Renuncia, relación sentimental y un exorcismo: la polémica que rodea a un obispo de España que dejó el cargo tras “enamorarse”

Novell presentó su renuncia sin dar mayores detalles lo que puso en alerta a las autoridades de la iglesia, quienes plantean una hipótesis relacionada con exorcismos.

Publicado el
Xavier Novell
El obispo de España, Xavier Novell, ha provocado polémica luego de dejar el cargo por tener una relación sentimental. (Foto Prensa Libre: ElConvidatTV3 / YouTube)

Xavier Novell era un obispo español que dejó el cargo el pasado 23 de agosto, argumentando que sus motivos para irse de la iglesia eran totalmente personales.

Semanas más tarde, varias fuentes allegadas al obispo aseguraron que la verdadera razón por la que ya no continuaría con su misión dentro de la iglesia, era porque había iniciado una relación romántica con Silvia Caballol, una escritora y psicóloga nacida en Súria, en el Bages, en 1983.

Sin embargo, según medios españoles,  tras estos incidentes, las autoridades eclesiásticas decidieron investigar más sobre la situación y plantearon la hipótesis de que no se trata de un caso de celibato sino de “infestación”, es decir de posesión demoníaca.

¿Cómo se sostiene esta hipótesis? Varios religiosos de la iglesia catalana sostienen que la escritora Caballol también se dedica a escribir novelas satánicas. De hecho sostienen que su última novela llamada “El infierno en la lujuria de Gabriel”, narra la historia de un hombre que parece poseído y que conoce una psicológica.

Además sostienen que Novell era un gran entusiasta de los exorcismos. De hecho, en 2015, el Obispado de Solsona instituyó el Servicio Diocesano para la “liberación espiritual” 4el cual recayó directamente sobre el obispo Novell.

Son embargo, los religiosos piensan que ahora pueda que se haya revertido estas percepción de Novell sobre el apoyo al exorcismo y esto pudo ser provocado por su relación con la escritora Caballol.

Novell ha ido detrás del demonio más de una vez y hay curas que defienden que practicar exorcismos y acercarse se puede acabar “contaminante” a quien lo hace

Lo que alarma aún más al obispado es que Novell, a pesar de ser creyente y defender la eficacia de los exorcismos a toda costa, no quiere someterse a uno.

Esta actitud preocupa fuertemente a la iglesia y aseguran que se debe a que “el maligno” ya se encuentra dentro de él.

La sensación general en la iglesia catalana es que el obispo está “desequilibrado” y que “su salud mental deja mucho que desear”.