Policía peruano fue a comprar repuestos y días más tarde encuentran su cadáver con impactos de bala

El suboficial de la Policía peruana salió junto a otro agente, pero en el camino decidió ir a hacer otras diligencias y ya no volvió.

Publicado el
Cristher Palomino, un suboficial de la Policía de Perú, fue localizado sin vida este 14 de abril con cinco heridas de bala cerca de una base policial de Perú. (Foto Prensa Libre: GEC)
Cristher Palomino, un suboficial de la Policía de Perú, fue localizado sin vida este 14 de abril con cinco heridas de bala cerca de una base policial de Perú. (Foto Prensa Libre: GEC)

Cristher Palomino, un suboficial de la Policía de Perú, fue localizado sin vida este 14 de abril con cinco heridas de bala cerca de una base policial ubicada en la zona de La Pampa, en la región de Madre de Dios, Perú.

Según el reporte de medios peruanos, el hallazgo se hizo cerca del kilómetro 108 de la carretera Interoceánica, en la zona de La Pampa, del distrito de Inambari, provincia de Tambopata.

La información detalla que Palomino pertenecía a la División Contraminas (Divcomin) de la Policía Nacional y prestaba servicios de control en el destacamento de la base Mega 12 del Plan Mercurio en la zona de La Pampa.

Diario El Comercio tuvo acceso al documento policial en el que se detalla que el domingo pasado, Cristher Palomino y su colega, Jordán Marcu Sudario, solicitaron autorización a sus superiores para ir al km 108 de la ruta Interoceánica para comprar alimentos y repuestos para un generador eléctrico de la base Mega 12, donde prestaban servicio.

Luego de eso, ambos agentes se desplazaron a la base ECO de la Policía, ubicada en el kilómetro 108, donde pernoctaron.

El 12 de abril, se trasladaron en un vehículo policial a la ciudad de Puerto Maldonado, pero no encontraron los repuestos que estaban buscando, por lo que ambos agentes decidieron regresar a la base por sus propios medios.

El documento refiere que Palomino le dijo a Marcu que iba a bajarse en el km 108 de esa ruta, porque aprovecharía a realizar unas diligencias personales y que llegará más tarde, pero ya no llegó.

Este miércoles, los compañeros del agente salieron a buscar a su colega y lo ubicaron muerto a unos mil 500 metros de la base ECO.

Según el reporte, la víctima tenía cinco heridas de bala y su cuerpo estaba dentro de una bolsa.

La hipótesis detalla que Palomino fue visto en la discoteca Tokio, cercana al lugar, pero fue sacado de allí por un grupo de agentes de seguridad de unos mineros que operan ilegalmente en la zona.

Se cree que fuero esto hombres, denominados Guardianes de la Trocha, los que asesinaron al agente y luego fueron a tirar el cuerpo cerca de la estación policial.