Reproducción de tapires en peligro de extinción

“Maya” y “Carburito”, dos tapires nacidos en cautiverio en el Zoológico Nacional de Nicaragua comen frutos en su corral, pero en unos meses estos animales en peligro de extinción serán liberados en la selva en un plan para promover su reproducción

Publicado el
El Dr. Eduardo Sacasa menciona  eñ tapir es el animal más frágil que hay ahora en Nicaragua y en el mundo . (Foto Prensa Libre:  AFP)
El Dr. Eduardo Sacasa menciona eñ tapir es el animal más frágil que hay ahora en Nicaragua y en el mundo . (Foto Prensa Libre: AFP)

MASAYA- “Los vamos a liberar para que se reproduzcan y dar seguimiento a su rango de distribución geográfica y adaptación, si sobreviven o no”, explica a la AFP Eduardo Sacasa, veterinario jefe del Zoológico Nacional, entidad a cargo del proyecto.

Los jóvenes tapires, nacidos hace dos años en el zoológico ubicado en Masaya, al sur de Managua, serán rastreados gracias a collares que les fueron colgados con un sistema de telemetría satelital.

“El tapir es el animal más frágil que hay ahora en Nicaragua y en el mundo, debido a que su índice reproductivo es largo -una preñez de 400 días- y se están extinguiendo”, entre otras causas, por la cacería y la tala de bosques, dice Sacasa.

“Maya” y “Carburito” serán llevados en el primer trimestre de 2014 en un helicóptero del ejército al refugio silvestre de Kahka Creek, de 650 hectáreas, que está situado dentro de la gran reserva forestal de Wawashang, en la Región Autónoma del Atlántico Sur de Nicaragua.

Sacasa cuenta que se escogió ese lugar, muy remoto, “porque ahí hay muchos finqueros dispuesto a colaborar” con la iniciativa del zoológico, que inició hace cuatro años con el objetivo de “salvar a los tapires de Nicaragua”. Se estima que la población de tapires bajó en los últimos años de 2.000 a 500 individuos.

“También vamos a capturar tapires de la vida silvestre (de la reserva) para ponerles collares”, agrega el experto.

La investigación impulsada por el Zoológico Nacional cuenta con el apoyo del especialista de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos), Christopher Jordan, que ha colaborado con materiales y con la difusión del proyecto.

El plan está respaldado, entre otros, por el ministerio del Ambiente, el Batallón Ecológico del Ejército, la policía y la ONG Fundación para la Autonomía y el Desarrollo de la Costa Atlántica de Nicaragua.

Como parte de la iniciativa, se instalaron unas 65 cámaras a lo largo de Wawashang y otras reservas en el Caribe que han permitido observar no solo a los tapires, sino a otras especies, como osos hormigueros gigantes que se creían extinguidos, destaca Sacasa.

Los tapires son mamíferos perisodáctilos que pueden llegar a medir hasta dos metros de largo, alcanzar un peso de 300 kilos y vivir 18 años. Con nariz en forma de pequeña trompa, se caracterizan por tener pezuñas fuertes, similares a las de los caballos y rinocerontes.

Estos dóciles animales son conocidos también como “jardineros del bosque”, debido a su contribución en la dispersión de las semillas de plantas, arbustos y árboles.

Para poder liberar a Maya y Carburito, el zoológico necesita cercar el refugio con mallas, un tarea que requiere 10.000 dólares, los cuales espera recaudar con una campaña que inició esta semana en las redes sociales.

En Nicaragua, Honduras y Costa Rica los tapires son conocidos con el nombre de “danto” o “danta” y su amenaza de extinción es atribuida a la caza para el consumo humano, dijo a la AFP el presidente de la fundación de protección de animales “Amarte” , Enrique Rimbaud.

Según Rimbaud, en la Costa Atlántica nicarag ense, donde rige un régimen de autonomía por su composición multiétnica, las autoridades permiten cazar un máximo de cuatro “dantos” al año por comunidad, lo que dificulta la sobrevivencia de estos animales.