Denuncian presunta filtración de narcos en Senado mexicano

El Senado mexicano presentó una denuncia judicial sobre la presunta filtración de integrantes del cartel de drogas los Caballeros Templarios en una reunión entre legisladores y manifestantes que se llevó a cabo en el recinto legislativo en octubre, informó en un comunicado.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Mesa Directiva del Senado “presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) sobre la presencia de presuntos integrantes de grupos de delincuencia organizada en el recinto legislativo, el pasado 17 de octubre”, indicó el Senado. Con la denuncia, “se pretende que se esclarezcan los hechos y se deslinden responsabilidades”, añadió.

El 17 de octubre, unos integrantes de la Comisión de Seguridad y otros legisladores recibieron a unos manifestantes que estaban fuera del Senado y que se identificaron como integrantes de organizaciones que luchan por la seguridad del estado de Michoacán (oeste), donde surgieron y operan los Caballeros Templarios, enfrentados con el cartel de la Familia, y otros.

Pero entre los manifestantes de las organizaciones Michoacán Paz y Dignidad y Por la Defensa y la Paz de Apatzingán supuestamente había integrantes de los Caballeros Templarios, denunció a una agencia de noticias estatal la senadora por el Partido Acción Nacional (PAN, conservador) y excandidata a la gubernatura de Michoacán Luisa María Calderón.

“Recibimos a los Caballeros Templarios en el Senado“, denunció la senadora, hermana del expresidente Felipe Calderón, quien militarizó la estrategia antidrogas.

En unas declaraciones posteriores, la senadora aclaró que cuando fueron instruidos por la Mesa Directiva para recibir a los manifestantes, pidió al senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el poder) Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad, no recibirlos.

“Yo le dije: ‘te pido que no los recibamos'”, dijo Calderón, quien dejó entrever que esas personas presuntamente entraron con la anuencia de alguna autoridad del Senado aún sabiendo su supuesta pertenencia al cartel de drogas. “Alguien los metió”, aseguró la senadora.

Fayad ha dicho en varias entrevistas que no conoce a ninguno de los manifestantes que recibió. “Lo único que pedían era restablecer el Estado de Derecho en Michoacán”, pidiendo a la senadora Luis María Calderón aclarar sus declaraciones.

Michoacán, con costas en el océano Pacífico, es uno de los escenarios más sangrientos de la violencia que ha generado las pugnas entre narcotraficantes y los operativos, con un saldo de más de 77 mil muertos desde el inicio del gobierno de Felipe Calderón, en diciembre de 2006, según las cifras oficiales.