Muerte de salvadoreña en México se suma a los abusos cometidos por la Policía en varios países

Abusos de parte de la Policía contra hombres, mujeres e incluso niños, siguen desatando críticas contra los uniformados.

Momento del abuso policial contra Victoria Esperanza Salazar Arriaza, originaria de El Salvador.
Momento del abuso policial contra Victoria Esperanza Salazar Arriaza, originaria de El Salvador.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Quintana Roo, México, informó que se ejerció acción penal contra los cuatro policías que detuvieron a Victoria Esperanza Salazar Arriaza, originaria de El Salvador.

La mujer murió tras ser sometida por ellos -los policías- supuestamente por alterar el orden público.

“Esta madrugada el fiscal del Ministerio Público que conoce del caso ejerció la acción penal en contra de los cuatro policías municipales, una mujer y tres hombres, por su probable participación en hechos señalados por la ley como feminicidio y en las próximas horas serán ingresados al centro de detención correspondiente y a disposición de un juez de control”, indicó Óscar Montes de Oca, fiscal general del estado.

El funcionario informó que peritos concluyeron que Victoria Esperanza resultó con una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que provocó su muerte, informó Milenio.com.

“Las lesiones referidas son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”, aseguró.

Óscar Montes de Oca reconoció que la técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado “se realizó de manera desproporcionada, inmoderada, y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, lo que ocasionó una desaceleración con la rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la ley nacional sobre el uso de la fuerza”.

De acuerdo con información proporcionada a Milenio, la mujer tenía 36 años y dejó huérfanas a dos hijas, además se informó que contaba con visa humanitaria para residir en México.

Al respecto, la canciller de El Salvador, Alexandra Hill Tinoco, informó que ya está en contacto con autoridades mexicanas ​a través de la Embajada en México.

La Fiscalía estatal aseguró que no habrá impunidad para quienes participaron en el deceso de la víctima y se actuará con todo la fuerza de la ley para llevar ante tribunales a quienes sean imputados por estos hechos y que lastiman a las instituciones y a la sociedad.

Por su parte, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres se pronunció ante lo ocurrido en este municipio y pidió que se castigue a los responsables.

Otros abusos que han dejado víctimas

El 22 de enero 2021, el latino José Albert Lizárraga García murió de un paro cardíaco durante un forcejeo con la Policía de California.

De acuerdo con una grabación publicada recientemente, varios policías sometieron al hispano colocándole las rodillas en la espalda mientras este yacía en el suelo.

“No puedo respirar”, se queja varias veces Lizárraga, de 41 años, quien murió por un paro cardíaco en el lugar, según los reportes médicos.

La muerte del hispano Ramón Timothy López, de 28 años, bajo custodia policial causó consternación en Phoenix, Arizona, donde sectores critican el uso de la fuerza por parte de los agentes.

Agosto 2020

El caso ocurrió el 4 de agosto 2020, pero las autoridades divulgaron luego los videos corporales de los agentes, en los que se observa como López permaneció durante seis minutos sobre el asfalto caliente sometido por los policías.

Las grabaciones muestran como el hispano, señalado de haber robado un refresco en una tienda local, fue neutralizado sobre el asfalto caliente, lo que le habría provocado quemaduras, pues Arizona es azotado por una ola de calor, con temperaturas que superan los 100 grados Fahrenheit.

 

Maltratan a niña

El 1 de febrero 2021, un vídeo en el que policías esposan a una niña de 9 años y la rocían con gas pimienta en Rochester, en el noreste de Estados Unidos, suscitó una ola de indignación ante los métodos utilizados por las fuerzas de seguridad en el país.

La policía de esa localidad del estado de Nueva York justificó su actuación alegando que la niña, cuya identidad no ha sido revelada, sufría una crisis mental y amenazaba con matar a su madre y suicidarse.

Los agentes que acudieron al lugar de los hechos el viernes reaccionaron esposando a la niña y, al no lograr meterla en un coche de patrulla, usaron gas pimienta, según vídeos de las cámaras que los policías llevan en el traje, publicados el domingo por las fuerzas del orden.

Aseguran que tuvieron que actuar así para garantizar la seguridad de la niña.

Las imágenes del maltrato a la menor de 9 años quedaron grabadas en las cámaras de la policía de Rochester. (Foto Prensa Libre: Captura / KHOU-11 / CBS / Youtube).

En Guatemala

El 3 de marzo del 2021, tres agentes de la Policía Municipal de Tránsito de Antigua Guatemala fueron ligados a proceso por el delito de homicidio, en el caso de la muerte de Luis Armando Solórzano Subuyuj.

El Ministerio Público informó que los agentes Juan Carlos Tomas López, Ángel Gustavo Jiménez Pineda y Guillermo Salomón Noj Lara recibieron una medida sustitutiva de Q25 mil cada uno, mientras se lleva a cabo la investigación.

El caso se registró el domingo 28 de febrero entre la 3a y 4a avenida Norte de la Ciudad Colonial, donde Solórzano Subuyuj caminaba sin ropa por la calle y fue interceptado por uno de los agentes, quien luego recibió apoyo de otros dos.

Usuarios de redes sociales compartieron videos en los que señalaron que los uniformados habrían utilizado fuerza excesiva para retener a Solórzano Subuyuj, quien murió cuando era sometido.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses informó que la causa de muerte del hombre fue trauma cerrado de tórax. Durante la necropsia determinaron que la víctima tenía lesiones de tipo contundente en todo el cuerpo, cabeza y tórax predominantemente.

Bomberos Voluntarios acudieron a la 3a y 4a avenida Norte de Antigua Guatemala, donde fueron requeridos para auxiliar a Luis Solórzano Subuyuj, pero ya había muerto. (Foto Prensa Libre: Bomberos Voluntarios)