Opositor Macri es el ganador de comicios argentinos; Scioli lo felicita

El líder del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri, ganó este domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina y se convertirá en el nuevo presidente del país.

Publicado el

Con casi todas las mesas escrutadas, Mauricio Macri obtenía un 51.86%, contra 48.14% de Macri.

El candidato oficialista Daniel Scioli aceptó la derrota y felicitó a Macri, a la vez que le deseó un buen gobierno.

En la primera vuelta, el 25 de octubre, Scioli, un moderado apoyado por la peronista de centroizquierda Fernández, obtuvo 37% de los votos frente a Macri  (34.1%).

“Es un día histórico, es un cambio de época que va a ser maravilloso”, dijo Macri exultante al agregar que no se pueden detener “en revanchas o ajustes de cuentas”.

Macri y su viento a favor

Los sondeos previos vaticinaron un triunfo de Macri en balotaje, aunque mostraron que los indecisos superaban el 11% en este país de 40 millones de habitantes.

“Estamos felices de haber participado de una jornada histórica como esta. Argentina no será igual”, indicó Ernesto Sanz, líder del radicalismo, en medio de la fiesta en el búnker de Macri.


Si gana Macri  (56 años), será la primera vez que un líder de derecha llega al poder por las urnas en elecciones libres, sin una dictadura que lo sostenga, ni fraudes o candidatos proscriptos.

En su vida democrática Argentina alternó en el poder al Partido Justicialista  (PJ, peronista) o la Unión Cívica Radical  (UCR, socialdemócrata) .

Scioli  (58 años) es un excampeón mundial de motonáutica e hijo de un comerciante que urdió una alianza táctica con Fernández, pero sin su estilo confrontativo ni radical.

Claroscuros

“Nunca hubo 12 años con la estabilidad económica y social que ofrecieron estos gobiernos”, se defendió Fernández tras sufragar en Río Gallegos, 2 mil 500 km al sur de Buenos Aires, en la provincia de Santa Cruz que su esposo gobernó por tres periodos.

El gobierno saliente deja una economía con señales de débil crecimiento, de 2.2% en el primer semestre, una inflación superior al 20% y menguadas reservas en el Banco Central.

El consumo se sostiene con programas de incentivos y ajustes de salarios en negociaciones libres sindicatos-empresas  (paritarias).

Los Kirchner reestatizaron empresas de servicios y nacionalizaron la del petróleo. Arreglaron el 93% de la deuda en default desde 2001.

Pero el 7% de acreedores, los fondos especulativos  (buitres), le plantean un duro litigio en Nueva York.

En 12 años se crearon cinco millones de empleos, se alentó la ciencia y la tecnología y millones de personas gozan de subsidios y jubilaciones especiales.

“El futuro va a ser el que quieran los argentinos, con memoria y con la certeza de que nada es para siempre y que hay que cuidarlo”, dijo la mandataria.

 ¿Cambio?

Macri, defensor de la libre empresa e ingeniero de profesión, capitaliza el voto de rechazo al kirchnerismo y su fuerza electoral descansa en las grandes ciudades del centro del país.

En la primera vuelta venció al peronismo en su reducto histórico de la provincia de Buenos Aires  (centro-este), donde Scioli gobierna desde 2007.

Scioli nació a la política al amparo del expresidente peronista de derecha Carlos Menem  (1989-1999), aunque luego viró y fue vicepresidente de Néstor Kirchner.

En su campaña se mostró conciliador hasta la primera vuelta, pero agresivo de cara al balotaje.

Perdió su brazo derecho en un accidente con su lancha en plena competición, vive con la exmodelo Karina Rabolini, juega con pasión al futbol sala y tiene una hija de una relación anterior.