa.

El pedido de destitución del jefe de Estado fue enviado este viernes al Congreso por un grupo de legisladores de distintas bancadas, que pidieron que se declare la "permanente incapacidad moral" del mandatario y su salida del cargo.

Entre los fundamentos presentados por los legisladores están las declaraciones escritas presentadas por Kuczynski a la comisión parlamentaria, que investiga el caso Lava Jato, en las que negó haber recibido dinero de Odebrecht.

No obstante, la comisión presidida por la fujimorista Rosa Bartra recibió documentación de Odebrecht en la que se reportó los depósitos hechos por esta compañía a la firma Westfield Capital, propiedad de Kuczynski, entre 2004 y 2007 por asesorías.

La constructora brasileña Odebrecht pagó más de US$782 mil a Westfield Capital por asesorías hechas entre 2004 y 2007, según un documento de la compañía remitido a la comisión parlamentaria.

En esos años, el mandatario formaba parte del gabinete del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), actualmente con orden de detención preventiva por presuntamente haber cobrado un soborno de US$20 millones de Odebrecht por la construcción de la carretera Interocéanica sur.

Kuczynski pidió el jueves a las autoridades judiciales de su país que le levanten el secreto bancario y rechazó las acusaciones de que una de sus empresas recibió pagos de Odebrecht.

El gobernante también dijo que no se va "a dejar amedrentar" ante las advertencias de la oposición política, liderada por el fujimorismo, de que lo destituirá del cargo.

"No voy a abdicar, ni a mi honor, ni a mis valores, ni responsabilidades como presidente de todos los peruanos, invito a todos los actores políticos a hacer lo mismo, nos costó mucho recuperar esta democracia, no la volvamos a perder", sostuvo.